Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
07/09/2010 - 15:12

Innombrables

Marche un ataque de nervios…

Un conocido empresario casi se muere cuando descubrió que el lugar elegido para realizar su próximo espectáculo tenía sillas de plástico en lugar de butacas.

Para peor, su productor no le había comentado nada y se enteró por comentarios de una de sus empleadas.

Al parecer, el hombre comenzó a los gritos y dicen, o le dijeron a él, que ya comenzaron las reformas para solucionar todo.

Notas relacionadas:

Carlos Rottemberg sobre la temporada: "Hay menor venta de entradas y menos puestos de trabajo&q...
Enrique Pinti: “Los políticos no quieren que te acuerdes”
Ian Guinzburg: "A la tele de hoy le falta la inventiva de mi viejo"
Facundo Arana y Araceli González celebran el debut de "Los Puentes de Madison"
Carlos Rottemberg: "El Estado sólo debe apoyar al teatro independiente"
Sugar arrasó en los Premios ACE
Archivado en: , ,