Domingo 20 de septiembre de 2020
DESTACADA | 16-06-2020 16:34

El dramático episodio de Lourdes Sánchez en su infancia

La bailarina reveló el traumático cuadro de salud que tuvo que enfrentar a los 7 años. Los detalles.

Las enfermedades siempre resultan un trago amargo y si te toca vivir alguna o un cuadro complejo de salud cuando sos chico, más aún. Así le sucedió a Lourdes Sánchez quien, en diálogo con Agarrate Catalina (La Once Diez), reveló que a los siete años tuvo una aneurisma y se salvó de milagro. 

Todo comenzó cuando la bailarina estaba en un recreo del colegio. "Venía de hacer unas piruetas porque había empezado acrobacia y le estaba mostrando a mis amigas lo que había aprendido. Cuando entramos al aula, siento que la mano se me cierra sola y tengo retortijones en los brazos, me estaba dando una parálisis en el lado izquierdo", reveló la pareja del Chato Prada, recordando así la época tan difícil que le tocó transitar a muy temprana edad. 

Un detalle que quedó muy registrado en su memoria de aquella etapa por lo traumático fue el momento en el que su cuerpo se paralizó, comenzó a convulsionar y su profesora la tuvo que agarrar por que se estaba cayendo. "No me voy a olvidar de mis amigas mirando", aseguró conmovida, luego de recordar ese complejo cuadro en su presente, en medio de la entrevista en la que habló a corazón abierto.

Desde ese entonces, según contó la panelista, estuvo tres años tomando remedios y debió viajar, en varias oportunidades, desde Corrientes a Buenos Aires cada tres meses, para hacerse ver en el Hospital Garrahan. Además, mandaron los estudios de su aneurisma a México y también recibió la ayuda de una monjita de Portugal a la cual su madre la llevó en varias oportunidades.

"Ella me ponía la mano en la cabeza, me rezaba, y así fui tres veces, no me acuerdo su nombre. Cuando vuelven mis estudios de México para ver qué se hacía, dicen que no se veía nada, por obra de Dios desapareció. Nunca más tuve un problema, ni convulsión ni nada más", recordó la morocha acerca de la sorpresiva cura a su afección de niña, que pudo derivar en un derrame cerebral.

Recordemos que, pese a no haber tenido reincidencias con el aneurisma, en 2019 Lourdes pasó por el quirófano para ser operada de una infección en las trompas de falopio y el apéndice.

A.A

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en