Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
04/07/2017 - 14:17

Entrevista

Víctor Manuel: “Trump es lo peor que ha dado Estados Unidos en muchísimos años”

Víctor Manuel presenta junto a sus colegas Ana Belén, Joan Manuel Serrat, y Miguel Ríos 'El gusto es nuestro', 20 años después. FOTO:.elgustoesnuestro20.com

Por César Calvo y Florencia de Sousa | El español vuelve en septiembre junto a Ana Belén, Joan Manuel Serrat y Miguel Ríos a presentar “El gusto es nuestro”, 20 años después. El cantautor habló de su afecto por el país y hasta opinó sobre la escenario político mundial.

A días de cumplir 70 años, el español Víctor Manuel regresa a la Argentina para presentar junto a sus colegas Ana Belén, Joan Manuel Serrat, y Miguel RíosEl gusto es nuestro” 20 años después,  el espectáculo que en diciembre de 1997 llevó a los artistas a emprender una extensa gira que incluyó nuestro país. Los reconocidos artistas estarán en el Luna Park los días 28 y 29 de septiembre. Por localidades agotadas se agregó una nueva función el día 30.

En una entrevista exclusiva con Exitoina, el cantautor reflexionó sobre las intimidades de este nuevo show y se refirió al escenario político mundial y además, reveló detalles de cómo es compartir profesión y vida personal con su mujer, Ana Belén.

—¿Qué es lo que tiene en cuenta a la hora de elegir un repertorio para un disco o un concierto?

—Es complicado. Primero un disco de canciones nuevas requiere en el caso mío, escribir los temas y pensar que eso merece la pena que lo conozca más gente. Por el otro lado, presentarse en un escenario después de tantos años, tantos discos, y tanto repertorio; hay que afinar mucho en el sentido de que tienes que pensar qué quiere escuchar el público, y qué quieres cantar tú. Entonces tienes que promediar y finalmente… gana el público. El público en general es más conservador que uno, en el sentido de que uno quiere siempre enseñar lo nuevo, lo que le parece que merece la pena que conozcan, no las canciones de toda la vida. Pero en general la audiencia quiere escuchar las canciones de toda la vida.

—¿Cómo se prepararon las canciones para “El Gusto es Nuestro 20 años” su último espectáculo?

—Hay que imaginarse que hay cuatro repertorios, que tienen cada uno 45 o 50 años, lógicamente quedan pocas canciones dentro, y la mayoría de ellas no entran. Cada uno de nosotros aportamos lo que queremos hacer. Primero individualmente decidimos qué queremos cantar y después las canciones en común. A veces hay cruces de dos, de tres, de cuatro, depende. Tampoco es tan difícil, hay un repertorio tan grande, tan contrastado que no es una labor complicada. Aunque, sí, lógicamente dejás fuera un montón de cosas que te apetecería cantar.

—Teniendo en cuenta que algunas canciones tienen unas letras muy relacionadas con España ¿Cómo es ese puente con el público latinoamericano?

—Hay canciones que atraviesan, sin saber cómo, fronteras con una gran facilidad. Hay otras que por supuesto son muy locales, que tienen sentido sólo en España. Pero la mayor parte de nuestro repertorio es muy abierto. Cuando Joan Manuel [Serrat] interpreta “Cantares” es perfectamente entendible en cualquier espacio, en cualquier geografía. Nosotros hemos hecho el mismo repertorio prácticamente, en España, en México o Colombia. Hicimos ligeros retoques con un guiño a la música local, pero en general manteniendo siempre un repertorio común, que la verdad es que ha funcionado muy bien.

— Joan Manuel Serrat grabó e interpretó el tango “Cambalache” de Enrique Santos Discépolo. ¿Usted incursionaría en este género, haría un disco o un show con tangos?

—No, no soy tan atrevido. A mi me ocurre que disfruto el tango, lo conozco, seguramente no tanto como Joan Manuel pero de ahí a atreverme a cantar un tango, bueno… soy muy tímido para eso, me cuesta mucho trabajo dar ese tipo de pasos. Prefiero centrarme en el repertorio que yo he escrito, que es donde me defiendo realmente bien.

—A 20 años del espectáculo “El Gusto es Nuestro”, ¿planean tener invitados locales en los conciertos de Argentina?

En un principio no, tampoco la otra vez hace 20 años pensamos que íbamos a tener invitados y después fueron apareciendo por el Luna Park y cantaron con Joan Manuel, con Ana [Belén] , con Miguel Ríos. Todo se puede dar, pero en un principio no está previsto. En España y en México no hemos tenido invitados. Nosotros somos invitados de nosotros mismos. Son cuatro repertorios cruzados que se defienden bien, pero bueno quien aparezca por allí será bienvenido.

—Con tantos años de carrera y de venir a la Argentina, ¿son conscientes del cariño que se les tiene en el país? 

