Viernes 25 de junio de 2021
DESTACADA | 29-01-2021 20:40

Luis Majul: "En Rivadavia todos coincidimos con lo que queremos para el país"

En la primera parte de esta entrevista, el periodista de La Nación y flamante figura de la AM 630 reflexiona sobre su carrera y opina sin filtro sobre sus colegas y el gobierno.

Lautaro Larocca
Lautaro Larocca

Productor de TV y Radio. Licenciado en Comunicación Audiovisual. Mail: [email protected]

Ver más autores

Luis Majul desembarca en la primera mañana de Radio Rivadavia desde el próximo 1 de febrero, de 6 a 9 horas, y con motivo de este nuevo paso en su carrera, el periodista se sentó a dialogar con Exitoína sobre su relación con las otras figuras de la emisora (Eduardo FeinmannJonatan VialeBaby Etchecopar Nelson Castro), de cómo será competir contra Jorge Lanata y Marcelo Longobardi y de su punto de vista crítico hacia el gobierno, y especialmente, Cristina Fernández de Kirchner.

Aquí, la primera parte de una entrevista en la que el presentador de televisión y radio no temió en contestar cosas contundentes y hablará sobre su salida de América y responde a un ping pong picante sobre el espectáculo.

-¿Quiénes te van a estar acompañando en tu nuevo programa de la primera mañana de Radio Rivadavia?

-El programa se llama Esta mañana. El staff es Mariana Clark (locución), Román Iucht (Deportes), Gabriel Levinas (Opinión) y Conrado Estol (Salud). Tiene información, análisis con todo lo necesario para arrancar la mañana, y seguramente, después de las ocho, editoriales. Tendrá la participación especial de Nelson CastroSergio Berensztein y Luis Gasulla, este último en investigación.

-Rivadavia ya se acercó a los primeros puestos de audiencia en la AM el año pasado. ¿Cómo es llegar a la emisora para ser parte clave del crecimiento de este proyecto? ¿Cómo decidiste tomar este desafío?

-Yo escribí una carta para explicar un poco esto, porque hace más de 15 años no hacía la primera mañana. La última vez fue en La Red y en ese momento me prometí no volver a levantarme a las 4 de la mañana. Me había propuesto no hacerlo más.

-¿Y qué te hizo cambiar de opinión?

-Estaba cómodo en CNN Radio. No sé cómo decirlo, pero lo que a mi me mueve no es lo económico. No es que sea multimillonario, pero las cosas que hago no las hago por cuestiones económicas, tampoco por ego o por falta de trabajo, porque no me falta.

Sí me interesó el desafío de trabajar por primera vez en una radio AM en dónde, más o menos todos los conductores, y con las diferencias de estilos y mátices que pueden ser muchas, en términos generales creemos en lo mismo con respecto a tres o cuatro cosas que queremos para este país. Me pareció interesante.

-Te estas refiriendo a Eduardo Feinmann, a Baby Etchecopar, a Jonatan Viale.

-Sí, a Nelson (Castro) también. Veo coherente el proyecto más allá de los nombres y apellidos.

-¿Y cuáles son esos ideales en los que coinciden?

-No puedo hablar por los demás, pero lo que yo sí creo es que hay que defender la división de poderes, el periodismo crítico, las instituciones y que hay que evitar que una parte del Gobierno se lleve puesto todo por delante. También en algunos casos está el manejo de la pandemia, o que se siga justificando lo que está pasando en Formosa, ponele desde Vicentín hasta eso, podés elegir lo que quieras, pasando también por la cuarentena casi eterna, o los golpes en el escritorio de Cristina Fernández de Kirchner para acumular más poder y lograr la impunidad.

Tiene que ver con eso y qué tipo de sociedad, periodismo, política económica, educación y convivencia democrática querés. Este año es electoral y es muy importante. Está en juego todo eso y me parecía un desafío muy importante.

radio rivadavia 0129

-Que haya habido tantos cambios en tu vida profesional -dejando América y La Red hace algunos años- como en el país, y sumado al año electoral, ¿es un ingrediente extra al momento de hacer periodismo? ¿Una motivación?

-Creo que desde hace tiempo, y no por culpa nuestra, el periodismo se ha convertido en buena parte del mundo y en países como la Argentina, en una tarea de mucho despliegue energético. Tenés que gastar energía para que no te acusen falsamente ni te ataquen. Para que cuando hagas una investigación no te acusen de pertenecer a uno u otro sector. Es para prestar atención, estar focalizado.

No creo que exista la idea de “no formo parte de un lado ni del otro”. Tampoco la grieta por generación espontánea. Hay gobiernos y estados como los de Donald Trump o el kirchnerismo que apuestan a la grieta, y ahí el periodismo tiene que contestar con profesionalismo. Tampoco creo en los que dicen “yo no estoy de un lado ni del otro, estoy de la información”. Eso es falso. El concepto de “así como te digo una cosa, te digo la otra” es sesgado y prejuicioso porque quiere compensar, y en su afán de compensar, compara a un asesino serial con alguien que pasa el semáforo en amarillo.

