miércoles 16 de octubre de 2019
Perfil.com
DESTACADA | 16-04-2015 23:05

Felipe Colombo: "El fanatismo político es peligroso, pero es parte de la pasión"

Más alejado de sus orígenes y recuperado de una operación de rodilla, el actor encara unos meses de mucho trabajo y a la vez de mucha ilusión.

Bàrbara Defoix
Bàrbara Defoix

Licenciada en Periodismo. Mail: barbaradefoix@gmail.com

Muchos escuchan el nombre Felipe Colombo y en seguida les viene a la cabeza las míticas novelas de Cris Morena como "Chiquititas" o "Rebelde Way". Sin embargo, a lo largo de su carrera el polifacético actor mexicano nacionalizado argentino ha colaborado en multitud de proyectos para la televisión y el teatro, además de haber llevado a cabo varios emprendimientos en el mundo de la música.

Actualmente, más alejado de sus orígenes y recuperado de una operación de rodilla, el actor encara unos meses de mucho trabajo y a la vez de mucha ilusión. Participa en la obra "Así es la vida" que después de estar en cartel en el teatro Cervantes desde octubre pasado está de gira por un mes. Asimismo, está a la espera del estreno de su última película, "Testigo íntimo", de la que es co-protagonista, y empezó a componer su propio repertorio musical.

En el escenario del teatro antes de realizar la entrevista y la sesión fotográfica con Exitoina.com, se paró unos instantes a admirar el lugar.

¿Aún te pones nervioso tras tantos años de experiencia?

—Y sí, impone la vista de todo el teatro lleno. El aplauso de un salón lleno de gente impresiona y ves que los que llevan más años encima de los escenarios se emocionan con vos. Aunque sean mayores les pasa lo mismo que a vos cuando responde el público.

La verdad es que el Cervantes es un teatro hermoso.

—Lo vine a ver cuando estuve de turismo en Buenos Aires cuando era chico, antes de trasladarme acá definitivamente. Y no lo vi como turista, sino como el sitio en el que yo quería trabajar algún día. Mis padres son actores y vivo el teatro de otra manera...

¿Cómo es trabajar con actores de la talla de Roberto Carnaghi, Rita Terranova y Mario Alarcón?

—Yo no fui a una a escuela de actuación ni siquiera en México. Siempre estuve en contacto con los teatros, directores y maestros; he ido a clases, cursos, seminarios y me he instruido en alguna materia. Pero trabajar con actores con la tracendencia, al menos para mí, que estan en esta obra conmigo y en general con actores que son referentes para mí es lo más necesario en este momento para mí y mi carrera. Es casi una necesidad absoluta trabajar con ellos. Es la manera que puedo ver cómo trabajan los que para mí son maestros desde la cotidianidad y desde el compañerismo y casi desde la paridad, ser colegas en el proceso creativo. Es la única manera que me he acercado a entender de qué se trata lo que hacemos, viendo a los demás.

En el cine rodaste hace poco el thirller "Testigo Íntimo"que protagonizas junto a Graciela Alfano con la dirección de Santiago Fernández Calvete. ¿Qué dirías de la experiencia?

—Cuando llegó el libro de la película estaba a full, pero uno tiene ganas de que le pasen esas cosas. Con los ensayos, el estreno, la verdad que no le había dado ni pelota. Cuando me tenía que juntar para hablar sobre ello llegué a casa después de una función agarré la compu y me puse a leer. Dije "lo leo rápido así tengo algo de qué hablar mañana". Lo empecé a leer y estaba buenísimo. Terminé a las tres de la mañana de leerlo y la desperté a mi mujer. Le digo "Cecila leí el libro, el guión que me mandaron está bueno", y me dice "¿Qué?Ah buenísimo, no me lo cuentes ahora", jajaja. Me junté con Santiago y él tenía muy claro el libro y era muy bueno meterse en una aventura así. Con un thriller que estaba muy bien escrito, que iba a haber momentos que iban a requerir mucha atención, mucha intensidad de trabajo.

