Miércoles 20 de enero de 2021
DE PASILLO | 02-12-2020 18:44

Lali Espósito dedicó una carta y una canción a su carrera y emocionó a todos

La artista compartió con sus seguidores el análisis que hizo sobre su camino artístico y conmovió a sus fanáticos. Mirá.

La vida es un proceso y no hay como valorar el presente y el paso a paso para sacarle mayor jugo y sabor a los resultados. Esto mismo reflexionó Lali Espósito al recordar sus orígenes en el camino artística, cuáles fueron sus primeros escalones y cómo se siente hoy. Para ello compuso un tema de su nuevo álbum, Libra, y dedicó al pie una mensaje que emocionó a todos.

Instalada en Madrid, España, grabando para la serie Sky Rojo que promete ser un furor de Netflix para el 2021, la actriz no abandonó la música y se las arregló para continuar componiendo y grabando desde Europa. Así nació "Soy de volar" con el grupo español D Vicio que causó furor en las plataformas musicales y lanzó su álbum Libra que está compuesto de temas atravesados en gran parte por su historia.

Uno de ellos lo tituló "Una esquina en Madrid" y fue a raíz de esa canción que reflexionó acerca del camino recorrido y dejó muy conmovidos a sus millones de fanáticos y colegas que pudieron leer sus palabras en las redes sociales. "A veces, cuando uno vive tanto, siente tanto, cambia tanto y crece tan rápido le cuesta verbalizar y explicar cómo está", comenzó en su carta virtual que dejó a más de uno con una lágrima en la cara. 

En esa misma línea agradeció el poder que tiene la música y el canto para poder expresar todo lo que a uno le pasa. "Que alegría que existan las canciones. Qué bendición que la música ayude a poner en palabras lo que se siente vivir. Esta canción fue escrita una madrugada nostálgica en mi balcón madrileño precioso. En un trance absoluto con el presente. Mejor dicho... en un entendimiento absoluto del presente", indicó sobre el single Una esquina en Madrid. 

Desde ese lugar de absoluto agradecimiento, Lali, que se caracterizó toda la vida por su frescura, espontaneidad y calidez, volvió sobre sus pasos y recordó cómo llegó a posicionarse en uno de los peldaños más altos de la industria artística. "Este año, para mí, fue una revolución total. Entendí quizá por primera vez que desde que tengo uso de razón me dedico a lo que me dedico y que no conozco, ni quiero otra cosa que una vida en la que pueda expresarme artísticamente. Casi desde que tengo uso de razón lo que hago tiene repercusión en alguien. Casi desde que tengo uso de razón (10 añitos) puedo jugar y soñar sin parar, meciéndome entre la fantasía más increíble y la realidad más contundente".

En ese sentido reflexionó acerca de la importancia que tiene valorar y abrazar el camino que uno traza mientras va escalando hacia su mejor versión. "Hace poco me di cuenta que era dueña de los resultados obtenidos pero que había olvidado muchos de los procesos . Que había perdido eso qué pasa antes del resultado. Me di cuenta que estaba educada por la vida para pensar a futuro pero mal educada para vivir el presente. Vaya caída de ficha", manifestó.

"Esa niña que sin darme cuenta dejé escapar vuelve a mi de a ratos para recordarme quien soy, cachetearme cuando confundo el camino y para recordarme que si no soy yo misma y busco honestamente mi felicidad ningún logro o “éxito” vale nada . Que si me hundo en el vacío estoy jodida . Esa niña le declara la guerra al mundo de plástico, a mis miedos, a mis inseguridades, al privilegio del que gozo, a mis creencias, a mis letras, a mi neurosis y a los momentos en los que olvido para que hago lo que hago. Esa niña viene a decirme que jamas debo dejar de escuchar a mi intuición, que aunque haya tanto ruido a mi alrededor, ella está siempre ahí, susurrando", cerró a corazón abierto la artista que triunfa en Europa y ya superó los 8 millones en las redes sociales.

A.A

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en