miércoles 29 de mayo del 2024
DESTACADA 04-08-2023 16:35

La vida de El Pepo detrás de las rejas: "Es el lugar más oscuro que conocí en mi vida"

El cantante actualmente tiene el beneficio de la prisión domiciliaria.

El Pepo se encuentra en prisión domiciliaria próximo a cumplir su condena por la muerte de dos integrantes de su banda durante un vuelco en la ruta 63 bajo los efectos de estupefacientes y alcohol en sangre. Por esta razón, Mariana Fabianni le consultó sobre su día a día. 

¿Qué dijo El Pepo sobre la prisión domiciliaria?

"Es algo que tiene sus beneficios, tiene que ser cuidado. Yo particularmente trato de no aburrirme, trato de siempre estar haciendo algo más allá del trabajo", reveló el cantante en DDM (América). Sobre la prisión domiciliaria: "Trato de concientizarme en que esto es el beneficio que obtuvo mi defensa. Primero no me tengo que fallar yo y segundo a mi familia y a mis abogados". 

En cuanto a su paso por la cárcel, comentó: "Es el lugar más oscuro que conocí en mi vida. No pasa lo que dice la Constitución Nacional. Estuve en Ezeiza y Melchor Romero". Y planteó las diferencias entre ambas: "Quizás en el penal Federal tenés más oportunidades que en Melchor Romero. Eso es una alcaldía donde no podés estudiar ni trabajar, no tenés televisión ni teníamos un teléfono para comunicarnos. En Ezeiza buscaban que estudies y trabajes". 

Además, se refirió al tratamiento que recibió por el consumo de drogas y alcohol: "Tengo semanalmente una sesión de terapia con mi psicóloga y también con mi psiquiatra". "Voy a seguir porque nunca se termina de estar rehabilitado. En la cárcel era imposible estar rehabilitado", admitió. 

"Yo nunca fui millonario, uno puede ser famoso pero que vaya a ciertos programas no significaba que cobre 100 mil dólares", se sinceró el arrista. Por eso contó: "En la cárcel no era un preso VIP, era uno común. Nunca tuve un beneficio extra y mis compañeros de pabellón veían eso. Nunca me pidieron plata ni me secuestraron, no tuve esos problemas". 

Por último, El Pepo explicó lo que se siente estar cerca de cumplir con lo estipulado por la Justicia: "Ni estoy pensando en cumplir la condena. Yo quiero ir día a día". 

A.G.

En esta Nota