jueves 29 de septiembre del 2022
DESTACADA 27-08-2022 15:11

Mirta Wons sufrió gordofobia en un avión al regresar del Festival de Mérida

La actriz, que viajó a España con el elenco de la obra “Julio César”, de José María Muscari, relató el maltrato que recibió por el personal de una aerolínea. También, recordó el gordoodio por parte de un productor.

Tras los polémicos dichos de Alberto Cormillot, Mirta Wons relató el desagradable maltrato que recibió por parte de un tripulante de cabina cuando regresaba de España.

La legendaria actriz es una de las integrantes del elenco de la obra de José María Muscari, la versión argentina de “Julio César” de William Shakespeare. A principios de julio, viajó hasta el continente europeo para participar de la 68° edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida.

Fue en el viaje de regreso que Wons padeció un desagradable maltrato por parte de los tripulantes. De paso por Algo que Contar, el ciclo de entrevistas de Agustina Kämpfer en IP Noticias, la legendaria actriz dio detalles del desagradable episodio. Asimismo, recordó un hecho violento similar, por parte de un productor argentino.

Ante la consulta de la periodista respecto del productor que le dijo que ella sólo le servía si estaba gorda, y la agredió “preguntándole” si como actriz ella cobra por kilo, Wons recordó el reciente mal momento que vivió: “Seré gordita y simpática, pero no soy estúpida, y eso se paga caro. Hay cierta cosa de que el gordito debe ser más idiota que los demás. Y el que es gordo, siente que le tiene que caer bien a todo el mundo, entonces hace un plus. Y yo tenía esto naturalizado de toda la vida, porque me trataron mal", comenzó diciendo.

Y continuó: "La última vez fue en el viaje de vuelta del Festival de Mérida, por parte de la línea aérea. Yo tenía determinado asiento asignado, porque soy grande. La producción del teatro San Martín lo había dejado seleccionado. Necesito espacio para las piernas y los asientos son muy chicos. La aerolínea me cambio de asiento y me la hizo muy difícil, porque además protesté en el mostrador. Después, ¡hasta me chequearon contra explosivos! Me castigaron por eso, por haber reclamado el asiento que la producción ya había pagado. ¡Me mandaron a un asiento en el que no entraba ni un chico!”.

Nota wons 2708
El cinturón de seguridad no me abrochaba. Tuve que pedir una extensión. ¡Es una humillación pedir una alargue para el cinturón de seguridad! Y, por supuesto, no me lo trajeron. Me castigaron por pedir un asiento para mí, que tengo características especiales. Por suerte se está pudiendo hablar de esto, pero se sigue viendo. El maltrato y el bullying no necesariamente son decirte “¡gorda!”, agregó dejando en evidencia la situación de destrato que recibió.
 
Respecto al famoso productor que también la maltrató, Wons, que aun no develó su identidad, comentó que en aquel momento ella reaccionó y fue despedida: “Me echo. No soy muy buena con el maltrato y la justicia se paga caro”, cerró.

Qué dijo Alberto Cormillot 

En su paso por el ciclo de Florencia Peña, LPA, mientras el nutricionista hablaba sobre los cambios físicos y emocionales que experimenta una persona que baja mucho de peso, señaló: "El ejemplo que yo doy es 'la gordita de la familia'. Si sos una chica que pesa 120 a 130 (kilos) en la oficina, muy posiblemente tus amigos, si te ponen la mano encima, te la ponen como un buen compañero".

Alberto Cormillot

"Si vos bajás 30, 40 kilos ya dejan de ponerte la mano encima como un buen compañero y te ponen la mano encima con otra intención, ¿no? Eso puede parecer una discriminación pero eso así", cerró Alberto Cormillot. 

Una de las primeras figuras en manifestarse públicamente sobre los dichos de Alberto Cormillot fue la escritora y activista feminista María Florencia Freijo. "Pone en el centro de su discurso misógino y gordofóbico, la mirada masculina como validación. A la par, dice que las mujeres gordas no pueden ser deseadas o amadas y NATURALIZA que te toquen en la oficina con intención sexuales. TREMENDO", expresó indignada. 

"Cormillot dijo que si una 'chica gordita' (sic) es tocada en el hombro en la oficina será con intenciones de amistad, pero que si baja40 kg ahí sus compañeros tendrán otra intención Pone la deseabilidad del otro como algo a lo que hay que aspirar", aseguró. "Miren que yo soy cuidadosa con no poner palabras en la boca que el otro no dijo eh, pero esto no tiene segundas lecturas. Se los dejo en crudo, sencillamente está mal. Vale recordar la cantidad de mujeres que por no ser hegemónicas no les toman la denuncias de violación o acoso", cerró Freijo.

A su vez, el nombre del médico se volvió tendencia en Twitter y diversos usuarios expresaron su repudio e indignación. "¿O sea que como soy gorda nadie me quiere co*er pero si fuera flaca sí?", "Qué raro el viejo machista, nefasto y gordofóbico de Cormillot", "Cormillot odia a la gente gorda, pero lo disfraza con su rol de profesional. En el mismo comentario metió gordofobia, acoso laboral y cosificación como algo anecdótico. BASTA DE ESTA GENTE EN MEDIOS", "¿Cormillot no tiene a nadie que le diga que 'no da'?", "Gordofóbico, misógino, machista", fueron algunos de los comentarios en la red.

F.E.D.V 

 

En esta Nota