Miércoles 20 de enero de 2021
DESTACADA | 29-11-2020 18:05

Leopoldo Luque lloró por Diego Maradona y habló de su última pelea

Tras ser allanado e imputado por "Homicidio culposo", el cirujano no pudo contener las lágrimas y habló del "encontronazo" que tuvo con "El Diez" días antes de su muerte.

Leopoldo Luque, médico personal de Diego Maradona, que lo operó de la cabeza el 3 de noviembre y luego dio el alta el 12 del mismo mes, rompió el silencio tras los allanamientos en su domicilio y consultorio, y posterior imputación por "homicidio culposo". El cirujano dio detalles de la violenta pelea que tuvo con El Diez antes de su muerte.

"Es un incidente es algo que les voy a contar. Son cosas que no puedo ni leer. Porque, primero, estoy muy mal porque se murió mi amigo. Una persona que acompañé hasta el último segundo", arrancó diciendo Leopoldo Luque con la voz entrecortada por el llanto ante la consulta de Cecilia Insinga, de TN, sobre el violento episodio que testigos describieron en sus declaraciones ante la Justicia.

"Yo estuve en el entierro, estuve en el velorio.. estuve en todo momento con él porque yo sabía que él lo quería así", indicó, y destacó que "yo vi mucha gente que no había visto nunca, y después que se diga que yo no estuve con él, no lo puedo creer". "Me dicen médico de cabecera, y yo era neurocirujano. Diego. odiaba a los médicos, odiaba a los psicólogos, odiaba a todo el mundo... en cuanto a la salud. Conmigo era diferente, porque yo era genuino y no buscaba una foto", señaló.

"Diego tenía muchas dolencias, muchas, de antes de conocerme... Diego necesitaba ayuda y no había forma de entrarle. Diego tiene autonomía, Diego decide. Diego no es insano, es una persona que todo el tiempo puede decidir", siguió, y remarcó que al ser una persona que decide por sí mismo no se lo podía invadir, y que de ser así había que judicializarlo, cosa que no pasó.

"Diego era muy difícil y me echó un montón de veces de su casa, pero después me llamaba. Yo hacía sugerencias que él aceptaba o no. Yo lo acompañaba, así funcionaba. El resto de las cosas que hablan son estupideces que dañan la memoria de Diego. Era un paciente de alta", sentenció Luque. "Diego sabía quién era yo. Esa pelea que se dice fue una pelea común como las que teníamos siempre, donde me echaba y después volvía", reiteró con fuerza.

"Lo que pasó fue que yo entré a la casa, y no quería recibir a nadie. Yo era el único que podía entrar, como profesional. Entré 'Diego, ¿qué pasa?', 'tomatelás'. La historia que no sé quién la contó, es así. Me echó, 'Luque dejame tranquilo, la conch... de tu hermana, estoy bien'. Yo sentado a un costado de la cama 'dale, Diego, un esfuerzo más'. Pero si me quiere echar, me puede echar. Todo lo que hice fue de más, no de menos", sentenció.

"Yo quería que Diego se levante, si no quería ni recibir a las hijas. La parte neurológica ya estaba, el control era perfecto. Alcohol tampoco estaba tomando, y los medicamentos estaban habilitados por el equipo psiquiátrico. No era 'El Dr. Luque, era toda una contención", agregó.

"Yo le dije 'a vos no te voy a dejar así'. Porque todos se iban", denunció Luque ante los micrófonos de todos los medios. "Porque es muy fácil hablar de la vereda de enfrente", añadió nuevamente quebrado. "Yo lo podía haber hecho y me evitaba este quilombo, pero yo lo amaba y necesitaba ayuda". 

Leopoldo Luque confirmó que Diego le dijo que lo iba a "cag... a palos". Entonces el cirujano le lanzó: "Para que yo me vaya te tenés que levantar de la cama y después me tenés que agarrar. Yo, de tonto, miré mi celular y lo tenía encima. Corro, cuando corro, él cierra la puerta. Había un nutricionista/clínico que le dijo "vos qué mirás'. Yo me quedo comiendo unas galletitas detrás de la puerta de Diego, sale y me dijo 'Luque, ¿vos sos pelotud... te dije que te vayas? Y me corre. Esa era la salud de Diego el jueves. Corro, veo como que se va a balancear más y lo agarro, y el me tira, no sé si estaba enojado. Cuando me voy agarro una galletita y él dice, 'este Luque es un hijo de pu... no come ni en la casa".

El cirujano insistió con que detrás de Maradona había un equipo de salud de mental que él no dirigía, recordó que fue él el que insistió en llevar a Diego al sanatorio tras verlo mal, y que era el único que "llegaba a Diego", por eso la familia lo buscó también. Reiteró que su función como médico de Maradona terminó tras su alta, pero continuó viéndolo por su relación cercana. "El riesgo de Diego era el consumo, no un ataque cardíaco", sentenció, y descartó totalmente que su muerta esté vinculada a la operación a la que fue sometido El Diez.

