sábado 03 de diciembre del 2022
DESTACADA 12-07-2022 19:00

Costa celebró su impactante transformación física: "Hay que buscar ayuda porque solo no se puede"

La artista y columnista de "El club del moro" mostró una foto del antes y el después de su apariencia.

Costa mostró con mucha alegría su impactante trasformación física, la cual le llevó varios años. Además, compartió un importante mensaje reflexivo al respecto. 

El cambio físico de Costa

Costa y su cambio físico

A través de las redes sociales, Costa compartió una fotografía de 2011 y otra de 2022 y escribió: "TRANSformada. 100 kilos y la vida en el medio". Y explicó: "La foto 1 yo hacía de Susana Giménez, en Sitges y en el 2011. La otra (encorsetada, claro) es del sábado pasado en Los Toldos".

"100 kilos aproximadamente. Y una vida en el medio. Siempre es bueno volver a mirarme. Como para recuperar el empuje. Y si yo pude, todos podemos. Hay que buscar ayuda porque solo no se puede. Y aplicar el solo por hoy. Solo por hoy voy a cuidarme y a veces solo por esta hora voy a cuidarme y así de tanto repetirlo se transforma en una manera saludable de vivir la vida. ¡Fuerza y adelante!", cerró la artista.

El cambio físico de Costa

El pasado 30 de junio, Costa también subió a su perfil de Instagram un antes y un después de su apariencia y reflexionó cuánto le costó lograr una evolución, tanto física como interna: "30 de junio del 2001. Noche cerrada. Frío. Y por vez primera me subía al escenario y encontraba mi norte en la vida. El pub se llamaba Scream y el show Producción Nacional. Yo hacía una parodia de una propaganda de yogurt. 30 segundos duraba mi debut haciendo de Graciela Alfano".

"Y esa foto no es de esa noche pero si otras iniciales. Peluca comprada de 2da mano, un vestido prestado, una gargantilla artesanal, medias regaladas, zapatos de otra. El tiempo que pasó hasta que pude tener voz y hacer lo que quería yo es incontable. Gracias a todos los compañeros y compañeras que el escenario me ha cruzado. Maestros. Y al público, al que nunca miente. Que te hace temblar de emoción, de temor, de alegría... como el primer amor.

"Felices 21 años de trabajo para mi. Yo he tenido mucha suerte en la vida, claro que si. Pero cada vez que Dios me mandó esa suerte, me encontró trabajando. ¡Salud!", cerró. 

R.L

En esta Nota