jueves 29 de septiembre del 2022
DESTACADA 08-09-2022 16:51

Cómo es la Operación Unicornio: el plan ante la muerte de la Reina en Escocia

Al haber fallecido en el castillo de Balmoral, se activa un protocolo diferente al London Bridge hasta que el féretro llegue a Londres en un tren especial.

No es ningún secreto que el plan del Reino Unido para la eventual muerte de la reina Isabel II tenía el nombre en clave de London Bridge. Pero había disposiciones especiales en caso de que la monarca muriera estando en Escocia, llamadas Operación Unicornio.

El unicornio es el animal nacional de Escocia y forma parte del escudo real, junto con el león de Inglaterra. La monarca, de 96 años, falleció en su remota residencia de las Highlands, Balmoral, con toda su familia directa volando para estar a su lado.

Reina Isabel

El periódico Herald informó que el término Operación Unicornio se utilizó por primera vez en los periódicos online del Parlamento de Edimburgo en 2017, previendo la llegada de un gran número de personas a Escocia si era allí donde la monarca moría. El palacio es la residencia oficial de la monarca en Edimburgo, y la catedral es una de las iglesias medievales más importantes de la capital escocesa.

Según los planes de la Operación Unicornio, habrá un período de luto durante el cual su cuerpo será trasladado desde Balmoral al Palacio de Holyroodhouse en Edimburgo mientras que el Parlamento Escocés cesará sus funciones temporalmente para que sus miembros se preparen para el funeral. Los miembros del público firmarán un libro de condolencias en el parlamento en Holyrood.

Posteriormente, el cuerpo de la soberana británica se colocará en el Royal Train y viajará desde la estación de Waverley por la línea principal de la costa este a Londres, donde será enterrada, algunos días después, junto a su esposo, el duque de Edimburgo.

Si el traslado se produce en avión, la operación se conocerá como Operación Overstudy.

Reina Isabel a traves de los años

Qué es la Operación London Bridge

Previamente, se activaron aspectos de la Operación Puente de Londres, como que los presentadores de la BBC vistieran de negro y que los canales cambiaran a noticias rodantes.

Esta operación incluye el "apagón" temporal en redes sociales de todas las cuentas reales en Twitter, Facebook e Instagram, los diez días de luto, las banderas a media asta y la exhibición del féretro en el Palacio de Westminster. Allí estaría durante tres días para que sus compatriotas acudan a dar la despedida, antes de ser enterrada en la cripta del Castillo de Windsor, junto a la tumba de su esposo Felipe de Edimburgo.

La primera en conocer que "El Puente de Londres ha caído", fuera del entorno de Buckingham, es según el protocolo, la primera ministra Liz Truss, en una breve llamada telefónica. Luego se enterarán todos los ministros del Gabinete y más tarde los miembros del Consejo Privado de la reina y los máximos responsables de las Fuerzas Armadas, que darán órdenes para las salvas de honor en todo el país a las pocas horas a lo largo del "Día D".

La Operación Puente de Londres incluye también la celebración de un acto de homenaje en la catedral de St. Paul que estaría presidido por el primer ministro.

En esta Nota