sábado 02 de marzo del 2024
DESTACADA 04-10-2023 17:56

Cómo es la vida de Maju Lozano tras ser diagnosticada con autismo: "Estoy contenta y aliviada"

La exconductora de Todas las Tardes habló sobre su alejamiento de la TV y expresó: "No vuelvo por ahora".

Maju Lozano se alejó de la televisión en julio y reveló que fue diagnosticada con autismo. Pasados varios meses, la conductora reapareció públicamente y contó cómo se encuentra.

La exconductora de Todas las Tardes (El Nueve) dialogó con Intrusos (América TV) sobre su presente fuera de la pantalla chica y aseguró que, por ahora, no planea regresar: "No vuelvo por ahora. Estamos descansando de la tele, pero con la productora nuestra de contenidos y con la radio, me sigo levantando todos los días a las 5 am. Por ahora, un descanso, viendo a ver qué hacemos".

Luego, sobre cómo es su vida tras ser diagnosticada con autismo, Maju expresó: "Estoy contenta y aliviada porque tiene que ver con un montón de respuestas que una necesitaba a lo largo de la vida, y aprendiendo un poco. Estoy en conocimiento y aprendiendo. Yo estoy feliz. Hay que empezar a perderle el miedo a los diagnósticos y empezar a naturalizarlos para que tengamos las herramientas para estar lo más contenidos posible".

Por qué Maju Lozano abandonó Todas las Tardes

El viernes 28 de julio, Maju Lozano se despidió de Todas Las Tardes (El Nueve), reveló que hace no mucho tiempo fue diagnosticada de autismo, y contó cómo fue todo el proceso de asimilarlo.

Antes de comenzar a despedirse de todo el programa, la periodista quiso contar algo que todavía no había hecho públicamente aunque algunas personas ya lo sabían.

"Hace un tiempo muy largo, yo vengo transitando un momento personal. No quiero llorar porque no es algo triste. Es algo que gracias a Dios trajo mucho alivio a mi vida, a mis amigos, a mi familia, a mi amor, a Juan que te amo, a mi hijo, mi hermana y mis allegados", expresó.

"Hace más de dos años que yo venía con muchas inquietudes. Es algo que me venía atravesando desde muy chica. Tanto que en un momento pensé que era adoptada. Tanto que recurrí a otras cosas para saber realmente de dónde venía", continuó explicando.

Además, la periodista aseguró que durante muchos años se sintió diferente a las demás personas: "Siempre me sentí desde muy chica que era un mundo al cual yo no pertenecía. Que no había grupos donde a mí me identificaran con ciertas cosas. Que me pasaban cosas que no entendía, como no tolerar el color rojo. Como no poder comer frutillas, arándanos. No ponerme ropa roja".

Así fue como la conductora se soltó en el programa y contó con detalles cómo vivió en el último tiempo: "Desde el año pasado vengo investigando y charlando mucho, gracias a Dios encontrándome con profesionales excelentes, y el 5 de mayo que es el día de mi nuevo cumpleaños porque así me lo dijo mi terapeuta. Tuve el gran alivio porque solo fue felicidad y alivio, y entendimiento".

"Y comprender que todo esto que yo venía sintiendo tenía una explicación, y que traía un alivio muy grande a mi vida. Y que por fin sentía que pertenecía a un lugar, esto de la identidad y de la pertenencia que hemos luchado en este programa desde el día uno", agregó.

Luego, llegó el momento de la revelación y dijo: "Finalmente, el 5 de mayo, fui diagnosticada de autismo, soy autista. Y para mí es volver a nacer, es reconstruir 51 años de dudas, de buscar explicaciones donde no las había. No quiero explicar sobre el autismo porque es algo que todavía estoy aprendiendo”.

"Todavía no sé si se pronuncia así, pero mi vida empezó a tener realmente un sentido. Estoy orgullosa de mí. He transitado estos 6 años de programa alucinantes, he podido con todo”, siguió.

Sin embargo, la periodista intentó tomarse con humor la situación y lanzó: “Si bien estoy en un proceso donde todavía estoy reordenando algunas cosas y tratando de entender otras, y tener el alivio de que no voy a poder frutillas no porque soy una loca de mierda, sino porque no soporto la textura de las frutillas, algunos sonidos, algún tipo de luces y volver a tener paz”.

Por otro lado, le dio un mensaje a las personas que sufren de trastornos del espectro autista (TEA) y explicó: "El autista no es un niño acobardado en un rincón, también... todos somos seres diferentes. Eso es lo hermoso de la vida".

Además, también sostuvo que fue un proceso que sigue aprendiendo hasta el día de hoy junto a su familia.

"Hay días que no pasa nada. Hay días que me duele que me toquen. Hay días que me duele que me miren fuerte, pero siempre desde un lugar de gratitud. Saber de dónde uno viene es muy importante, en todos los sentidos. Tener explicaciones a un montón de cosas, tener respuestas. Es importante. Cada uno con sus dudas, algunos tienen más, algunos tienen menos. Me gusta lo que soy y lo acepto", aseguró.

En relación al tema, argumentó cuándo fue el momento que se dio cuenta que algo le pasaba: “Ante tanto sociabilización, una de las cosas que no entendía era mi agotamiento después de un evento. Necesitaba dormir. No entendía el cansancio de la cabeza. Es parte del enmascaramiento del autismo”.

“El alivio y la felicidad para mí es saber más quién soy, y se los deseo a todos. Tengo el privilegio y la suerte hacia dónde ir, porque en lo personal ya estoy donde quiero estar, pero profesionalmente vamos a ir por otros rumbos y ha sido hermoso y seguirá siendo hermoso. Así que, gracias”, sentenció Maju.

Finalmente, la conductora se despidió del programa, le agradeció a todo el equipo de producción, a sus compañeros y a los allegados que la bancaron durante tantos años en El Nueve. Por último, remarcó que "siempre fue muy feliz".

A su vez, respecto a los motivos que la llevaron a dejar su programa en El Nueve, dijo en diálogo con Intrusos (América TV): "Estoy bien, es como dejar a mi hijo de siete años, pero es algo que veníamos hablando con la producción desde noviembre del año pasado. Todas las Tardes ha sido la escuela más grande del mundo y fue la oportunidad de hacer mi programa, pero las cosas tienen un ciclo y está bueno retirarse a tiempo".

Sobre si decidió bajarse del ciclo por las noticias duras que contaban en este último tiempo desde que cambiaron de horario, la comunicadora aclaró: "Yo lo sabía, se sabía que iba a venir algo así. No lo vivo como un drama porque es un programa que hizo siete temporadas, es un lujo. Es como una tranquilidad, no es un duelo, fueron muchos meses que venía diciendo 'bueno, me parece que ya está'".

En esta Nota