jueves 18 de abril de 2019
Perfil.com
DESTACADA | 20-03-2019 19:27

El llamativo silencio de Silvia D’Auro

La ex de Jorge Rial no brinda declaraciones desde hace tiempo. Todos los detalles.

Silvia D’Auro, la ex esposa de Jorge Rial y madre adoptiva de Rocío y Morena Rial, permanece en silencio desde hace tres meses. La conductora radial, que durante mucho tiempo supo generar escándalos por sus declaraciones y enfrentamientos contra el conductor de Intrusos, la relación con sus hijas y sus fulminantes bombas dedicadas a reconocidas figuras del ambiente, dejó Twitter el 19 de diciembre del año pasado.

D’Auro levantó su perfil mediático en el 2011 cuando finalizó su matrimonio de 21 años con Rial. Tras la separación, se desató una impactante guerra y ella, dos años más tarde en diálogo con la revista Noticias, sugirió que el periodista recibía sobres por parte de importantes políticos a cambio de protección mediática. Éste hecho la llevaría a ser denunciada por su ex marido por extorsión y terminaría procesada por chantaje.

Más allá de aquel histórico conflicto, sorprende que Silvia no haya emitido opinión durante meses en los cuales pasó mucha agua por debajo del puente. Desde que ella abandonó las redes, su hija Morena inició su carrera musical, reveló el nombre de su bebé e incluso se conoció que se someterá a un costoso tratamiento. Pero parece que las diferencias que las separaron son mucho más fuertes que cualquier evento alegre en la vida de la joven, y siguen más distanciadas que nunca. Semanas atrás, More habló de ella en sus redes. “Prefiero no relacionarme con gente mala”, disparó en su cuenta de Instagram.

Silvia tampoco emitió opinión acerca de un hecho que seguramente le haya generado una reacción singular: la propuesta de casamiento de Jorge Rial a Romina Pereiro. Algo verdaderamente llamativo, ya que siempre que pudo, desde sus redes ha lanzado fuertes mensajes en contra de él.

Además de lo referido a sus vínculos familiares, otro gran suceso acontecido en el último tiempo y que no obtuvo una respuesta por parte de D’Auro fue la muerte de Natacha Jaitt. La mediática, enemistada con el conductor de Intrusos al igual que ella, intercambió palabras en buen tono con la conductora radial muchas veces en la red social del pajarito, e incluso hasta se pensó en una posible alianza para destruir al periodista de América. Jaitt fue encontrada sin vida el 23 de febrero en el salón de eventos Xanadú conmoviendo a gran parte del país, pero Silvia no apareció ni para brindar sus condolencias, al menos de manera pública.

Lo último que hizo D’Auro en Twitter fue retomar su guerra contra Rial acusándolo de maltratar mujeres, realizar  una sugestiva promesa, y disparar contra Ernesto Tenembaum y Alejandro Fantino. Al conductor de Animales Sueltos le dijo de todo y se metió con su sexualidad.

A poco más de tres meses de su adiós de las redes, falta cada vez menos para que su hija adoptiva Morena se convierta en mamá. Pero todo lo que pasó indica que ella continuará guardándose sus palabras.

L.L.

También te puede interesar
La profunda autocrítica de Silvia D'Auro

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario