miércoles 05 de octubre del 2022
DESTACADA 03-05-2022 15:47

Federico Bal llegó al país y se quebró en llanto al aire: "No es que estoy lucrando con un accidente"

El conductor habló en "Intrusos" de los complejos días que pasó en Brasil por el incidente que sufrió en las grabaciones de "Resto del Mundo". Mirá el video en la nota.

Federico Bal llegó a la Argentina y desde el aeropuerto de Ezeiza, habló en exclusiva con "Intrusos" (América TV) sobre su accidente en Brasil y cómo sigue su recuperación en Buenos Aires.

Florencia de la V, quien además es muy amiga de Federico, aprovechó la amabilidad que tuvo de salir en vivo para Intrusos y le consultó cómo vivió todo este tiempo en el que su accidente lo habría hecho repensar muchas cosas: "Fueron momentos de mucho miedo. Ese es el tema de estar lejos y a veces caes en una guardia donde no es que era Río de Janerio, ni Sao Paulo, ni Brasilia, estaba en un lugar que era bastante rústico. Es un pueblito muy colonial; imaginate que en la guardia local, te puede agarrar un médico que considera que hay que cortar la mano y te cortan, y te la debo".

El hijo de Carmen Barbieri revivió el terrible momento, en el que se dio cuenta de que su brazo había sufrido una fractura: "Tuve una cosa como de muchísima cordura (...) La imagen era de 'a poco me voy muriendo', porque veía al tipo gritar, gritaba, imaginate lo que era mi brazo para cualquier lado, cruzamos en rojo, casi chocamos, llegamos a la guardia y sin querer me tiran al piso, me rompo la nariz. No sé en qué momento 'Resto del Mundo' se transformó en 'Jackass'".

Bal no pudo contener las lágrimas, al saber que se expuso a un riesgo más grande del imaginado, al subirse a ese parapente: "Estuve 12 horas esperando para ir a Río de Janeiro. Sin poder hablar, empecé a jugarles a las enfermeras y al doctor, ahí el tipo me agarró la mano y me pongo a llorar porque tuve mucho miedo, mucho, mucho miedo, él me dijo que mucha gente llega con accidentes así y no la cuentan, porque es un deporte de mucho riesgo". El actor confesó que llegó a pensar que perdería el brazo: "Sí, estaba muy mal el brazo; a veces sueño con el momento, nunca me vi el brazo así, estaban todos los huesos saliendo. Dije, 'para mí, si no lo agarran a tiempo, lo puedo llegar a perder'".

Federico agregó: "Yo no sabía que había tanto riesgo, la verdad es que mucha gente muere por año en este tipo de cosas, la verdad es que podría haber sido mucho peor. Me querían operar ahí mismo y yo no quería porque la salita no deba mucha confianza. No había ni un cuarto, me tiraron en un pasillo porque pobres, la guardia estaba rebasada". 

Sobre el motivo por el que realmente se animó a contar todo lo ocurrido en su programa, Federico contó: "Empezamos a filmar, estas son las cosas que pasan en un viaje, no es que estoy lucrando con un accidente es lo que pasa en un viaje, hay veces en los que un viaje sale bien y hay veces en donde sale mal. Hay consecuencias y nadie te cuenta en tele hoy las consecuencias de un accidente. Entonces yo dije 'vamos mostrar esto'".

Federico aseguró que mañana volverá al trabajo y regresará a la radio al menos, además afirmó que no falta mucho para que siga con las grabaciones de "Resto del Mundo" (El Trece): "Faltan todavía los de Europa que aún no sacamos. También los primeros días en Brasil, no sabes las cosas que trajimos que todavía no salió. Igual mi vieja el sábado hizo un par de cosas, fue a lugares muy lindos de Río que lo van a ver el sábado junto con mi recuperación. Dentro de 20 días estoy de nuevo arriba de un avión".

Cómo fue el accidente de Federico Bal

El sábado pasado, en Resto del Mundo (El Trece) realizaron una emisión especial y compartieron el video del momento exacto en que Federico Bal se accidentó. Según contó el mismo Bal, al sentarse en el parapente sintió que se movía todo y que la situación no iba a terminar bien. "De entrada noté algo raro que me dio un poco de desconfianza. No les voy a mentir. Tenía una corazonada que algo de esto no estaba bien", dijo Fede, quien grabó el off de la emisión para presentarlo al público. "Pero el piloto estaba confiado, porque hace 20 años que se dedica a esto y nunca le había pasado nada. Todo pasó muy rápido", agregó.

Tras el primer intento fallido de despegar, probaron una segunda vez... Y ahí ocurrió el desastre. "Sentí que toda la estructura temblaba mientras carreteábamos, y me di cuenta de que no iba a terminar bien. Llegó el viento, la vela se puso de costado, apareció un pozo y todo se puso al revés", detalló. Fede contó que una pareja fue testigo del accidente y corrió a ayudarlos. "Yo sabía que tenía el brazo afuera. Yo me vi el hueso del antebrazo afuera de mi cuerpo, mientras perdía muchísima sangre", explicó el hijo de Carmen Barbieri. "Me llevaron hasta el hospital municipal agarrándome el brazo para que no se me cayera porque lo único que me lo sostenía era mi piel", añadió.

Pero con una calma inusitada, Federico miró su cuerpo y dijo: "No pasa nada, me quebré el brazo nomás. Alguien que me ayude y me haga un torniquete", llevando tranquilidad a su equipo. Una serenidad que podría haber sido generada por la adrenalina del momento, pero que siguió los días posteriores. La voluntad, la templanza del conductor fue todo y es digna de admirar.

W.D.G.D.

En esta Nota