Domingo 20 de septiembre de 2020
MUNDO | 17-08-2020 16:59

Se aviva la guerra entre Angelina Jolie y Brad Pitt

La actriz pidió que apartaran al juez designado en la extensa batalla de divorcio, que es el mismo que los casó en 2014, y el actor salió a contraatacar.

La guerra entre Brad Pitt y Angelina Jolie parece no tener fin, y ahora el actor reveló que el juez que la actriz rechaza en el juicio de su divorcio fue el mismo que los unió en matrimonio en 2014.

Sin embargo, los abogados del actor ganador de un Premio Oscar como mejor actor de reparto por su trabajo en Once Upon a Time in Hollywood señalaron que, detrás de toda esta maniobra, su ex mujer solo quiere retrasar cuestiones pendientes de la custodia de sus seis hijos.

Los letrados de Brad Pitt criticaron el intento de Angelina Jolie de destituir al juez John W. Ouderkirk, un juez privado, quien lleva adelante la extensa batalla de divorcio de la que alguna vez fue la pareja más amada por los medios de Hollywood.

En documentos legales obtenidos por la revista People, el equipo legal del actor de 56 años acusó a la actriz de Tomb Raider de ejercer una "táctica transparente" para retrasar los procedimientos del divorcio. Consideran además que terminará por dañar a sus seis hijos: John (antes, Shiloh), Maddox, Pax Thien, Zahara y los mellizos Vivienne Marcheline y Knox Leon.

"Desafortunadamente, las personas más perjudicadas por la táctica transparente de Jolie son los propios hijos de las partes, que continúan privados de una resolución final a estos problemas de custodia", subrayaron los representantes del actor. Destacaron además que la moción de Angelina es "un intento apenas velado de retrasar la adjudicación de asuntos pendientes de custodia".

Jolie, de 45 años, presentó originalmente la documentación el 7 de agosto pasado para que el juez Ouderkirk fuera retirado del caso de divorcio, alegando que llegó demasiado tarde y no habló lo suficiente sobre otros casos en los que fue contratado por la participación de la abogada de Pitt, Anne C. Kiley.

Según People, Ouderkirk tiene 10 días para responder a la presentación de la actriz. Pitt, por su lado, afirmó que no entiende por qué su exesposa dejó de confiar en el hombre que los casó y al que hace unos años ambos contrataron de muto acuerdo como juez privado para que dirimiera su caso de divorcio.

La pareja, alguna vez conocida como "Brangelina", se separó en 2016 y su divorcio finalizó en 2019 en medio de un escándalo por la tenencia de sus hijos y la división de los 450 millones de euros de patrimonio que ambos compartían. Sin embargo, luego de más de cuatro años en los tribunales no parece avanzar el asunto del cuidado de sus hijos.

El equipo legal de Pitt manifestó que Jolie estaba al tanto y "nunca se opuso" a la "participación continua" de Ouderkirk hasta ahora. Ouderkirk presidió las nupcias de Pitt y Jolie en 2014.

A pesar de la guerra, los actores y directores siguen funcionando como socios vinícolas, una sociedad que tienn como una inversión para sus hijos. En 2017, anunciaron que conservarían el castillo donde se casaron en Francia. En la propiedad que rodea al castillo de Chateau Miraval , ubicado cerca de la Costa Azul francesa, la ex pareja produce un vino rosado muy popular en Estados Unidos, cuyas primeras 6,000 botellas fueron vendidas a US$136 cada una y se llegaron a comercializar más de 100,000 de estas.

En enero de este año, la familia de viticultores Perrin, asociada a la gestión del lugar, prepara todo para el lanzamiento del nuevo champagne rosé de la ex pareja, que tienen una sociedad desde 2012, y que vienen preparando con su socio hace tiempo.

L.,M

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en