-¿Ese despliegue energético alguna vez te pasó factura y/o te llevó a reflexionar con respecto a ciertos temas?

-Tomás Eloy Martínez tiene una frase que dice que hay quienes cumplen con el oficio de manera burocrática como si fuesen un relojito y marcando tarjeta, y hay otros que toman el periodismo full life. Yo soy de esos, de los que lo toman a vida completa.

Como hay una imagen de los periodistas, especialmente de aquellos que trabajamos de saco y corbata y con cara de pocos amigos en la televisión, tratando temas que embroman a la gente, es probable que mucha gente crea que somos solamente eso. Yo bailo y ando en bicicleta por la ciudad todo el tiempo. Hago las compras en el supermercado y me gustan las mascotas. También nado en los clubes a donde va todo el mundo y como a donde va todo el mundo. Soy un porteño medio. Leo mucho y miro series.

No me levanto a la mañana pensando en periodismo. Es probable igual que me despierte y me acueste pensando en periodismo, pero también tengo una vida. La cuestión es que es privada y no la suelo subir a Instagram, aunque el otro día estaba en Cariló con un perrito nuevo que tenemos en la familia. Se llama Astor. Yo leo poco los comentarios, pero había mucha gente sorprendida por verme con un perro, dándole un beso. Como si fuese un ser de otro planeta.

A mi me encantan los perros. Mi hija me contagió el amor por los perros, y mi hijo me contagió el amor por los gatos. Soy una persona como cualquier otra, laburo mucho. Es probable que tenga cierta adicción al trabajo. Lo que hago me gusta mucho y lo hago a fondo, no le paso por el costado como si fuese un hobby.

luis majul 0129
Fragmento de la carta de Luis Majul a su público

Con respecto a si me pasa factura en el cuerpo, yo me cuido mucho físicamente pero no por una cuestión estética, sino de salud. Escribí 12 libros y edito muchos, y para hacer eso hay que tener energía y concentración. Lo mismo para producir un programa diario en el prime time de La Nación+, lo mismo con La Cornisa.

Tengo muchos años en esto. No tengo el carisma de Jorge Lanata ni la voz o la excelencia de Marcelo Longobardi, pero hace tanto que estoy en esto que sé cómo diferenciar -después hay que ver si me sale- entre hacer un buen programa en AM o FM, o un programa de primera o segunda mañana, o uno en televisión abierta y otro por una señal de noticias, o una columna de 7 mil caracteres, o una columna de análisis en radio, un ensayo o un libro periodístico. Eso no es nada del otro mundo, hay que ser serio, profesional y tener concentración en el trabajo.

-Ya que los mencionaste a Lanata y Longobardilíderes de la mañana en AM por Radio Mitre, ¿cómo ves la competencia con ellos?

-Para mi, en televisión, Jorge es el mejor de todos nosotros. Es capaz de pararse en silencio adelante de la cámara y generar audiencia y polémica. Y Marcelo es el que mejor hace la primera mañana en todo el país.

-¿Han intercambiado mensajes ya para hablar de que van a competir?

-Sí, todo el tiempo estamos hablando. Nos hacemos chistes. No somos amigos de vernos todos los días, pero nos llevamos muy bien y nos tenemos mucho afecto. Creo que Marcelo es uno de los mejores. Quizá también siento que es probable que, estando en una propuesta tan clara como la de Rivadavia, una parte de la audiencia decida darnos una oportunidad, y si deciden darnos esa chance, yo tengo que estar muy bien preparado para no defraudarlos ni decepcionarlos. Tengo que permitirles que se vayan aceptando de a poco a nuestra propuesta que es verdaderamente muy buena y completa.

-¿Vas a hacer un pase con Eduardo Feinmann?

-Lo llamé y le dije: “Eduardo, ¿nos sentamos para conversar sobre nuestro pase?”. Me dijo “No, estoy encantado de hacer el pase con vos, pero hagámoslo como salga, así es mejor”. Así que sí, lo vamos a hacer, con un poco de vértigo quizás. Nos diremos buen día e iremos viendo.

Otra parte del desafío que tenemos en Rivadavia es que cuando uno dice Radio Rivadavia, es Cacho FontanaMagdalena Ruíz GuiñazúAntonio CarrizoHéctor Larrea, y te toca sentarte en la misma silla que esos monstruos. Hay que tener respeto. Tenemos la idea de conversar todos con todos, ser un equipo que fluya y que pueda ponerse de acuerdo, discutir o plantear una idea, además de acompañar a la audiencia, que es la verdadera apuesta. Trabajar para ellos.

luis majul eduardo feinmann 0129
Majul y Feinmann ya hicieron pases cuando estaban en A24

En estos años aprendí mucho, pero no significa que pueda llevarlo todo a la práctica. Una cosa es, y después de la pandemia más, estar cerca de la gente que quiere. Mucho y muy pendiente. Y en el trabajo, estar cerca de la audiencia, poner la oreja y prestar atención.

Una cosa es que me piden es que no interrumpa. Es cierto, aunque quizás se quedaron con un Majul más joven y que interrumpía más. Yo les aseguro que cada vez que empiezo una conversación como esta y estoy por interrumpir, cuento hasta 10 y trato de evitarlo. Parece una tontería pero es un aprendizaje, porque a la audiencia le hace ruido y está bien que sea así.

-¿Se puede decir que hay camaradería en Rivadavia o hay algo de divismo entre tantas figuras?

-El que diga que tiene cero ego miente, cada uno tiene el suyo. Trabajaríamos de otra cosa sino. Yo no lo siento así igual, a veces me dicen que debería prestar más atención en lo que pasa afuera del aire, pero desde chico siento que si presto atención a los pasillos, le quito energía a lo que verdaderamente la tengo que poner.

La radio es uno de los medios más lindos. Si estás bien dormido o te levantaste mal, la audiencia lo nota. Tiene un nivel de transparencia muy importante, y al mismo tiempo tenés que ser muy profesional.

Algunos expertos dicen que la radio es un vehículo al que te subís, y si sabés conducir bien, podés tomarlo y dejarlo para que lo tome otro. Un viaje continuo. Aunque también es cierto que hay conductores o conductoras que te pueden llevar muy rápido y la pasás mal. Hay otros que te tranquilizan o aburren, o que generan bronca y odio.

Al mismo tiempo, está cada vez más claro que hay un vínculo muy fuerte entre la audiencia y los conductores. Podés ponerle un buen nombre al programa, pero al programa de Nelson Castro le van a a decir el programa de Nelson Castro. Yo le puse Esta mañana porque, entre otras cosas, estoy pidiéndole por hoy que me den una oportunidad, decirles que voy a hacer todo lo posible para acompañarlos e informarlos. En el fondo, el nombre no importa, importa el contenido y el vínculo. Podés ponerle Catupecu Machu al programa, nombre de una de mis bandas favoritas junto con Divididos.

-Volviendo a lo que dijiste del perro Astor y las redes, ¿cómo te llevás con las críticas que podes recibir a través de ellas? Por parte de gente que no está de acuerdo con tu ideología o de colegas que tampoco son afines a tu pensamiento.

-No estoy pendiente de cada cosa que dicen de mi. Te lo firmo. Me parece una perdida de tiempo. Si alguien argumenta sobre por qué hice un mal programa o escribí una nota de determinada manera, bien o mal, o habla de cómo hago periodismo, le presto atención, pero no me mueve mucho el amperímetro.

Tampoco quiero hacerme el canchero y decir que estoy más allá del bien y del mal, pero las críticas que me hacen en términos profesionales, generalmente parten del mismo lugar, y me consta fehacientemente, que lo que piensan gente como Cristina Kirchner, Máximo Kirchner, Cristóbal López, Lázaro BáezHugo Moyano entre otros. No es muy diferente lo que dicen otros periodistas o dónde se paran estos en las redes sociales sobre lo que yo hago o digo. Yo le presto atención a los verdaderos dueños del poder. No quiero parecer despectivo o ninguneador, pero no estoy pendiente de ellos.

luis majul 0129

-¿Cómo pensás que va a afrontar el gobierno de Alberto Fernández el 2021? Más teniendo en cuenta el historial desfavorable del kirchnerismo en las elecciones de medio término.

-El cómo le vaya al Gobierno depende de cómo vaya el plan de vacunación, el Covid-19 y la economía, que por más que vayan por caminos separados, están ligados. La política económica errática, y la política sanitaria más errática aún con esos anuncios que generan expectativas que no se cumplen, para mi es muy deficiente. Lo que apunta el plan es evitar que explote la economía antes de las elecciones de octubre.

Cristina va a acelerar mucho, diría que a partir de febrero, a atacar con causas que involucran a Macri y tratará de quedar impune en las que la involucran a ella. Creo que el objetivo es evitar que la economía, lo sanitario, la educación y la pobreza explote antes de las elecciones, y obviamente no pelearse antes de las mismas. Congelarán tarifas y subsidiarán todo lo que puedan. Cómo le irá dependerá de lo exitosos que sean en esa tarea, si consigue que no explote todo, eventualmente le puede ir bien.

-¿Y a la oposición? ¿Pensás que va a continuar esta especie de bipartidismo que se vio en 2019?

-Con el diario de hoy, ni el Frente de Todos ni la oposición se encaminan a tener fracturas o fugas considerables. Puede haber diferencias, estrategias y peleas en el armado de lista, pero fractura no veo en el oficialismo ni en Juntos por el Cambio.

-¿Y la tercera vía?

-No. La tercera vía en Argentina siempre termina siendo funcionales a una facción o la otra. Yo en 2019 dije que votando a Roberto Lavagna o a José Luis Espert iba a terminar favoreciendo al Frente de Todos, porque provocaban pequeñas escisiones en los votantes de Juntos por el Cambio, que evidentemente estaban desilusionados.

En el Frente de Todos no creo que suceda algo parecido, aunque también la radicalización de las políticas y maneras de hacer política puede producir una fuga de votos importante.

L.L.

Galería de imágenes

En esta Nota

Lautaro Larocca

Lautaro Larocca

Productor de TV y Radio. Licenciado en Comunicación Audiovisual. Mail: [email protected]

Comentarios

Más en