Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
17/08/2016 - 16:42

Sexy y profunda

Luciana Salazar: “Congelé óvulos para ser madre”

La modelo abrió su corazón y habló del tratamiento al que se sometió “para prolongar la posibilidad de ser madre”. “Fue una decisión mía, de mujer. No lo conversé con Martín”, reveló.

Tras los rumores de crisis con Martín Redrado, Luciana Salazar reveló a la revista Caras su determinación de congelar sus óvulos para ser mamá.

La bomba sexual abrió su corazón a la revista Caras y habló de sus deseos de ser mamá y del tratamiento al que se sometió “para prolongar la posibilidad de ser madre”.

“Yo tengo ese deseo. En mi último viaje a Miami, que se dijo que me había inseminado y estaba embarazada, me fui a hacer una congelación de óvulos, para prolongar la posibilidad de ser madre. Será cuando Dios quiera que sea, pero mi deseo está. Es una garantía para una saber que va a ser mamá en algún momento”, confesó la rubia.

Luego siguió: “No sé cómo es el proceso en la Argentina. Hace tiempo que averiguo. Cuando salieron distintas versiones pedí cautela y respeto, porque es un tema muy delicado. Lo mantengo en mi intimidad. De mi vida se dice mucho pero muy poco se sabe. Cuento sólo un cuarto de ella. Soy muy reservada y con ésto principalmente, pero como salió a luz decidí aclararlo”.

“Fue una decisión mía, de mujer. No lo conversé con Martín”

Luciana explicó que “el tratamiento lo hice con un médico argentino muy importante de Miami“, y contó que tuvo que “ir a diario a la clínica a sacarme sangre, justo a mí que me dan pánico las agujas y me baja la presión. Me pincharon los brazos todos los días, todavía tengo las marcas. Estaba llena de moretones. Y después me tenía que dar tres inyecciones en la panza casi todas las noches durante 15 días. Ya me venía preparando en Buenos Aires, porque el proceso completo lleva un mes. Tuve que tomar pastillas anticonceptivas para cambiar el ciclo menstrual porque te lo manipulan para que ellos puedan hacer el tratamiento”.

La rubia dijo que viajó con su amiga porque Redrado se tomó unas vacaciones junto a sus hijos. “En esos 15 días además no podés hacer nada. No podés hacer mucho ejercicio físico y no te dejan tener relaciones porque estás tan estimulada que fácilmente podrías quedar embarazada”, aclaró.

Y reveló que congelar óvulos fue una decisión exclusivamente suya. “Fue una decisión mía, de mujer, de querer tener óvulos bien jóvenes que están perfectos y contar con la posiblidad de ser madre más adelante. No lo conversé con Martín, es que esas cosas no hay que preguntarlas. Son decisiones individuales, pero obviamente se lo conté porque es mi pareja, pero no influye su decisión”.

“Nosotros somos una pareja muy particular y no nos importa lo que opinen los demás, así es que no tenemos presiones. Antes, a Martín le pesaba el tema público porque él no estaba en este ambiente. Yo venía más curtida por pertenecer al mundo del espectáculo, pero a él le pesaba y nuestras separaciones anteriores tenían que ver con eso, con la presión que implica saber que tu vida está expuesta. Pero ahora, con el pasar de los años, nos hemos curtido mucho los dos. Ya no nos importa, nosotros somos nosotros y lo que nos digan los demás no nos importa. Así sobrellevamos bien lo que se dice y podemos superarlo porque no nos afecta más”, concluyó.

Archivado en: