viernes 01 de marzo del 2024
DESTACADA 21-07-2023 11:02

Murió Tony Bennett, el último de los cantantes clásicos estadounidenses, a los 96 años

El cantante, catalogado por Frank Sinatra como el más grande del mundo, le diagnosticaron Alzheimer en 2016, pero continuó actuando y grabando hasta 2021.

El cantante y compositor Tony Bennett, el último de una generación de cantantes clásicos estadounidenses cuyo espíritu incesantemente alegre tendió puentes entre generaciones para convertirle en un creador de éxitos a lo largo de siete décadas, falleció el viernes en Nueva York. Tenía 96 años.

A Bennett le diagnosticaron Alzheimer en 2016, pero continuó actuando y grabando hasta 2021. Su última actuación fue en agosto de 2021, cuando apareció junto a Lady Gaga -con quien publicó dos discos- en el Radio City Music Hall de Nueva York en un espectáculo titulado “One Last Time”.

Tony Bennett

Columbia Records, fichó a Bennett en 1950 y el cantante alcanzó el estrellato en 1962 con el lanzamiento de su canción “I Left My Heart in San Francisco”.

Frank Sinatra describió a Bennett como el cantante popular más grande del mundo.

La publicista de Bennett, Sylvia Weiner, anunció su muerte.

¿Qué enfermedad tenía Tony Bennett?

El 1 de febrero de 2021, Tony Bennett reveló que tiene Alzheimer. Su familia lo acompañó en el anuncio que se dio a través de un extenso artículo en la revista AARP, diciendo que fue diagnosticado en 2016, pero que mostró signos reales de deterioro dos años después, mientras grababa un álbum con Lady Gaga.

"La vida es un regalo, incluso con el Alzheimer. Gracias a Susan y a mi familia por su apoyo, y a AARP por contar mi historia", escribió en Twitter. 

Bennett, -Anthony Dominick Benedetto en rigor expresó por primera vez su preocupación por su salud en 2015, cuando tuvo problemas para recordar los nombres de sus compañeros. Susan le hizo una lista de los nombres para que los guardara en su piano, lo que le disgustó. En su lugar, quiso ir al médico, y un neurólogo del Hospital Lenox Hill de Nueva York confirmó el diagnóstico en 2016.

Antes de su enfermedad, Tony era conocido por ser un perfeccionista meticuloso y exigente en el estudio. El documental de 2012 The Zen of Bennett incluye un momento electrizante cuando Tony, trabajando para calmar a una nerviosa Amy Winehouse durante su dúo en "Body and Soul", arremete contra el productor Phil Ramone, que intentaba intervenir en el micrófono del estudio: "No, ¡no te metas! Deja que ella y yo lo solucionemos".

Tony tuvo una presencia mucho más apagada durante la grabación del nuevo álbum con Gaga. En las imágenes documentales de las sesiones, apenas habla, y cuando lo hace sus palabras son entrecortadas; a veces, parece perdido y desconcertado. Gaga, claramente consciente de su estado, mantiene sus expresiones breves y sencillas (como recomiendan los expertos en la enfermedad al hablar con los enfermos de Alzheimer). "Suenas muy bien, Tony", le dice en un momento dado. "Gracias", responde él con una sola palabra.

Con una sonrisa acogedora y un traje elegante, cantaba con gusto y un suave vibrato con una voz fuerte y claramente enunciada, que mantenía en forma gracias al entrenamiento de la tradición operística del Bel Canto.

A partir de su grabación de la canción de cine "Because of You" en 1951, Bennett cantó docenas de éxitos, entre ellos "Rags to Riches", "Stranger in Paradise" y, en lo que se convertiría en su canción emblemática, "I Left My Heart in San Francisco", que le valió dos de los 19 premios Grammy de su carrera.

En esta Nota