domingo 02 de octubre del 2022
DESTACADA 25-12-2021 11:47

Tras ser acusado de abuso, James Franco admitió su culpa y dijo que es adicto al sexo: "Nunca es suficiente"

El actor habló abiertamente de las acusaciones de abuso y acoso que salieron a la luz en 2018, y reconoció haberse acostado con sus estudiantes. Los videos.

James Franco admitió haber utilizado su fama "como un señuelo", haberse acostado con estudiantes de su desaparecida escuela de interpretación Studio 4 y estar "completamente ciego" tanto a las "dinámicas de poder" como a los "sentimientos de la gente", en su primera entrevista en profundidad sobre las acusaciones de conducta sexual inapropiada contra él, que salieron a la luz en 2018.

Los comentarios de Franco se produjeron en una entrega del programa The Jess Cagle Show de SiriusXM desvelada el miércoles, en la que explicó su comportamiento como una extensión de la adicción con la que había luchado desde la adolescencia. Aunque consiguió controlar su adicción al alcohol a los 17 años, dijo que más tarde "llenaría ese agujero" que aún existía en su interior a través de otros medios, volcando también sus tendencias adictivas en su trabajo.

"A lo largo del camino de tratar de conseguir el éxito y escalar la cima de esa montaña, la atención de las mujeres, el éxito con las mujeres también se convirtió en una enorme fuente de validación para mí", dijo Franco al presentador Jess Cagle. "El problema con eso es... como cualquier tipo de droga o cualquier cosa, nunca hay suficiente. Era interminable".

La "parte insidiosa" de todo esto, desde su perspectiva, fue que incluso mientras caía en la adicción al sexo, se mantenía sobrio del alcohol, yendo constantemente a las reuniones de AA e incluso tratando de apadrinar a otras personas. "Así que en mi cabeza era como, 'Oh, estoy sobrio. Estoy viviendo una vida espiritual'", dijo, "mientras que por otro lado estoy actuando en todas estas otras formas, y no podía verlo"

Cuando Cagle presionó a Franco sobre la demanda que rodea su conducta en Studio 4, que alega que utilizó la escuela "para crear un conducto de mujeres jóvenes que serían sometidas a su explotación sexual personal y profesional", sostuvo que nunca tuvo un "plan maestro" para utilizar la escuela con ese fin. Añadió que "no estaba lúcido" durante el tiempo en que se acostaba con las alumnas y se justificó a sí mismo como un comportamiento correcto, dado que era "consentido".

Franco dijo que "una de las cosas más estúpidas" que hizo mientras estaba en la escuela fue nombrar una de sus clases "Escenas de sexo". Señaló que nunca buscó enseñar a los estudiantes "cómo hacer escenas de sexo" a través de esta clase, "ni nada por el estilo", dándole ese nombre sólo para ser provocativo. "Debería haberse llamado 'Romance Contemporáneo' o algo así", dijo Franco. "Era una clase en la que se hacían escenas sobre romances... lo que pasan como jóvenes -así, conocer gente en las aplicaciones de citas, o rupturas, o simplemente una mala cita, cosas así-".

Sobre por qué habla ahora de las acusaciones, dijo que "no parecía el momento adecuado para decir nada" cuando llegaron a un punto crítico en 2018. "Había gente que estaba molesta conmigo", dijo, "y necesitaba escuchar".

Añadió que aunque "el instinto humano natural" cuando "ocurre algo así" es "simplemente hacer que se detenga", eso no habría servido en última instancia a nadie. "Así que he estado haciendo mucho trabajo y estoy bastante seguro al decir que, (han pasado) cuatro años... realmente he utilizado mi experiencia de recuperación para empezar a examinar esto y cambiar lo que era".

Franco admitió en un momento dado que, aunque nunca quiso "hacer daño a la gente", su comportamiento acabó descontrolándose hasta el punto de "hacer daño a todo el mundo".

La repercusión de las acusaciones de abuso contra James Franco

Entre los que le dolió estaba su viejo amigo y colaborador Seth Rogen, quien declaró en una entrevista en mayo que no tiene planes de volver a trabajar con Franco. "Sólo quiero decir que adoro a Seth Rogen... Ha sido mi mejor amigo en el trabajo, mi colaborador, y nos hemos compenetrado, y lo que ha dicho es cierto", dijo Franco. "No estamos trabajando juntos ahora mismo, y no tenemos ningún plan para trabajar juntos".

James Franco y Seth Rogen
James Franco y Seth Rogen

Por supuesto, continuó Franco, los comentarios de Rogen fueron "hirientes", pero dijo que los entiende. "Como yo me quedé callado, él tuvo que responder por mí, y yo no quiero eso", le dijo a Cagle. "Esa es una de las principales razones por las que quería hablar con vos hoy, es que no quiero que Seth o mi hermano o alguien tenga que responder por mí nunca más".

Aunque la carrera de Franco como actor y cineasta se ha estancado en su mayor parte en los años transcurridos desde que se destapó su escándalo de mala conducta sexual, le dijo a Cagle que, al final, se alegra de haber pasado por lo que pasó. "Si algo positivo ha salido de esto es que he cambiado. Me ha dado el incentivo para hacer el trabajo para cambiar", dijo. "Seguiré trabajando en ello el resto de mi vida, pero al menos me sacó de ese camino que nunca iba a terminar y que probablemente me mataría".

La escuela de Franco se cerró en 2017, y el actor y director de cine resolvió las demandas con varios ex alumnos en febrero de este año. 

Qué pasó con James Franco

En julio de 2021, James Franco alcanzó un pacto para cerrar una demanda de comportamiento sexual indebido por la que debió pagar 2,3 millones de dólares a las víctimas, informó The Hollywood Reporter.

James Franco y su pin de Times Up
James Franco y su pin de Times Up

El acuerdo se presentó en un juzgado de Los Ángeles, donde recibió el visto bueno antes de liquidar un caso en el que un grupo de estudiantes denunció que Franco se aprovechaba sexualmente de las alumnas que asistían a sus clases de actuación en la escuela Studio 4.

La demanda fue presentada inicialmente en 2019 por Sarah Tither-Kaplan y Toni Gaal, quienes se apuntaron a sus clases en 2014 y aseguraron que Franco impartía lecciones sobre escenas sexuales que consistían en "simulaciones de actos sexuales que iban mucho más allá de los estándares de la industria".

Como ejemplo, las alumnas indicaron que Franco impulsó el presunto rodaje de una orgía en la que quitó las protecciones de plástico que cubrían las vaginas de las mujeres antes de simular sexo oral. Además, el actor se acercaba a las jóvenes prometiendo trabajos en proyectos de Hollywood que nunca se materializaban.

James Franco hizo un pacto por la que debió pagar 2,3 millones de dólares a las víctimas

Tither-Kaplan y Gaal iban a recibir un tercio de los 2,3 millones de dólares, que se repartirían con sus abogados, mientras que el resto del dinero se destinaba al grupo de alumnos afectado por el comportamiento de Franco y sus socios. El acuerdo requerirá que Tither-Kaplan y Gaal retiren sus denuncias por comportamiento sexual indebido y también que el resto de estudiantes anulen sus demandas por fraude.

La controversia en torno a Franco comenzó en los Globos de Oro de 2018, donde se llevó el premio al mejor actor de una comedia por "The Disaster Artist" (2017) y en cuya alfombra roja desfiló con un pin de "Time's Up".

Durante la ceremonia, varias actrices cargaron en las redes sociales contra la supuesta hipocresía de Franco por llevar una de esas insignias, ya que aseguraron que fue responsable de episodios de abuso sexual en el pasado.

Aquellos Globos de Oro fueron los primeros premios que se celebraron tras el impulso feminista contra las agresiones sexuales del movimiento #MeToo y prácticamente todos los asistentes vistieron de negro para mostrar su repulsa al machismo.

L.M

En esta Nota