Miércoles 1 de diciembre de 2021
DESTACADA | 19-10-2021 20:31

David Lebón habló tras la muerte de su hija Tayda: "No sé cómo se camina a partir de ahora"

El icónico músico publicó un desolador mensaje tras el suicidio de su hija mayor. Mira.

Cinco días después de la muerte de su hija Tayda, el icónico músico David Lebón publicó un desolador mensaje en la red, agradeció las muestras de apoyo y manifestó que "No sé cómo se camina a partir de ahora".

"Hace casi una semana mi vida cambió para siempre, el dolor que me atraviesa es inmenso. Solo quiero agradecer todo el amor que estuve recibiendo en estos días, cada mensaje, cada llamado, cada presencia”, comenzó expresando el músico, guitarrista y multiinstrumentista, de 69 años de edad.

No sé cómo se camina a partir de ahora, sólo sé que la música siempre me salvó y es a lo que me aferré a partir de ahora”, concluyó su mensaje David Lebón.

Mensaje Davis Lebon muerte Tayda

Qué le pasó a la hija de David Lebón

Tayda Lebón, la primera hija del músico David Lebón con Liliana Lagarde, falleció en la ciudad estadounidense de Nueva York donde residía desde hacía unos años.

La noticia sobre su fallecimiento se conoció aquí a través de Franco Torchia, quien escribió en su cuenta de Twitter: "En Nueva York, donde vivía hace muchos años, murió Tayda Lebón, artista a toda hora, inteligente a todo volumen y artífice de su supervivencia. Hija de David Lebón". Luego, explicó que "Hace meses venía pidiendo ayuda. Aún sin más detalles. Mucha tristeza", expreso el conductor radial.

Minutos más tarde, anunció que Tayda Lebón se suicidó.

Quién era Tayda Lebón, la hija de David que suicidó 

A través de Instagram, Tayda fue compartiendo durante los últimos años vida como mujer trans, aunque prefería identificarse como pansexual (atracción sexual, romántica o emocional hacia otras personas independientemente de su sexo o identidad de género). Era amante de la música y los tatuajes, y de eso vivió en Nueva York, donde decidió radicarse para comenzar una nueva vida.

Tayda Lebon

"El respeto que se merece mi decisión individual de elegir para mi vida lo que me parezca mejor y me haga feliz. Ni yo, ni nadie, tiene que pedir permiso para ser uno o una. La clave es vivir y dejar vivir con respeto", dijo Tayda en 2017, en una entrevista. 

"El tema tiene que ver, entre otras cosas, con modificar el cuerpo para que concuerde con el funcionamiento de mi mente y, de ese modo, cambia la perspectiva, para muchos, a algo más femenino", dijo entonces. "Se genera un trato más acorde a cómo me siento, más allá que, de varón, siempre me llegaba un golpe por la espalda. Pero, rápidamente, entendía que era lo que generaba a partir de lo que veían en mí", explico sobre su transformación.

David y Tayda Lebon
David y Tayda Lebón

"Yo soy 'ella', siempre lo fui por dentro. Cuando tenía pocos años, me miré entre las piernas y vi un pito. Yo estaba tan segura que era nena que mi razonamiento inmediatamente pensó: ´Bueno, todos nacemos así y a las nenas se nos cae´. Esperé y, obviamente, eso nunca sucedió. Ahora estoy en el medio de mi transición".

Desde el principio, Tayda tuvo el apoyo total de su padre, el icónico David Lebón, pero no ocurrió lo mismo con su madre, quien no veía con buenos ojos el cambio a quien realmente ella era. Tayda alquilaba un departamento en el complejo del esposo de su madre, la pareja vivía abajo de ella. Pero la madre no aceptaba como era y la terminó echando de su casa.

Sobre su relación con su madre, dijo: "Me he sentido muy atrapada, cercada, constantemente juzgada, insultada. Viví permanentemente en medio de situaciones de manipulación y mentiras. Me llevó años darme cuenta de algunas cosas. Yo me sentía miserable. Era todo muy enfermizo. Le decía a las personas que yo estaba “loco” y que sólo ella podía manejarme; que era “maleducado” y un ser despreciable".

La situación con su padre, David Lebón, era totalmente diferente a de su madre. "Mi papá fue, es y será mi mejor amigo. Con sus pro y defectos, como todos tenemos. Yo soy quien soy gracias a él. Yo puedo ser libre porque se me ha permitido ser libre. Y eso es algo que nunca me faltó de mi papá. Me siento amado, escuchado siempre. Está orgulloso de mí. Respeto es lo que aprendí de él", cerró.

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en