¿Te sentiste cómodo en el género thriller? El público quizá está más acostumbrado a verte en telenovelas, comedias...

—Sí, me encantó. Es un género en el que es difícil sentirte cómodo. Sobre todo porque estás trabajando en un lugar que es incómodo, pero está buenísimo. Están definiendo la fecha de estreno porque entró a un par de festivales no a competencia sino a exhibición y opening. Están esperando a ver con qué volvemos de estos festivales porque bueno el cine independiente necesita de esos empujoncitos.

Fuera del ámbito teatral, ¿estás inmerso en algún proyecto del mundo de la música?

—Estoy armando. Desolvimos RoCo así que Benja (Benjamín Rojas) está con lo suyo y yo estoy componiendo desde otro lugar. Con otra necesidad. Con otra persona con la que nunca antes había trabajado. Están saliendo cosas muy buenas.

Tuviste hace tiempo una rotura de ligamentos por la que te operaste a finales de diciembre. ¿Qué te pasó?

—Hace cinco años me rompí la rodilla jugando a la pelota. Aproveché el descanso de la obra en diciembre y me operé. Como no tengo mucha exigencia física lo pude compaginar. Lo iba postergando porque es una operación que te obliga a estar quieto y yo soy muy inquieto, me llevó un par de años prepararme. Pero también coincidió que justo cuando me la rompí acababa de ser padre y no era el momento para estar metido en un quirófano.

En un año de elecciones en el que la política es el tema principal en las tapas del diario, ¿qué opinión te merece la política?

—En casa siempre nos ha interesado mucho la política, mi papá es exiliado argentino. Somos una generación que tiene mucho que ver con la inserción de la cultura, el arte, la política. Mi familia son gente con muchas credenciales para hablar de ello. A mí me interesa, me preocupa, me ocupo lo que puedo, trato de entender. No sé hablar de política, realmente no soy una persona politizada. No me gusta la discusión álgida a veces porque creo que se pierde la noción de lo que se discute.

Sobre todo ahora que estamos en un momento político de inflexión.

—Creo que el apaciguamiento, el olvido y la desidia por la política es mucho peor que la pasión. El fanatismo es peligroso, pero bueno, es parte de la pasión. No me considero alguien que pueda hablar sobre política, pero me gusta y me interesa.

Actualmente a todo personaje público la prensa o dentro del propio ámbito tienen la tendencia mucho a politizar. ¿Qué opinas de esa politización de las personas con acceso a micrófono?

—Creo que lo más peligroso que hay ahora mismo a la hora de opinar es la polarización. Creo que el tener acceso a micrófono y que alguien venga a hacerte una entrevista y tú les cuentes lo maravillosa que es tu carrera, lo genial que sos y las películas que grabaste en el año, y que algún momento te pregunte "¿qué opinas de lo que pasa en la política?" está buenísimo, me lo pregunta el taxista, ¿cómo no me lo vas a preguntar vos?. Le contesto como puedo al taxista y te contesto como puedo a vos.

¿Hay algún otro proyecto a futuro que tengas?

—Más allá de lo que ya te conté hay un proyecto de teatro muy lindo con Ricky Pashkus a la cabeza, Benjamín Rojas, Kevin Johansen hace la música y Juan Pablo Domenech va a escribir el libro. Un proyecto que estamos levantando entre los cinco, el otro día tuvimos la primera reunión todos y fue muy emocionante estar en una mesa con esas personas. Que sea un proyecto a construir y que las cabezas creativas sean ellos, con Benjamín Rojas que además es tu mejor amigo con el que más vas a frentear el espectáculo, es un lugar ni soñado. Eso es un proyecto que me tiene muy entusiasmado.

Por Bàrbara Defoix, de la redacción de Perfil.com | Twitter: @BarbaraDefoix

Fotografía: Damián Rodríguez

Galería de imágenes

En esta Nota

Bàrbara Defoix

Bàrbara Defoix

Licenciada en Periodismo. Mail: barbaradefoix@gmail.com

Más en

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario