viernes 22 de noviembre de 2019
Perfil.com
TEATRO | 27-07-2019 21:00

Fátima Florez: "Mi papá me pidió perdón por no haberme apoyado"

La imitadora cuenta cómo superó el mandato familiar, y revela una sorpresiva cuenta pendiente.

Fátima es mágica, se ha convertido en uno de los espectáculos más vistos de la ciudad de Buenos Aires y su protagonista, Fátima Flórez, en una de las referentes del humor político de este año electoral. Así, uno de los momentos más importantes del show es el diálogo que mantiene Cristina Fernández de Kirchner con Mauricio Macri (Ariel Tarico), donde mezclan actualidad, con la comedia.

-¿Cómo prepara el show?

-Cuando comienzo estoy en blanco, pienso que no me va a salir nada. Te sentís lo peor del mundo, tenés que ver cómo superar lo de antes porque la vara está cada vez más alta y el público y la prensa esperan siempre más. Siempre estoy muy pendiente del gusto popular, de lo que pasa en los medios, de quién surge, qué es lo que está en el candelero, la actualidad tanto política como de la farándula. Me gusta mucho cantar y bailar, algo que despliego mucho en este show y me lo guardo para el público que me viene a ver al teatro y no las muestro tanto en la televisión.

-¿Cómo elige los personajes?

-La clave es brindarle al público lo que está pasando, llevándolo en una forma de parodia, con mucho humor. Tengo un público como los antibióticos: de amplio espectro, va desde chicos chiquitos hasta abuelos. Disfruto de hacer personajes tan diferentes a mí y entre ellos. 

-¿Extraña la televisión? 

-Me encanta, pero lo mío es más el teatro. Estaría bueno para el público que me vieran en una ficción, con algo totalmente dramático ya sea en cine, televisión o teatro. Nunca voy a dejar el humor, porque es lo mío, pero tengo mucho más para dar. Cuando estudié con Santiago Doria, descubrí un mundo y a partir de ahí quise dedicarme a esto. Todavía no sabía si iba a hacer drama o comedia, pero sabía que el teatro y la composición de personajes era lo mío, que me gustaba, lo disfrutaba y tenía el potencial. Me gusta mucho en este momento “El Marginal”, con trabajos bien fuertes, como en su momento fue “Mujeres Asesinas”. Es una asignatura pendiente y se van a sorprender. 

-Cuando era chica su familia se oponía a su carrera, ¿por qué? 

-Desde que tengo uso de razón, me gustó dedicarme a lo artístico, dibujarme, pintarrajearme. Abrían la puerta de mi cuarto y me encontraban haciendo poses, cosas y decían: “A esta chica ¿qué le pasa?”. Siempre fui looser, por eso me sentía como “la oveja negra”. No me apoyaban porque querían una carrera más como sólida, segura y que esto lo tomara como un hobby. Lo artístico no se puede tomar como un hobby, porque hay que dedicarle la vida. Siempre sentí y tuve claro que hay que jugársela de verdad por lo que uno siente en el alma, en el corazón, más allá de los mandatos familiares.

-¿Con qué soñaba?

-Con trabajar con Pepito Cibrián de bailarina, ya estaba contenta. Una vez que lo conseguí, quería un poquito más, siempre fui así. Nunca imaginé que iba a tener mi propio espectáculo y que la gente iba a venir a verme. Creía que iba a estar en shows de otros, con un lugar importante, y hasta ahí. Esto me superó y me encanta que me haya pasado. 

-¿Qué le dice ahora su tu familia? 

-Hace muchos años que están felices. Hace poco, en el Día del Padre, mi papá me pidió perdón. Le dije que se dejara de joder, que estaba loco. Lo hizo por no haberme apoyado y ni estado lo presente que él siente que tendría que haber estado. Nadie nace sabiendo ser padre o hijo, todos tenemos tropezones y en algún momento que pedir perdón.


Entrevista concedida al programa “Voces y memorias”, que se emite los martes a las 20 por Eco Medios AM 1220.
 

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Música

Bambi: "Vuelve a casa"

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario