Martes 22 de septiembre de 2020
DESTACADA | 19-07-2020 11:05

Ricky Pashkus: "Haría una obra con Alfredo Casero y Dady Brieva juntos"

Por Pablo Canales | Pandemia, política, grieta, miedos. El director teatral y su mirada del país. ¿Se anima a producir un musical sobre la cuarentena? Mirá el video.

La vida del artista pasa por distintos momentos en determinadas etapas. Ricky Pashkus conoce mucho de ese mundo. Culminó un gran 2019 y cuando pensaba que el 2020 iba a ser mejor se encontró con un mundo quieto y sin soluciones en el corto y mediano plazo.

Con el coreógrafo, director de teatro, actor y empresario nunca finalizan y nunca comienzan los años artísticos. Es inagotable. Siempre genera y se encuentra con desafíos. Así fue que recreó Kinky Boots, un musical con Martín Bossi, Fernando Dente y Sofi Morandi en el Teatro Astral. Esta obra la comenzó a preproducir mientras seguía al aire en la TV Pública Argentina con dos programas, Argentina Baila y Argentina Baila de Noche. De repente el éxito se detuvo, los programas finalizaron y la obra quedó suspendida. 

-¿Cómo pensabas que iba a ser este 2020 y cómo está siendo finalmente para vos?
-Soy una persona que trato de decir lo que pasa, cómo me pasa, lo que siento y cómo lo siento. La transición del 2020 es política para todos, no se puede evitar. En particular los artistas, tenemos una vinculación con el fenómeno político y económico. No somos empleados fijos. Podría decir que hubo aspectos que se fueron creando en el final del 2019 y eran las expectativas del 2020. Un cambio de gobierno que implicaba terminar un proyecto en la TV Pública y tener la sensación de no estar seguro qué hacer. Tuve una llamada de Eliseo Álvarez (Director de la TV Pública), quien tuvo una excelente actitud conmigo y quedó allí. Creo que, si fuera otro el momento, Argentina Baila podría seguir y seguir. 

"Lo que fue importantísimo para mí fue la consolidación de mi empresa, llevamos adelante Kinky Boots, que tuvo un éxito alucinante. Cuando vino la pandemia mucha gente pensó 'lo que debe ser para vos esto', y yo no estaba tan mal. El problema era para la gente que fracasó porque no hay una nueva vuelta de tuerca, en un éxito en todo caso implica lo que no podía haber ganado de plata, pero mi obra va a volver sin lugar a dudas. También seguí adelante, armé SET, un programa a beneficio de la Casa del Teatro y otros proyectos solidarios para la Villa 31", relata Ricky, y afirma que haciendo trabajos por Zoom se dio cuenta que "el humano está más humano a través de esa aplicación. Es más cálido que en medios audiovisuales que tienen cierta instalación de la ficcionalidad y más cálido que en la calle. 

-La gente se hizo más humana por zoom…
-La gente que conozco desde Colombia, Chile, Tierra del Fuego, te mira hasta con admiración. En el acto presencial nadie te mira así. No tienen tiempo. Hasta en la calle es violento el trato. Incluso con el tema de la cuarentena se definió una grieta. Si estás a favor sos Gobierno, y si sos anticuarentena sos Macri. Evidentemente no podemos articular la opinión personal sin sentir el respaldo de que estamos apoyando a algo más grande que es partidario.

-A vos igual lo político nunca te importó…
-Nunca. Mientras hacía lo del G20, hablaba con Estela de Carlotto para un proyecto artístico. Y pude hacerlo con ella con quien tengo una relación tan empática. No me importa lo que digan de mí por estar donde estaba, sí me importa que lo que yo haga lo haga muy bien. Si Alberto Fernández apoya un proyecto y creo que está haciendo algo a favor de lo que es útil para mí, no tengo problemas. Lo mismo lo pensé en todos los gobiernos. En todos los gobiernos democráticos. 

-¿Estás a favor o en contra de la cuarentena?
-Creo que el país ha tomado un excelente camino con la cuarentena. Ha cuidado a todos, pero creo que el discurso del miedo ha sido exacerbado y que no lo necesitábamos. Aunque los argentinos somos indisciplinados y si a veces no nos hablan con miedo no reaccionamos. Entonces creo que en todos los partidos políticos el discurso tuvo palabras que contenían amenaza. No solamente amenaza de la gente que va a morir. Y no creo en esas cosas. Existe una tendencia peligrosa que los comunicadores de la muerte, por decirlo así, aunque crean que nos están cuidando, cuando esto pase van a tener sus rostros muy asociados a esto, y no los van a querer ver más.  

-¿Hay actrices y actores que la están pasando mal?
Muchos, y gracias a los artistas solidarios se está haciendo lo posible para ayudarlos. Actores y músicos. Antes daban clases, algún bolo televisivo que les permitía tirar. Hoy no tienen nada de nada. No voy a entrar en discusiones sobre esencial o no esencial pero el actor, la actriz son como el poeta. Todos merecen ser asistidos. No son vagos. No pueden ser descalificados por su expresión poética ya que la ciudadanía se alimenta de ellos. Todos son trabajadores, agentes de la cultura. No pueden ser castigados por si el IFE o no el IFE depende del partido que los considera. Lamentablemente es histórico. Me enoja que nos pase.

-Con tu creatividad, ¿harías una comedia musical con el aislamiento?
-Sí, hay material. El miedo está muy vigente. y no es solamente el miedo a enfermarse, es una mezcla de miedos: no tener plata, enloquecer, ser castigado por la policía, a tocar, a no tocar. Hay una reflexión para hacer, hay comedias musicales que no son tan alegres. Así qué le pondría humor, pero también la relación del hombre con el miedo y sus diferentes miradas. Algo musical y poético en el que entendamos que se puede vivir con miedo, simplemente hay que conocerse a sí mismo. Aprender a disimular el miedo para que no se aprovechen de vos. 

-¿A quién llamarías para hacer una obra?
Dirían que estoy loco, que soy un iluso, pero traería a Alfredo Casero y a Dady Brieva juntos. Sabés lo hermosa que sería esa obra... Me los imagino a los dos diciendo que estoy loco, puede ser. Yo los admiro, son dos grandes artistas, enormes. El llamado lo hago.

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en