"Todos estuvimos reunidos para ver qué era lo mejor para Maradona. Lo que necesitábamos es su voluntad, porque sin Diego no se podía hacer nada. ¿Por qué no averiguan quién era Diego? No hay criterios que podemos tomar sin su consentimiento. No hay un error médico, ni tampoco de criterio. Maradona tuvo un ataque cardíaco, que es lo más común del mundo morir así. Es un hecho que podía pasar. Siempre se hizo lo posible para disminuir esa chance, pero no para bloquearlo", dijo. Y agregó: "A Diego no le podías manejar nada. No se le imponían las cosas, él hacía lo que quería".

Leopoldo Luque habló del allanamiento y la imputación en su contra tras la muerte de Diego Maradona

La Justicia ordenó este domingo el allanamiento de la casa y el consultorio de Leopoldo Luque en el marco de la causa que investiga las causas de la muerte de Diego Armando Maradona.

Los allanamientos de la vivienda y el consultorio del médico personal de Diego, se ordenaron luego de la declaración testimonial de Dalma, Gianinna y Jana, las tres hijas del ídolo, quienes pidieron que se revise las medicaciones que Luque y su equipo le recetaron en los últimos meses de tratamiento en las clínicas Ipensa, de La Plata, y en la Clínica Olivos.

A pesar de trascender por fuentes judiciales la imputación del cirujano, de 39 años de edad, el galeno arrancó la rueda de prensa que organizó en su casa: "Todavía no estoy informado de los cargos, ellos vinieron de un modo que uno no espera, y luego de trabajar como lo hice por Diego. Pero bueno, ingresaron, es su trabajo. Abrimos las puertas y le dimos toda la información que necesitaban, los teléfonos. Lo que pidieron lo tuvieron", dijo.

Y explicó: "Se llevaron la historia clínica que llevo de Diego con todas las atenciones que hice, y de los profesionales que participaron en la atención que yo pedía que escribieran y se imprimió. Toda la historia clínica y dispositivos electrónicos de todo tipo, desde discos rígido que yo tenía desde hace 20 años, cosas".

"Cuando Diego fallece yo llegué al lugar y estaba la Fiscalía trabajando. Son procedimientos legales que yo desconozco y no voy a criticar. Voy a estar a disposición de la Justicia. Sé cómo trabajé y cómo lo hice. Lo que hice por Diego hasta el último legal lo puedo mostrar", aseguró.

Leopoldo Luque dio detalles de su llamado al 911 por Diego Maradona

Mientras se investiga cómo fue la muerte del exfutbolista, se difundió la grabación de su médico personal pidiendo una ambulancia al 911.

Sobre esto, Luque detalló: "Yo estaba operando, recibo un llamado diciéndome 'Diego está mal, no reacciona'. Cómo que no reacciona. Corto y me pongo a pensar qué estaba pasando. Entonces pensé, llamo a una ambulancia y digo que está en paro", contó, asegurando que desconocía el estado real de Maradona, quien para ese momento ya había fallecido.

"Me cambio, yo tenía otra cirugía, le digo a mi socio que Diego estaba mal y me voy. Llamo al jefe de ambulancias de Swiss Medical y le pido que mande un helicóptero porque parecía que Diego estaba mal. Ese fue el llamado", cerró el tema. 

Leopoldo Luque: "Diego Maradona quería una vida que era mala"

En el último tramo de la extensa entrevista que brindó a los medios, Luque dijo entre lágrimas no saber si puede reprocharse algo, y dejó en claro que "Diego quería una vida que era mala".

"Lo saqué a pelotear, lo quería traer a mi casa cuando lo vi solo un día, él no quería. Y era la vida de él, extrañaba mucho a sus papás", contó, coincidiendo con otros testimonios. Y lamentó: "A lo último le cambiamos la vida y se fue. En un momento me dijo '¿hasta dónde querés llegar? Yo sufrí mucho'", explicó que le dijo El Diez. Mirando en retrospectiva, Luque aseguró que "volvería a hacer" lo mismo que hizo con él. 

"Reprochar no me reprocho nada, estoy orgulloso de lo que hice por él, por su familia. Por ahí con sus hijas no tuve llegada porque estaban distanciadas de Diego, no las veía mucho, pero las hermanas, los hermanos, los sobrinos, los de seguridad, a todos los trataba igual que Diego. Están buscando un culpable cuando yo no veo ninguno por ningún lado", sostuvo. "Con Diego se hizo lo mejor que se pudo".

"Yo creo que todo esto Diego lo bancó por mí. Diego estaba muy triste, se estaba castigando de un modo que yo no lo iba a permitir. Porque con Diego estaban todos en las buenas", tiró; sin embargo, admitió que nunca pasó que Diego Maradona podía morir.

Luque deslindó de responsabilidades a la familia de Diego, dijo que estaba seguro que lo amaban "pero Diego quería estar solo, era solitario".

L.M

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en