Lunes 26 de octubre de 2020
DESTACADA | 17-10-2020 17:25

Los mejores momentos de Okupas a 20 años de su estreno

El "Top 7" de la serie de culto protagonizada por Rodrigo de la Serna, dirigida por Bruno Stagnaro y producida por Marcelo Tinelli que miles de personas desean poder ver en buena calidad.

Lautaro Larocca
Lautaro Larocca

Productor de Televisión y Radio. Mail: lautarojl1997@gmail.com

Ver más autores

Este 18 de octubre se cumplen 20 años del estreno de Okupas, serie de televisión que para muchos es considerada como una de las mejores de la historia argentina, y que debido a su estado actual (en mala calidad en YouTube y lejos de ingresar remasterizada a alguna plataforma de streaming), adquirió un estatus de culto.

A dos décadas de su debut en la Televisión Pública, la ficción protagonizada por Rodrigo de la Serna, Diego Alonso, Ariel Staltari y Franco Tirri sigue vigente, y al igual que otros productos audiovisuales, se ha transformado en fuente de stickers de WhatsApp, memes y gifs para las redes sociales, algo que además se acrecentó en los últimos meses a raíz del aislamiento social y la posibilidad de ver series que quedaron en el tintero de muchos, o por qué no, por el deseo de mirarlas de nuevo.

La obra maestra dirigida y escrita por Bruno Stagnaro y producida por Ideas del Sur dejó escenas, secuencias y frases en la memoria de cualquiera que haya visto al menos un episodio, y es por eso que Exitoína decidió armar un Top 7 -en homenaje a la página del libro que más le gustaba a El Negro Pablo- de sus mejores momentos.

bruno stagnaro 1017
Bruno Stagnaro

7- El Pollo salva al grupo cuando Peralta invade el caserón

En el final del primer capítulo de Okupas, titulado Los cinco mandamientos por las reglas que Clara (Ana Celentano), la dueña de la casa ubicada en el barrio de Congreso le otorga a su primo, Ricardo (De la Serna), ocurre el clímax del principal conflicto que el protagonista estuvo sufriendo desde que se mudó allí.

Peralta (Augusto Britez) termina de romper la pared con su gente e ingresa al caserón, y las advertencias de Ricardo no son suficientes para detenerlo. Quien ayuda menos es Walter (Staltari), con frases xenófobas y comentarios hilarantes. En una escena repleta de comedia y suspenso, la primera entrega de Okupas finaliza con un gran cliffhanger que te deja con ganas de ver el segundo episodio: El Pollo (Alonso) apuntando a Peralta con su revólver.

6- Toma el tren hacia el sur

En el segundo capítulo, Bienvenidos al tren, acontece el primer punto de quiebre para Ricardo: decide consumir cocaína.

Para esto se moviliza junto con El Pollo, Walter y El Chiqui (Tirri) a Quilmes, y la secuencia musicalizada con Toma el tren hacia el sur de Almendra es un ejemplo eximio de cómo realizar cinema verité.

La cámara se sumerge en el Ferrocarril Roca junto con los protagonistas, a punto tal que parece un documental, algo similar a lo que sucede con otra recordada obra de Stagnaro que retrata las consecuencias sociales del menemismo que luego desembocaron en la crisis de 2001: la película Pizza, Birra, Faso estrenada en 1998 dirigida junto con Adrián Ismael Caetano.

5- El primer pase de Ricardo

El protagonista de Okupas consume por primera vez cocaína en un baño público abandonado, pero no sin antes tener un cruce con El Pollo, quien quiere dejarle en claro que no es necesario que lo haga.

La escena es magistralmente actuada por Rodrigo de la Serna, que lleva a su personaje del miedo a la convicción en cuestión de pocos segundos. Otra joya de este momento es Walter como alivio cómico, algo que se repite en varias oportunidades a lo largo de los once episodios de la serie.

4- ¿Quién es el más poronga?

El personaje de Ariel Staltari -quien también brilla como guionista e interpretando a Loquillo en la otra serie de televisión de Bruno Stagnaro, Un gallo para Esculapio- deja varias gemas con frases y diálogos imborrables, pero si hay algo inolvidable, son sus movimientos.

Walter, paseador de perros y rolinga de ley, fue a hacerle la segunda al Pollo en Dock Sud cuando este fue a hablar con El Negro Pablo (Dante Mastropierro). Con el revólver de su compañero en la mano, comienza a preguntar “¿quién es el más poronga en este conventillo de mierda?” y acompaña su enunciado con pasos de baile del estilo de Mick Jagger.

Una vez que aparecen dos jóvenes en el pasillo, Walter se detiene y esconde el fierro, lo que termina de desatar el humor de esta irreverente escena del cuarto capítulo titulado El beso de Judas.

3- Toquen, loco

Tras ser echados del caserón, el final del sexto capítulo, Los mantenidos, cuenta con una escena llena de diálogos fuertes y que marcan los cambios que sufre Ricardo, y que luego se acrecentarían mucho más tras conocer a Miguel (Jorge Sesán).

