Lunes 23 de mayo de 2022
DESTACADA | 01-05-2022 11:39

Christophe Krywonis y una estremecedora confesión sobre el momento más oscuro de su vida: "Terminé en un centro de delincuentes"

El jurado de "MasterChef Celebrity" reveló que a los 14 años prendió fuego su casa y explicó los motivos. Mirá el video.

Christophe Krywonis, por primera vez, dio detalles sobre su oscura infancia. El popular chef reveló que a los 14 años terminó internado en un centro de delincuentes durante tres semanas porque prendió fuego su casa

Invitado a PH, Podemos Hablar (Telefe), el jurado de MasterChef Celebrity (Telefe) confesó "la macana que se mandó" a los 14 años. "Prendí fuego mi casa a los 14. Fue muy duro, no la pasé bien y estaba muy solo. Una situación de típico hijo de divorciados", reveló. 

"Mi mamá pensó que se estaba quemando la aspiradora, y no, era mi habitación. Llamó a los vecinos y rompieron la puerta. Me sacaron de ahí y apagaron el incendio", narró.

Cómo logró salir adelante Christophe Krywonis

"Después de una pasada a piñas por mi abuelo por la macana que me había mandado, me llevó la policía porque no quería ir a la casa de mi mamá y mi papá no me quería recibir. Terminé en un centro de delincuentes. Estuve tres semanas ahí internado hasta que llegó mi madrina de viaje. Ella me recibió en su casa y fue la que me salvó y me sacó de este infierno", recordó muy emocionado Christophe

"Mi papá no se hizo cargo nunca, y yo una vez lo fui a ver porque quería hacer las paces, sin odio, sin rencor, y descubrí que no era un hijo de p...sino que era un pobre hombre sin coraje, que nunca quiso cumplir el rol de padre", explicó el chef sobre el  vínculo con su padre y agregó: "Giré la pagina bien, pero no sé si está vivo, no sé nada de él".

Sobre si le gustaría reencontrarse con su progenitor, dijo: "Sí, me encantaría que me llamara, le abrí las puertas al contacto pero no siguió, así que sé que no lo va a hacer". Luego, agregó: "Yo tengo hijas, tengo nietos, y lo que me pasó es lo que me tocó; ahora me toca ser padre y abuelo e intento ser lo mejor que puedo para ellos porque son la sangre de mi sangre y tengo un amor incondicional por ellos, que me hace bien".

Además, sobre el final de su relato, Christophe Krywonis sostuvo que la cocina también le salvó la vida: "Más adelante la cocina fue mi padre, fue mi todo, donde aprendí a ser recto, a ser compañero, educado, a tener reglas de vida, conciencia profesional, y la vida maravillosa que tengo".

R.L

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en