lunes 16 de septiembre de 2019
Perfil.com
DESTACADA | 22-06-2019 18:50

Meryl Streep cumple 70 años convertida en una leyenda viviente

La actriz y cantante, una de las mejores intérpretes de todos los tiempos, mantiene intacto su encanto frente a un público que ya abarca al menos tres generaciones.

Meryl Streep cumple hoy 70 años como uno de los rostros más populares del mundo, una leyenda viva convertida en la actriz más nominada a los Premios Oscar de la historia y que ha aceptado el reto de conquistar la televisión en plena época dorada de la ficción en pequeña pantalla, mostrando su evolución en un negocio fugaz y caprichoso. Con orgullo exhibe sus arrugas y es amada y protegida por una familia sólida: su marido, Don Gummer, cuatro hijos y un nieto.

Unas semanas antes de su cumpleaños, Streep estrenó su nuevo papel en la segunda temporada de la exitosa ficción de HBO Big little lies. Así, una de las mayores estrellas de Hollywood aceptó el papel sin ni siquiera leer el guion porque, como ella misma reconoció, quedó fascinada con Big little lies. La plataforma fichó a la codiciada actriz para continuar una serie que con su primera temporada abarcó toda la novela en la que se basaba y cuyos guionistas crearon desde cero a una nueva protagonista, que heredó su nombre real, Mary Lousie, pensando exclusivamente en Streep para interpretarla.

Con su paso firme para adentrarse en el universo de las series de televisión, Streep suma un nuevo capítulo a su leyenda, la de la actriz que no pasa de moda, para la que no hay fecha de caducidad y que no queda perjudicada por el paso de los años ni por esa obsesión por la juventud que domina a la industria de la imagen.

Meryl no duda en dar pasos adelante, incluso fuera del mundo del espectáculo, como cuando se pronunció en contra de Donald Trump, con un discurso potente e inspirador durante la entrega de un premio honorífico a toda su carrera en la gala de los Globos de Oro de 2017. El discurso causó furor por su defensa de los inmigrantes, su rechazo a la violencia y apoyo a la prensa independiente.

Tampoco en encantar al mundo entero con la desopilante reacción que tuvo al ver un punto conseguido por Juan Martín Del Potro frente a Novak Djokovic en la final del US Open.

Además de la aclamación de sus compañeros de profesión, la actriz cuenta con un palmarés soñado por muchos intérpretes: 3 Premios Oscar de 21 nominaciones y 8 Globos de Oro de 31 nominaciones. Junto a esas codiciadas estatuillas reposan también un Premio Tony (teatro) y otro Emmy (televisión).

Mary Louise Streep nació en Nueva Jersey el 22 de junio de 1949 y, procedente del método del Actor's Studio, debutó en 1975 en teatro en Broadway. Un par de años después llegó al cine con el film "Julia".

Ganó tres veces la estatuilla más deseada de Hollywood: en 1980 y como mejor actriz no protagonista por "Kramer vs Kramer" y en 1983 y 2012 como mejor actriz protagonista, respectivamente por "Sophie's Choice" y "The Iron Lady""Es cierto que gané tres Oscar, pero también es cierto que perdí muchos más", dijo humilde en ocasión de la candidatura por "The Post", de Steven Spielberg. 

Su belleza anticonvencional caracterizó cada uno de sus roles. No muchos saben, pero ella misma lo contó, que en 1975 fue rechazada por Dino De Laurentiis para el papel protagonista en el film "King Kong": el productor la consideró demasiado fea. Insólito.

En 1978, gracias a "The Deer Hunter" de Michael Cimino, pudo estar junto a John Cazale, el hombre que amaba y estaba gravemente enfermo de cáncer. Una vez terminadas las filmaciones, Streep comenzó a trabajar en la miniserie "Holocaust", con la que llamó la atención general. Pese a la muerte de Cazale, quien falleció en 1978, se arrojó luego a una frenética actividad teatral, para recibir finalmente la nominación al Oscar como mejor actriz no protagonista por "The Deer Hunter". 

En 1979, fue aplaudida en "Manhattan", de Woody Allen, y los años 80 signaron su pase a papeles como protagonista. Entre ellos, "La mujer del teniente francés" (1981), con jeremy Irons, y "La elección de Sophie" (1982), cuando se puso en el difícil papel que una mujer polaca que abandona a su hija en un campo para poder salvarse a sí misma y a su hijo. Ese rol le valió el primer Oscar como actriz protagonista. Luego filmó con Robert De Niro, con Robert Redford ("Africa mia" de Sydney Pollack) y Jack Nicholson ("Heartburn").

En 1989 fue la mejor actriz en el Festival de Cannes ("Evil Angels") y su primer papel cómico en "She-Devil". Los años 90 le trajeron la estrella en el Walk of Fame de Hollywood. Aun conservando un cierto interés por el cine de autor, como demostró "Postcards from the Edg" de Mike Nichols, no desdeñó el cine más popular.

El film que la hizo más popular está a mitad de estos dos caminos, porque lo dirigió un gran realizador pero lo inspiró un best-seller: "Los puentes de Madison" (1995), donde la actriz interpreta a Francesca Johnson, una ama de casa que vive un bello paréntesis amoroso con un fotógrafo, Robert Kincaid, interpretado por Clint Eastwood.

En 2003 la crítica la apreció especialmente en "The Hours", inspirada en Virginia Woolf, y en 2006 "The Devil Wears Prada" la transformó en la inolvidable Miranda Priestly, directora de una prestigiosa revista de moda. Con "The Hours", basada en la novela homónima de Michael Cunningham, ganó junto con Julianne Moore y Nicole Kidman el Oso de Plata en Berlín.

En 2008, la actriz más requerida de Hollywood, tuvo nuevos éxitos de taquilla: "Mamma Mia!", con la música de ABBA, y la tía de dos tristes huérfanos en "Lemony Snicket- Una serie de eventos desafortunados". Tampoco hay que olvidar sus películas sobre temas políticos: "The Manchurian Candidate" (2004) y "Rendition" (2007). Además fue aclamada por la miniserie "Angels in America", junto con Al Pacino. En 2018 volvió a interpretar a Donna Sheridan en la segunda parte de "Mamma Mia!", mientras siguió acumulando admiración con "Florence", con Hugh Grant, y "Mary Poppins" bajo la dirección de Rob Marshall, entre otros títulos.

Ahora, la próxima gran expectativa es para la nueva versión de "Mujercitas", de Greta Gerwig, junto a Saoirse RonanEmma Stone y Timothée Chalamet, que tal vez llegará a presentarse en la Muestra de Cine de Venecia 2019.

Fuera de Hollywood, los reconocimientos a la figura de Meryl Streep se han traducido en la Medalla de las Artes y la Medalla de la Libertad, entregadas por el expresidente de EE.UU Barack Obama (2009-2017) y la Medalla de la Orden de las Artes y las Letras de Francia.

Aún queda por ver cómo continuará la premiada carrera de una leyenda viva que promete seguir en la primera línea durante años y que probablemente en 1975, cuando se mudó a Nueva York y comenzó en el teatro con pocas esperanzas, jamás imaginó que el público global se rendiría ante sus pies y ante cada uno de los pasos que ha dado.

L.M

En esta Nota

Más en

Comentarios

MUSICA

Bambi

"Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario