jueves 23 de mayo del 2024
DESTACADA 14-04-2024 13:35

Oscar Martínez, durísimo al analizar la situación de la Argentina: "Llegamos a un punto de decadencia tristísima"

El actor, que se instaló en España hace más de cuatro años, se mostró triste por el momento que atraviesa el país tras la llegada de Javier Milei.

Oscar Martínez está de visita en Argentina y no dudó en analizar la situación que atraviesa el país en el tiempo que lleva Javier Milei en el poder.

Invitado a La Noche de Mirtha (El Trece), el actor habló de su vida en España y dio su punto de vista sobre lo que está ocurriendo en Argentina: "A mí me da muchísima pena. No estoy al tanto de todo lo que pasa como cuando estaba aquí. Claro, porque esa fue una de las razones también por las que me fui. Me alivió".

Qué dijo Oscar Martínez de la Argentina

"La Argentina viene de mal en peor desde hace muchas décadas. Yo me crié en un país que tenía un dígito de pobreza, que además era digna, y no era ni marginalidad ni indigencia. Lamentablemente hoy tenemos casi el 60% de pobreza y hay millones de niños que no comen. Me resulta muy difícil hablar de esto porque me conmueve y me parece una vergüenza que un país como la Argentina tenga criaturas que van a ser desnutridas. Es algo inconcebible", se quejó.

"Llegamos a un punto de decadencia tristísima. A mí lo que no me gusta, que no me gustaba antes y no me gusta ahora, es que desde las máximas posiciones de poder se utilice el agravio, se estimule la belicosidad, la violencia. Se denigre, se insulte. Se estimule la confrontación y la fragmentación", planteó Oscar Martínez.

"Observo eso con una enorme tristeza y con el convencimiento de que eso es el tiro final, es el tiro en la nuca, digamos. Eso nos va a destruir del todo. Yo digo que la Argentina es un barco que está escorado desde hace bastante tiempo, que le entra agua por todos lados, y arriba de ese barco estamos todos nosotros", sumó. Y manifestó: "En lugar de ocuparnos de eso, nos estamos matando entre nosotros. Entonces yo quiero vivir en un país en el que cualquiera tenga derecho a decir lo que tenga ganas de decir y lo que piensa. Yo noto que eso pasa ya incluso a un nivel más horizontal. La cultura política lo impuso. Hoy un actor hace una declaración y salen a matarlo cuando esa declaración de pronto no es tribunera, no le falta el respeto a nadie".

Sobre la dirigencia política que está desde hace 40 años en el poder, Oscar Martínez sentenció: "Han estado siempre y todos hablan como si nunca hubieran tenido nada que ver y como si tuvieran la solución a los problemas que ellos mismos, en muchos casos han generado. Por supuesto que hay una sociedad, también, que hemos elegido lo que hemos tenido. Entonces es hora de que todos bajemos los decibeles, bajemos la soberbia, bajemos el fanatismo, porque es perentorio encontrar soluciones. Es urgente".

En esta Nota