Domingo 5 de diciembre de 2021
DESTACADA | 18-11-2021 11:51

El mensaje de Marcela Tauro tras el difícil momento que atravesó con su hijo: “Vuelta a la vida”

La periodista se solidarizó con aquellos que vivieron una situación similar a la de su primogénito y les dedicó unas profundas palabras. Mirá.

Ayer, en el Día Mundial del Bebé Prematuro, Marcela Tauro utilizó las redes sociales para enviarle un mensaje a todos aquellos niños que, como su hijo, tuvieron que atravesar un difícil momento al nacer.

Si bien Juan Cruz Álvarez, hoy goza de buena salud y disfruta de la vida como cualquier adolescente de 13 años, su llegada estuvo cargada de angustia e incertidumbre. El hijo de la periodista tuvo que nacer a los siete meses y permanecer cuarenta y cinco días en neonatología. Como si eso fuera poco, Tauro estuvo también veinte días en terapia intensiva, ya que fue diagnosticada con Síndrome de Hellp, motivo por el cual tuvieron que adelantar el parto y por el que no pudo volver a quedar embarazada otra vez.

Es por ello que, la integrante de Polémica en el Bar (América), decidió conmemorar este día y escribir unas sentidas palabras. “A todos aquellos que hoy están peleando por su vida. Vamos, fuerza. Se puede. La vida vale la pena. A los que ya ganaron la batalla, festejen hoy. Vuelta a la vida”, expresó la comunicadora en un primer momento en su cuenta de Instagram.

posteos tauro y cinthia 1118

Luego, en una siguiente publicación, dijo contundente: “Juan Cruz nació con 1.850 kg., a las 32 semanas. Hoy es un adolescente fuerte y saludable”.

posteos tauro y cinthia 1118

Cabe recordar que Tauro solo tiene un heredero, fruto de su relación con José María Álvarez. De todas formas, según lo que declaró tiempo atrás, no descarta en volver a ser mamá, con su pareja actual, 22 años menor, Martin Bisio.

La reflexión de Cinthia Fernández sobre el Día Mundial del Bebé Prematuro

Marcela Tauro no fue la única famosa que se expresó en esta fecha tan especial. La angelita también le dedicó unas palabras a sus hijas gemelas, Charis y Bella, y a Francesca Defederico, quienes también enfrentaron dificultades al nacer.

posteos tauro y cinthia 1118

Feliz día mundial del niño prematuro a mis 3 prematuritas bellas, que hoy son unas bebotas. Quise escribir unas palabras de lo especial y difícil que es ser mamá de un prematuro en ese momento del nacimiento, pero hoy de mañana una de nuestras productoras @candehilbert, me pasó un texto que le escribió a su hijo hace 3 años, y me pareció hermoso compartirlo con ustedes”, de esta manera comenzó la panelista de Los Ángeles de la Mañana (El Trece) el extenso posteo.

“Una no elige, ni decide. No es lo soñado ni lo esperado. Se sufre, mucho. Se llora a mares, escondida entre las máquinas, en el baño, en el hombro de su pareja, enfermera o desconocido. Porque los desconocidos son ahora rutina. Ser mamá de un bebé prematuro es aprender, todo el tiempo… Y con mi bebé aprendí que los hijos no llegan cuando uno lo planea, sino cuando se puede o cuando toca, hay veces no hay opción ni plan B”, reza el principio del texto.

Y continúa: “A que no importa no haber hecho el curso pre parto, no lo necesité. Que la maternidad empieza con las lágrimas más amargas que jamás imaginé. Aprendí lo que es el miedo. Que las primeras 24 hs de su vida pasan a ser las más importantes de mi vida. Que la primera vez de tocar al bebé es a través de una ventanita redonda de una cajita. Que el calor de una “mamá canguro” es tan importante como el de la incubadora. Que cada gramo aumentado, cada cambio de jeringa de leche y cada peso del pañal se festeja con alegría. Que un apretón de manos de un cm es tan fuerte como un león. Que los cables y vías no son barreras para este amor”.

Aprendí a convivir con ruidos, sensores y alarmas de máquinas. Aprendí (casi) a controlar la culpa cada noche al dejarlo en el hospital. Aprendí a festejar el alta de otros bebés, aun cuando a nosotros nos faltaba mucho. Aprendí a fingir como una experta frente a los demás. ”Estoy bien”. Aprendí a vivir con el temor que suene el teléfono por las noches, a no dormir, a saltar de la cama bien temprano para ir a verlo. Y por sobre todo, aprendí el verdadero significado del amor, es increíble la fuerza con la que estos pequeños se aferran a la vida y luchan”, agrega.

Por último, finaliza: “Hay cosas que ni los propios médicos pueden explicar y que los bebés prematuros son especialistas en desafiar. Ser mamá de un bebé prematuro es aprender a esperar para disfrutar de lo mejor que me dio la vida: mi hijo”.

F.E.D.V 

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en