miércoles 08 de febrero del 2023
DESTACADA 09-11-2014 14:51

Viviana Canosa: "No me parece mal que se legalice el aborto"

Viviana Canosa habló de la relación de las vedettes y los políticos, la despenalización del aborto y el triángulo amoroso entre Luciana Salazar, Martín Redrado y Amalia Granata, entre otros temas.

Entrevistada por Tatiana Schapiro para Infobae, la conductora de Zapping dijo que lo de las vedettes y los políticos viene de la época de Evita. "Cuando el amor existe está buenísimo, de hecho se casaron Martín Insaurralde con Jésica Cirio y supongo que hay amor ahí", dijo.

Sin embargo, remarcó que también "hay mucha trepa". "Están las trepas y los trepas porque a los tipos estos les encanta ser vistos, o con una minita que les guste, o porque creen que eso les suma para su proyecto político y la verdad que no vamos a dar nombres pero algunas dan miedo, no pueden disimular la desesperación por el poder, y los giles se enganchan".

En referencia al triángulo Salazar-Redrado-Granata, expresó: "A mí me da un poco de vergüenza ajena eso. Si te enamorás y te sacan una foto porque hacés una tapa está bien. Ahora, si vos buscás la tapa, llamás al fotógrafo para que en el hotel te saquen la foto y la suban a Twitter, no da relajado". Y se mostró contraria a quienes exhiben los chats de WhatsApp.

También contó que cuando conducía "Más Viviana", era común que su teléfono sonara a altas horas de la madrugada, durante la repetición del ciclo. "Eran políticos diciéndome: 'Que linda estás', 'que diosa'", reveló, y negó haber salido con alguno porque "los políticos me asustan".

Si bien no le ofrecieron directamente un cargo político, Viviana contó que la han tanteado para hacer cosas. "A mí me encantaría hacer algo desde lo social", añadió.

Asimismo, no descartó sumarse en un futuro no tan lejano. "Me parece interesante, yo creo que desde algún lugar la política va a ser un lugar para mí. No sé si haciendo un programa con políticos, haciendo un elecciones 2015, involucrándome en política, pero es un tema que me apasiona", declaró la ex colorada.

Consultada sobre la despenalización del aborto, opinó: "Es un tema que me es muy difícil. Cuando tenés vida dentro tuyo... Entiendo que una cosa es un hijo del amor, deseado, otra un hijo de una violación, que hay casos tremendos, o gente que decide no tenerlo por una enfermedad congénita, hay miles de razones. Me cuesta el tema, claramente no estoy a favor del aborto, pero sí sería muy respetuosa con cada persona que tome la decisión de hacerlo".

"Yo no lo comparto, pero respeto la decisión de la mujer o de la pareja que decide hacerlo. Me cuesta mucho igual, es un poco inentendible. Los casos que escuché de abortos no fueron nunca de personas que me hayan dicho: 'Aborté y es una decisión que he tomado y de la que no me arrepiento'; en general, por una u otra razón, con el paso del tiempo fue una decisión traumática", agregó.

"No me parece mal que se legalice. Es mejor que una mujer, si se lo tiene que hacer, se lo haga en un lugar mucho más digno, y no en una pocilga donde puede morirse ella y pasar algo tremendo", sostuvo.

Por otro lado, contó que, si bien votó a Cristina Fernández y luego se decepcionó, cuando tuvo la oportunidad de conocerla, la vio muy sola. "Creo que el poder claramente te aísla de todo. Yo le preguntaría por su salud. A ella le abrieron la cabeza, tuvo el tema de tiroides, ahora el tema del colon..., no es un chiste con tanta responsabilidad", señaló.

Sobre su vuelta a la televisión, dijo: "Vuelvo y aparece toda una exposición que busco por un lado, hago un programa y lo promociono, y por otro, es hablar y tener una exposición que tal vez no querés tener. No soy una santa, no es que ahora soy una gurú, soy bravísima. No se metan conmigo porque ataco".

Finalizando, refiriéndose a su último libro "Viva el amor", aquel por el que Mirtha la llamó virgencia de Luján, dijo: "Siento que es un libro para gente muy especial, que esté pasando por un momento de su vida particular, de amor, de desamor, de alegría... alguien que haya vivido intensamente su vida.

Y contó que ella tenía otro titulo: "Me costó un huevo enamorarme y conseguir el amor", pero desde la editorial le dijeron que era "un poco violento". "El libro iba a ser distinto originalmente, iba a hablar de las relaciones con algunos señores difíciles de la vida de una; en el medio me enamoro de Alejandro (Borenzstein) y me embarazo de Martina y ese libro no daba ni ahí", cerró.

En esta Nota