viernes 22 de noviembre de 2019
Perfil.com
OPINIóN | 14-10-2019 18:35

¡Pongamos de ministra de Economía a Pampita!

Carolian Ardohain es experta en no pagar nada en ningún lado porque las marcas la aman. Pero lo de la boda ya es too much...

Marcela Tarrio
Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

El último viernes fue un día agitado en las redacciones. Por el dólar, por el predebate, noooo! Porque Pampita anunció desde un hotelazo de Punta Cana su casamiento con su novio de hace diez minutos, Roberto García Moritán. Sí, ya se lo que están pensando. Lo mismo podría haber pasado cuando estaba con Pico Mónaco o con el hombre de los alfajores, solo que la oportunidad apareció ahora, gente, y le tocó a Moritan… ¿O ustedes creen que esto es en serio? Bueno, en serio es porque el pedido de casamiento ya se hizo (¡qué naturales lo dos en el video, no!), y después vendrá la boda, la fiesta, la luna de miel y todito, todo sin pagar un peso. Y si después la cosa no va se separan y listo, total, ¡quién te quita lo festejado gratis...!

Ojo, no quiero decir con esto que aquí no haya amor, al contrario, se los ve muy bien, pero al menos alguna vez en tu vida pagá algo, que esta boda no te la cree nadie aunque todos te sigamos la corriente, porque tanto caballo regalado y con dientes tan preciosos solo deja en evidencia que es puro negocio. Y como dicen los americanos “business are business”.

Me voy a copiar del magistral título que leí el viernes en exitoina.com para decirles que Pampita anunció su casamiento con un megacanje más grande que el de Cavallo en 2001. Y así es, porque la modelo es una experta en no pagar absolutamente nada en ningún lado (vos, Mariano Martínez, al lado de Carolina Ardohain sos El Mago sin dientes). Las marcas la aman y demandan su presencia pagándole en especies, desde una cena gratis a un viaje al Caribe mexicano en un hotel 5 estrellas para ella y 40 amigos para celebrar su cumpleños de 4 décadas, ¿se acuerdan? Eso fue el año pasado y esa vez el novio que la ligó fue Pico. Si en el canje hubieran incluido casamiento, se casaban nomás, que donde manda canje no manda el sentimiento.

Dicho esto,  un aplauso para Pampita que es una genia negociando, no sé para qué discutimos tanto sobre posibles ministros de economía, pongámosla a Caro que seguro algo te saca gratis. Si a lo que disfruta y no paga le sumás lo que cobra por cada presencia que hace (¡no quieras saber la cifra!), es una máquina de facturar. Y lo bien que hace , que vaya a saber uno hasta cuándo dura esto…

Sin dudas, Pampita aprendió todo. Incluso, ¿vieron que ahora casi no se enoja cunado los periodistas se meten en su vida, porque ella está haciendo lo mismo con los famosos en su propio programa? Bien ahí. Asi que desde aquí, Carolina, mis sinceras felicitaciones. ¿Por la boda?. No, que eso pago por ver. Por el megacanje del año. Una obra maestra del celebrity show.

Escuchá el audio

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Marcela Tarrio

Marcela Tarrio

Editora Jefa Periodística Multimedia de Perfil.com. Miembro de APTRA.

Más en

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario