Jueves 13 de agosto de 2020
DESTACADA | 13-02-2020 16:15

Mariano Iúdica respondió a las duras críticas de sus excompañeras

El conductor se refirió por primera vez a los dichos de Carla Conte, Connie Ansaldi y Cinthia Fernández. Además, aseguró que pudo haber muerto muchas veces en su juventud.

Mariano Iúdica pocas veces habla por fuera de su espacio en Polémica en el Bar (América), por lo que sorprendió al hacer declaraciones contundentes sobre su vida en la radio y asegurar que cometió excesos durante su juventud hasta el punto de estar cerca de la muerte, además de referirse a las duras críticas que Connie Ansaldi, Cinthia Fernández y Carla Conte hicieron sobre él y responder sobre cada una de ellas.

Al ser consultado sobre si alguien de los medios de comunicación lo traicionó, el conductor indicó  que hay traidores por todos lados, pero que cada vez le duele menos. “Miles, todo el tiempo. Es así. Cuando se trabaja con egos, vanidades y dinero… La gente hacía y hace cualquier cosa por estar e incluso traicionarte, cagarte o desilusionarte sin ningún tipo de miramientos. Al principio de dolía diez, después seis y ahora cuatro. Ahora ya tengo un caparazón, ya no pasa mi vida emocional por lo que pase en mi ámbito laboral. Trato de no llevarme el trabajo a casa, salvo la planilla de rating”, aseguró Iúdica en diálogo con Ulises Jaitt para El Show del Espectáculo (AM 1300 La Salada).

Cinthia, quien se fue de involucrados (América) tras la finalización de su contrato y de mala manera, había sido muy crítica con Mariano –asegurando que había sido recetora de comentarios despectivos de su parte- pero este decidió ponerle paños fríos a la situación y reveló que tuvo una charla con la morocha. “No es una desagradecida, porque la entiendo y entiendo lo que es ser madre de tres pibes y estar manteniéndolos sola. Es un quilombo importante. No me pongo a juzgar esas reacciones de la tele. Será porque estoy grande y voy a terapia todos los días. No me tomo las cosas como personales. El canal le da laburo y el canal decide. Ayer la llamé por un evento que la quieren contratar en Formosa y hablamos lo más bien”, sostuvo la figura de América.

Con respecto a  Conte y Ansaldi –que tuvieron duras palabras hacia él, tildándolo de asqueroso y poseedor de un gran nivel de “pajerosidad” en el caso de la primera, y de soberbio por parte de la segunda- Iúdica aseguró que no tiene tiempo para centrarse en esas discusiones y que volvería a trabajar con ellas dos.

Podría haber muerto 500 veces

"Yo no tengo para pelearme y no me tomo las cosas personalmente. No creo haber hecho cosas como para tener que meterme en una confrontación. Lo que sucedió en un momento, sucedió en un momento. Son cosas que pasan en la tele 500 veces por minuto, pero no te podés detener todo el tiempo en los comentarios de las cosas porque detenés la maquinaria de trabajo. Tengo que trabajar y no puedo detenerme para ver quién dijo algo. Siempre se dice algo de alguien todo el tiempo. Siempre se dice algo de todo el mundo, todo el tiempo y más en las redes sociales. Trabajaría con todos. Yo, por más de que tenga que trabajar con el tipo que me echó del banco, que era un hijo de puta, yo laburo otra vez", declaró con firmeza.

En diálogo con Jaitt, el conductor del Polémica en el bar también aseguró que durante su juventud fue bastante descarriado y que se reencauzó luego de los fallecimientos de su papá y su hermano, y también por haber tenido un hijo siendo bastante joven. “Cuando era pendejo, era pendejo. Fui padre muy jovencito y enseguida se te acomodan todos los huesos. Porque podes pelotudear o bardear con amigos, pero no te deliras. Cuando uno es padre, es consciente y ponés por delante a tus hijos. Mi papá murió joven y tuve que laburar. Si no hubiera tenido hijos tan de joven y mis viejos no hubieran fallecido así, yo hubiera agarrado por otro camino”, reveló el hombre de 49 años.

“Cuando pasan estas cosas uno se les revela a los padres. Mi viejo estaba muy mal, yo iba a Cemento, una vida que para mis viejos nada que ver. Cuando falleció mi hermano empecé a hacer la mía. Ahí tenés un Dios aparte. Yo me podría haber muerto mil veces: iba en el techo del tren, por ejemplo, te pueden pasar mil cosas. Si yo llego a ver que mis hijos hacen un 10% de las cosas que hacía me muero de un infarto”, reconoció Mariano, y aseguró: “Hacíamos de todo. Esperábamos a la mañana a que llegara el camión con los yogures y nos robábamos los yogures; en los bares nos metíamos atrás de la barra y les sacábamos cosas. Podíamos haber muerto 500 veces andando en auto a cualquier velocidad. Después vos ves que se matan en la ruta los pendejos, y yo podría haber sido uno de esos”.

L.L.

Galería de imágenes

Más en

Comentarios