sábado 18 de mayo del 2024
DESTACADA 13-05-2016 09:46

Mercedes Morán: "Admiré muchísimo a Cristina"

A punto de viajar a Cannes por "Neruda", la actriz dice que lamentaría que se probara que la ex presidenta tuvo algún hecho de corrupción y ve difícil que el gobierno de Macri siga invirtiendo en la cultura y en el cine.

Por Gustavo Mendez | Publicado en la edición impresa de Diario Perfil

Vestida íntegramente de blanco y acompañada por Manuela, su hija menor, de su unión con Oscar Martínez, la actriz Mercedes Morán fue la representante de Argentina en la antesala de los Premios Platino 2016 en Santo Domingo. En esta ocasión, la actriz de 60 años presentó a los pre-candidatos en el rubro Mejor Opera Prima en Ficción. Aunque a Morán se le dibuja una sonrisa de orgullo porque "Neruda", el film que protagoniza junto a Gael García Bernal, participará de la sección Quincena de Realizadores del Festival de Cannes. "Neruda tuvo tres mujeres, la segunda fue la argentina Delia del Carril, personaje que no conocía y que representarla en cine me fascinó. Un personaje de la clase alta argentina, intelectual comunista, y es ella quien contacta a Neruda con el establisment intelectual, le da categoría de celebrity. Estoy muy ilusionada", le cuenta Morán a PERFIL.

—Trabajaste con Gael en "Diarios de motocicleta", ¿cómo fue este encuentro doce año después?

Nos conocemos bastante, y aunque mis escenas en 'Diarios...' fueron acotadas, grabamos muchísimas. Después viajamos juntos ese año a Cannes, donde comprobé el nivel de fama que tiene, es increíble, y esto se ha multiplicado. Creo que ha madurado como actor. De los actores que yo conozco tiene una carrera internacional impresionante, es un actor muy generoso, comparte la experiencia de trabajar con geniales directores y actores de Estados Unidos. No se guarda nada.

—¿Qué creés que sucederá con el cine argentino en la gestión Macri?

—Ojalá que se siga fomentando y apostando. A mí me preocupa, se han encargado de decir claramente que el Estado no tiene que participar de determinadas cosas. Mi deseo es que se entienda la cultura como una inversión, no como un gasto, y que esta parte empresarial que ostentan les haga comprender como si fueran lo suficientemente modernos que la cultura también puede ser redituable más allá de que lo es intrínsicamente porque tener un pueblo culto y económicamente bien es beneficioso para todos. En estos primeros meses de gobierno no hay muchas señales de que sea así, lamentablemente. Mi deseo es que cambie.

—Cristina Fernández de Kirchner declaró en Comodoro Py. ¿Cómo viviste ese momento?

—Con mucha expectativa y me da tremenda pena que la Justicia sea funcional al gobierno de turno. Tuve una gran empatía con Cristina, es una mujer que admiré muchísimo como estadista, como defensora de los derechos humanos, como mujer valiente y lamentaría espantosamente que se pruebe que fue corrupta.

—Cynthia García dijo que un hecho de corrupción no mancha un proyecto, ¿pensás igual?

—Sí, claro que lo mancha. La gente que votó a Macri no es corrupta por más que se determine que Macri evade, el votante es el primer defraudado. Si se prueba que hubo actos de corrupción en el anterior gobierno, proyecto que yo apoyé, la primera defraudada voy a ser yo y la gente que lo apoyó.

—¿Viste el video de La Rosadita?

—Lo vi. Es muy contundente. En el sentido de que hay gente que está contando dinero y esa gente está involucrada. No soy negadora, no me gusta negar, si hay algo horrible, oscuro y corrupto en un proyecto que yo he apoyado, voy a ser la primera en marcarlo.

—Paula de Luque hizo la película sobre Nestor Kirchner, ¿creés que se van a hacer películas sobre Cristina?

—Sí, no tengo dudas. Ha sido una líder para los que la aman y para los que la odian, de la que no se va a poder no hablar.

—¿Harías de Cristina?

—Soy de las que piensan que para los personajes reales tiene que pasar un tiempo largo, y si pasa el tiempo, no podría hacerlo. No estaría en edad. Hice personajes reales históricos y cuanto más tiempo han pasado de ellos es más fácil porque si no, te traicionaría la subjetividad.

Secretos para un éxito

Mercedes Morán admite que por el film del director chileno Pablo Larraín "conocí un Neruda que no conocía, consciente de su posteridad, ambicioso, con un gran ego", y cuenta que la trama se desarrolla cuando el autor era senador del Partido Comunista. "El gobierno lo saca, lo declara ilegal y empieza su escapada, y la persecución, todo de una manera muy poética, jugando al gato y al ratón, y como él era consciente de que eso era noticia, lo vivía como si fuera un juego que lo excitaba".

A la ex actriz de Guapas le queda por estrenar en Argentina "Llámame Francisco", el film de Danielle Lucchetti, que protagoniza Rodrigo de la Serna en la piel de Jorge Bergoglio y en la que Morán interpreta a Esther Ballestrino, amiga de la juventud de Bergoglio. "Ya se estrenó en Italia –cuenta– y Estados Unidos. Toda esta película está doblada al italiano y subtitulada al inglés, y para Latinoamérica se hará con las voces originales".

Morán ensaya su primer unipersonal, "Ay, amor divino", que estrenará en junio en el teatro Maipo, bajo la dirección de Claudio Tolcachir, y con el debut también como guionista. "Cuento historias de mi vida: el despertar de mi vocación, mi infancia en el pueblo. Hay una gran parte del espectáculo que es evocatoria en ese sentido, y un pequeño y segundo acto que deja de ser evocatorio, que hablo en el presente, desde el hoy, hablo del paso del tiempo, lo que implica".