En el baño del Centro Cultural San Martín, el grupo de protagonistas rodea a unos músicos que terminaron de ensayar, y el personaje de Rodrigo de la Serna comienza a pedirles que interpreten algo para ellos.

“Toco la guitarra, de oído, así nomás. Siento que podría haber estudiado, pero pedir el tiempo. Si hubiera estudiado, tal vez estaría…”, les dice Ricardo a los artistas, que nerviosamente entablan una charla con los okupas.

Cuando los músicos se quieren ir, el protagonista les pide “si se quieren tocar una”, ellos se niegan y la tensión comienza a crecer.

“Lobotomía, electroshock, fuera cerebro, un zombie más”, canta El Chiqui (citando Canarios y jilgueros de La Polla Records), mientras que El Pollo mete presión con su cara de pocos amigos.

“Ustedes pertenecen a una parte de la naturaleza que les dio un don. Ustedes están en deuda con la naturaleza. Yo pertenezco a una naturaleza en la que no tengo una mierda de don, así que ustedes están en deuda conmigo, así que ahora van a tocar”, les avisa Ricardo, mucho más curtido y con calle que aquel joven temeroso del primer capítulo. Finalmente, suena la quinta sinfonía de Mahler.

2- Traje sandía

Series extranjeras como The Office u obras de Damián Szifrón como Los Simuladores, Relatos Salvajes y Tiempo de Valientes exhiben que la comedia puede generarse con detalles “simples” y de la vida cotidiana.

Este diálogo de una sola línea por parte del invitado a la fiesta organizada por Miguel en el décimo capítulo es un gran ejemplo.

1- El mascapito

La escena por excelencia de Okupas de la mano del “villano” de la historia: El Negro Pablo. Ricardo peca de inocente y viaja hasta el Docke, sin saber que Walter la había “podrido” al amenazar al exsocio del Pollo con el revólver que tanto él como su mulo (Sergio Podeley) ya sabían que no funcionaba.

Pablo lo hace pasar a Ricardo diciéndole “acá caíste con gente buena”. La tensión va in crescendo y da una clase de terror psicológico al espectador.

Con frases quedaron en la historia como “no te persigas”, “sos terrible paparulo” y “ahora vas a abrir el libro en la página siete”, el personaje de Dante, los otros actores (José Mastropierro, Podeley y Carmen Renard) y la puesta en escena de Stagnaro envuelven a Ricardo en el horror.

“¿Querés ser el mascapito?”, le pregunta el Negro Pablo al personaje de Rodrigo de la Serna, para luego revelarle que El Pollo nunca iba a llegar y que iban a violarlo.

Finalmente, El Chiqui, Walter y El Pollo aparecen en el Docke y salvan a Ricardo, pero el hombre interpretado por Alonso liga un puntazo, cerrando así el cuarto capítulo con otro final en suspenso.

La banda sonora de Okupas: un arma de doble filo

La música de la serie está llena de clásicos del rock nacional e internacional, pasando por distintas etapas de Luis Alberto SpinettaThe Beatles Jimi Hendrix, entre muchos otros artistas (cómo olvidar el último capítulo con My girl, de The Rolling Stones, acompañando el dolor por la muerte del Chiqui y el perro Severino).

Sin embargo, la banda sonora hecha por Enrique Bellande y Jean Pierre Noher juegan en contra a la hora de imaginar a la ficción en NetflixAmazon Prime Video u otra plataforma on demand, dado a la problemática de conseguir los derechos necesarios para la reproducción de esas canciones.

"Hay un gran quilombo detrás para ver si la puedo meter en Netflix, pero hay varias capas de bardo. Aquel era otro momento de la tele y vos ponías lo que se te cantaba porque total eso iba a granel. Poco tiempo después cambió completamente. Toda esa música que está puesta ahora te tenés que sentar a negociarla", explicó Bruno Stagnaro en diálogo con el periodista Matías Castañera para El Canciller años atrás.

Hay miles de fanáticos de Okupas que desean poder ver la serie en buena calidad, y si no es en una plataforma de streaming, quieren que sea en un reestreno por la Televisión Pública Argentina, o en América El Nueve, que también la emitieron cuando los producciones de Marcelo Tinelli desembarcaron en esas pantallas. Ojalá no sean paparulos y logren que esta histórica ficción se vea como se merece.

Si necesitás ayuda por problemas relacionados con el consumo de alcohol y drogas, llamá a la línea 141, el servicio gratuito de SEDRONAR que brinda atención las 24 horas, en todo el país, con un equipo de profesionales especializados de manera inmediata y anónimo para cualquier persona.

L.L.

Galería de imágenes

Lautaro Larocca

Lautaro Larocca

Productor de Televisión y Radio. Mail: lautarojl1997@gmail.com

Comentarios

Más en