Domingo 22 de mayo de 2022
DESTACADA | 29-01-2022 18:41

Soledad Silveyra habló de su militancia por la eutanasia, su reconciliación con Moria Casán y su éxito en el teatro

Por Pablo Silva | La artista no tuvo filtro al hablar de su visita a Moria es Moria y del gran momento que atraviesa con Locas de Remate, junto a Verónica Llinás.

“No somos Martín Bossi, Adrián Suar o Fátima Florez, pero si miramos el contexto no nos podemos quejar. Estamos ahí. La gente necesita reírse y creo que si hacemos las cosas bien, con Verónica, tenemos trabajo para rato”, explica Soledad Silveyra, una de las figuras de la atípica temporada teatral de verano 2022 en Mar del Plata en la cual comparte escenario con una obra interesante y divertida como “Locas de Remate”, junto con Verónica Llinás.

El éxito de la obra se había plasmado en Buenos Aires y la temporada fue un hecho desde hace meses atrás, en el medio de esto ambas actrices tuvieron la oportunidad de hacer proyectos personales como la película de Solita que grabó durante más de un mes en México, y con la preocupación de darse la tercera dosis del plan vacunatorio, todo en un marco de 2022 en el cual se cumplen, además, 50 años del estreno “Rolando Rivas, taxista” y siempre trabajando duro como a lo largo de su carrera.

Soledad Silveyra en Locas de Remate
CaptionSoledad Silveyra y Verónica Llinás en Locas de Remate

Tuvimos unas temporada maravillosa con Locas de Remate, en noviembre nos salió un proyecto, a mi en México y a ella en Brasil. Yo me fui preocupada a México por la nueva cepa, siempre la vi venir, y me fui pensando en la tercera dosis, me fui pensado en aplicarme pero no me dejaban entrar a Estados Unidos porque tengo Sputnik y Moderna, igual haber ido hubiera sido una gran responsabilidad. Finalmente me vacuné el 10 de enero, y ojalá que la vea pasar. Nosotras estamos resistiendo dignamente, con Vero nos cuidamos mucho y nadie puede creer que no nos contagiamos”, comentó. “El 13 de febrero cumplo 70 años, soy fumadora, tengo un efisema, a mi me da mucho miedo el virus. Yo leí tanto en esta pandemia que digo, el hombre puede hacer todo pero cuando la madre naturaleza dice no, es no. Hay algo que evidentemente estamos haciendo mal porque esto es una peste, es brutal”, analizó

La pandemia despertó el lado imaginativo de Solita, “pienso cosas que nunca había pensado”, cuenta, y al respecto compartió charlas que tuvo con su compañera de escenario. “Un día le pregunté a Verónica (Llinas) cómo haría como actriz que te lleven de camino a la horca, qué actitud tendrías... vas temblando, te llevan arrastrando, vas dignamente, te haces pis encima... pero mirá las cosas que se me dan por pensar, esto tiene que ver también con todo lo que esta pasando en el mundo porque ahora hay que hablar del mundo, del planeta”, contó.

Soledad Silveyra en Locas de Remate
Soledad Silveyra y Verónica Llinás en Locas de Remate

Para acordarme de las buenas ideas que tengo ahora hago notas de voz así cuando me viene alguna idea la grabo. Estoy teniendo buenas ideas, pero se me escapan (risas). Lucila, que me ayuda con las redes, me regaló una correa para tener puesto el celular en el cuello y cuando me aparece algo, lo grabo”, señaló.

Por qué Soledad Silveyra está a favor de la eutanasia

Días atrás Solita fue nota destacada cuando en el programa de Moria Casan, Moria es Moria (El Nueve), expresó su deseo de militar por la eutanasia, y al respecto de la respuesta del público y los medios sobre sus dichos dijo: “supongo que algunos me deben haber dado, y al día siguiente me pasa que no quiero ser pública, pero creo que es un derecho, por qué no puedo elegir. Yo de verdad no quiero ser una carga para mis seres queridos, porque cuando veo eso me mata, el día que no pueda valerme por mí misma o tenga una enfermedad que no tenga cura poder decidir. No se habla de la muerte, la verdad que es un tabú. Nacemos para morir”.

Al respecto su relación con Moria, con quien se peleaba mucho durante la participación de ambas en el Bailando de Marcelo Tinelli, confesó que aceptó ir como invitada al programa de la diva para “sanar” aquello como lo hizo una vez con Nacha Guevara. “Fui al programa porque quería sanar las cosas con Moria después que nos habíamos dicho de todo en el Bailando, hacer lo mismo que había hecho con Nacha (Guevara) me acuerdo que incluso había salido un afiche que decía “solicienta” y ellas dos como las madrastras (risas). Quería sanar y salí peor, no le dije nada en ese momento, pero al día siguiente cuando mire así de repaso me agarró un ataque que el productor me decía que no me podía poner así”, contó.

Un comienzo de año intenso tuvo Solita, no solo por el trabajo, sino también por algunos cambios en su casa y vivir en hotel durante varias semanas. Pero pese a esto, siempre demuestra su buena energía, alegría y un humor especial como si ya conociera la fórmula de la buena energía. “Dar vuelta la vida es lo más lindo que hay, igual de todas maneras hay días que... pero en general tengo un estado de bienestar, de crear empatía, me interesa el otro, por sobre todas las cosas y soy muy respetuosa por sobre todas las cosas. Creo que una de las cosas por las cuales la gente me sigue, me acompaña, es que cuando yo hablo me creen, me ven auténtica”, dijo.

Por último, al respecto de su experiencia de trabajar con Verónica Llinás, contó: “Lo que pasa con la obra es por nosotros. Crecí mucho con esta obra. Con Vero en los ensayos creía que me mataba y la mataba. Cada tanto tenemos un cruce, es una obra muy difícil, pero hasta ahora desayunamos juntos (risas) Sí ganan los egos, perdimos. Nos decimos todo, no acumulamos nada. Es entretenido, constructivo, solido e intenso. Hemos transpirado la camiseta, hacer algo delirante que sea verosímil, es difícil”.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en