Sábado 16 de octubre de 2021
DESTACADA | 20-09-2021 10:45

Leonor Benedetto reveló lo mal que la pasó grabando Rosa de Lejos: "Era muy infeliz"

La actriz habló de su mala experiencia grabando la telenovela, una de las más exitosas de la Televisión de Argentina.

Leonor Benedetto reveló en Podemos Hablar (Telefe), donde estuvo como invitada este sábado 18 de septiembre, lo mal que la paso grabando Rosa de Lejos, una de las telenovelas más exitosas y recordadas de la Televisión de Argentina

Después de que  Andy Kusnetzoff pidiera que se avance al punto de encuentro: "aquellos que la pasaron mal cuando tuvieron un pico de fama".Leonor no dudo en dar un paso hacia adelante y reveló: “Lo que los demás consideraban que era maravilloso, yo la estaba pasando muy mal y era muy infeliz y con la certeza de que eso no era lo que yo quería para mí. No podía hablarlo prácticamente con nadie".

La actriz continuó con su relató: "La gente pensaba que yo estaba loca porque supuestamente eso que yo estaba teniendo, era el deseo de la mayoría de las personas”. Y agregó: “La fama te pone en una prueba moral prácticamente, es una trampa. Decía ‘no quiero esto, quiero otra cosa’. Yo viví un año con guardaespaldas”. Siguiendo la misma línea disparó : “Es lo peor que he pasado en mi vida porque no quería que investigaran quién entra o sale de mi casa,tuve que tenerlo porque los chicos se me tiraban encima. Tenía casi 40 años o un poco menos”, detalló de esa época en donde tras su fama, no podía caminar sola por las calles.

Para finalizar, describió un momento de muchísima popularidad en donde los fanáticos de la novela,la perseguían para poder expresarles su admiración: “Me metía en el auto y la gente lo movía, y me costó salir de ahí. Alguien con otra estructura habría podido pero yo armé un bolso y me fui con mis tres hijos a España".Cerró la actriz recordando aquel protagónico en la novela “Rosa de Lejos”,donde logró su éxito como artista.

Cómo adoptó Leonor Benedetto a su hijo menor

Luego, cuando el conductor pidió que pasaran al frente quienes "conocieron el amor", Benedetto contó: "Con el único marido legal que tuve, tuvimos dos hijos María Antonieta y Nicolás Tuozzo. En ese pico enloquecedor de fama, que yo no sabía que hacer, estaba completamente convencida de que pasaban otras cosas en la vida. Y no quería vivir como una idiota, con un gordo que me protegiera. Entonces me fui a trabajar como voluntaria en Casa Cuna. Tuve que hablar con el director para establecer un límite. Y le dije: ‘Si un día yo llego a ver un fotógrafo acá, yo me voy’”.

Un día, apareció un enanito de dos años, que había sido abandonado allí. Eso fue amor. Yo tengo esa experiencia", dijo. Y siguió: “Muy poco tiempo después, habrán sido tres semanas, porque creo que no llegamos al mes, un día le dije: ‘Me tengo que ir’. Se abrazó a la altura de mis rodillas, llorando. Y me dijo: ‘Llevame con vos’. Y yo me fui de ahí con el convencimiento de que tenía que hacer algo con ese pedido. Que no era una cosa banal. No me podía hacer la tonta”.

Leonor con María Antonieta, Marcos y Nicolás
Leonor con María Antonieta, Marcos y Nicolás

“Esto fue un domingo. Al día siguiente, el lunes, me presenté ante un juez. Y le dije: ‘Ocurre esto. No me mande a la cola de adopción, porque yo no estoy buscando un niño para adoptar. Yo tengo hijos biológicos, no cumplo ninguno de los requisitos que ustedes piden. Soy actriz, o sea, no tengo un sueldo fijo. En este momento, estoy sola, estoy divorciada. Todo mal’”. Siguiendo con su relató detalló: “Fue todo muy rápido, muy fácil. Yo a ese hombre le estaré agradecida de por vida. Fue cuando decidí irme a España. Me volví a presentar con él y me firmó que podía sacar al chico del país. En un momento difícil, porque ya sabemos lo que ocurrió con los niños robados y apropiados”.

Los dos más grandes a veces se enojan, pero la verdad es que Marcos es el que más devuelve, el que tiene menos peros”. Y recordó una pequeña anécdota: “Un día estábamos comiendo los cuatro. Entonces Marcos, que era muy chico, me pregunta: ‘Mamá, cuando tuviste a María Antonieta, ¿te dolió?’. ‘Sí', le contesté. ‘Y cuando tuviste a Nicolás, ¿también te dolió?’, me volvió a preguntar. ‘Sí, también’, dije. Entonces los mira a ellos y le dice: ‘¿Vieron? Yo no la hice sufrir’”, cerró Benedetto.

Actualmente, su hija María Antonieta baila tango en España; Marcos se dedica a la dirección cinematográfica en Paraguay; y Nicolás vive en la Argentina.

E.C

Galería de imágenes

En esta Nota

Comentarios

Más en