miércoles 17 de abril del 2024
DESTACADA 24-12-2023 12:26

Lilia Lemoine sufrió un feroz ataque en la calle y fue asistida por el SAME: le pegaron una cachetada y le robaron el celular

La diputada nacional de La Libertad Avanza fue increpada por una pareja en Villa Urquiza y la trasladaron al hospital Pirovano tras la agresión.

Lilia Lemoine sufrió un feroz ataque mientras caminaba por Villa Urquiza y debió ser asistida por el SAME. Según fuentes policiales fue increpada por una pareja por pertenecer a La Libertad Avanza, el espacio político de Javier Milei.

Qué le pasó a Lilia Lemoine

"Todo ocurrió cuando la legisladora caminaba por la calle Nahuel Huapi al 5200 y fue sorprendida por una pareja que comenzó a insultarla por su procedencia política", informaron fuentes policiales sobre lo ocurrido en la tarde del sábado.

Lilia Lemoine
Lilia Lemoine fue agredida en la vía pública

"La damnificada sacó su celular con intenciones de filmarlos pero uno de ellos le dio una cachetada, mientras que la mujer que lo acompañaba le arrebató el dispositivo para luego darse a la fuga", le detallaron a La Nación.

El dispositivo móvil fue descartado a metros del lugar donde sucedió la agresión y la Policía de la Ciudad labró actuaciones por "amenazas y daños".

Tras el ataque, Lilia Lemoine fue asistida por el SAME y la trasladaron al hospital Pirovano por un traumatismo en la muñeca. Además le realizaron una tomografía computada y una placa radiográfica para descartar otras lesiones.

Tras lo ocurrido, la diputada nacional hizo un descargo en la red y relató: "Un tipo de más de 1,90 me arrebató el celular a la fuerza (porque ella no lo consiguió) y mientras ambos se daban a la fuga, partió al medio mi herramienta de trabajo. Tuvo mala suerte ya que una testigo que llamó al 911 al ver el suceso. Vio cuando lo arrojó a un cantero y me ayudó a recuperar la parte que no se robó que es justamente la que contiene las tarjetas de memoria interna y externa".

"Así que tendré acceso a las imágenes así que, si no alcanza con las imágenes de la cámaras de la calle, están las mías; de modo que la policía los va a encontrar sí o sí. La razón por la cual decidí filmarlos fue porque me amenazaban. Y ¿qué pensaron? ¿Que me iba a asustar y correr? No. Ellos corrieron, como todo cobarde que ejerce violencia y corre porque tiene muy en claro que lo que hacen está mal", siguió.

"Lo que hicieron fue lamentable. Yo voy a seguir caminando por la calle. Yo entiendo muy bien que pasamos una situación difícil y quienes no retuvieron el poder están enojados y dolidos, y si me quieren gritar, increparme o decirme lo que piensan estoy más que dispuesta a escucharlos porque sé que sienten miedo pero... violencia y amenazas no. Que se termine la Argentina de culpar a la víctima. Y muchísimas gracias a todas las personas que me asistieron en esos momentos, desde transeúntes hasta el personal policial, del SAME y los trabajadores del Pirovano", concluyó Lilia Lemoine.

En esta Nota