Sí, hemos trabajado mucho a lo largo de muchos años y volver a Argentina siempre es apasionante: a Buenos Aires, a Rosario, a Córdoba, a Mar del Plata (lugares que visitaron en la primera presentación de El Gusto es Nuestro, en 1997). Es una delicia porque seguramente no hay público mejor en el mundo que el argentino.

—¿Cómo es el proceso de convertir un espectáculo en un disco o DVD?

Para hacer un DVD o un disco tiene que haber una justificación en el sentido de que ya no puedes hacer cualquier DVD. Si tienes un espectáculo potente te puedes arriesgar y hacerlo. La verdad es que en este caso estamos muy felices porque el espectáculo de ahora, comparado con el de hace 20 años, es mucho más potente. Además de los medios técnicos que ahora existen y no existían entonces, de sonido y video; nos pareció que merecía la pena dejar de nuevo eso en disco. Hay mucha gente de diferentes edades que aquel espectáculo no lo vio, y que ha visto el nuevo. En España se han editado simultáneamente los dos trabajos (el de hace 20 años y el de ahora mismo). Y claro, la distancia es brutal porque no tiene nada que ver, es otro mundo.

—Sus discos y conciertos tienen un mensaje de paz, de respeto por el otro, y de libertad .¿Dónde se encuentra hoy políticamente Víctor Manuel?

Yo estoy a la izquierda como nunca he dejado de estar, con matices. A veces estoy un poco más y a veces un poco menos a la izquierda. Depende cómo sople el viento, pero no sé. Me resultaría tan difícil moverme del sitio donde estoy, donde he estado siempre, y explicarlo además, por qué te has hecho una cosa que no te has hecho antes. Sigo moviéndome por los mismos argumentos, que me he movido siempre. Miro al que está al lado, tengo compasión, soy solidario. Tengo una serie de virtudes, no son muchas tampoco pero algunas que me sirven para vivir y para ir caminando.

—En la política española hay dos fenómenos muy actuales. ¿Cómo ve al del partido Podemos y por otro lado el proceso político que está viviendo Cataluña?

Son cosas diferentes. El caso de Podemos es un partido que irrumpió, creo que era absolutamente necesario. Pienso que se ha equivocado políticamente muchísimo estos últimos meses y está en una suerte de desvanecimiento. Veremos si recuperan otra vez la iniciativa y hay que ver qué pasa. Insisto que son absolutamente necesarios, es una voz nueva en la izquierda. Por otro lado trae los males que siempre ha tenido la izquierda española, que solo saben pelearse y partirse en dos cada cierto tiempo. Eso es lo peor de Podemos, y no sólo de Podemos de otros movimientos de izquierda también.
El caso de Cataluña es muy particular, hay una gente ahí adentro que es nacionalista y que exigen un referéndum de autodeterminación que no está previsto en la constitución española. Entonces habrá que dar unos pasos previos para que eso pueda ser posible. La verdad es que a mi me provoca una tristeza infinita. Como persona que ha vivido y convivido y que ha amado siempre a Cataluña, algunas expresiones por parte de Cataluña hacia España, y de España hacia Cataluña, me entristece muchísimo. Creo que ha habido una falta de pedagogía política en todos estos años inmensa. Hace un tiempo en un coloquio comentaba con Joan Manuel [Serrat] que hay que ver lo que ha cambiado este país nuestro, para mal, por ejemplo en el año 1968 podías ser el número uno en toda España con una canción cantada en catalán, y ahora eso es sencillamente imposible, no por parte de ti, sino por parte de cualquiera. Hemos ido para atrás de una manera escandalosa.

—¿Qué opina sobre Donald Trump?

La verdad es que [Donald] Trump se lee muy fácil: lo que él hace, es muy elemental, muy primario, muy brutal, por otro lado muy estúpido. Son diferentes planos de lectura los que se pueden tener con él pero en cualquier caso, significa lo peor que ha dado Estados Unidos en muchísimos años.

—¿Cómo es compartir junto con su mujer, Ana Belén, la carrera, los escenarios, las giras y estar siempre juntos?

La verdad es que afortunadamente no estamos siempre juntos, tenemos muchos más trabajos por nuestro lado que juntos. También sería un aburrimiento estar siempre haciendo lo mismo. Ella tiene una carrera cinematográfica, teatral, musical. Yo tengo mi música, mis composiciones, mis producciones. Lo que pasa es que eventualmente nos juntamos y cantamos. El año pasado hicimos una gira con un espectáculo titulado “Canciones Regaladas” y tengo que decir que cantar y trabajar al lado de Ana y con el resto de los compañeros es sencillamente maravilloso. Es infalible y extraordinaria como cantante, tiene belleza personal y artística. Es maravillosa. No puedo estar mejor acompañado en cualquier caso.

El show. Ana Belén, Joan Manuel Serrat, Víctor Manuel y Miguel Ríos se presentarán el 27, 29 y 30 de septiembre en el estadio Luna Park para hacer lo que mejor saben: contar historias a través de la música. El espectáculo ya fue visto por 500 mil personas en una extensa gira que incluyó más de treinta conciertos. Entradas en venta.