lunes 17 de junio del 2024
DESTACADA 21-09-2023 07:02

Sistema de correas y heces en el piso: así era la ex casa de Javier Milei en Villa Urquiza que transformó en canil

El candidato a Presidente de la Nación tiró una pared abajo del departamento para la comodidad de sus mascotas.

Javier Milei es un apasionado de sus mascotas. Todos saben del amor que les tiene y es por eso que decidió cambiar de hogar con tal de que los perritos tengan un mejor nivel de vida. Previo a elegir un barrio privado para establecerse, el líder libertario y candidato a Presidente vivía en un modesto departamento ubicado en el barrio porteño de Villa Urquiza.

Pero este espacio que podría ser de confort para cualquiera no era suficiente para los cuatro mimados mastín inglés del político y es por ello que decidió mudarse.

Cómo era el departamento de Milei en Villa Urquiza

En un diálogo con El Trece, Augusto "Tartu" Tartúfoli, dio detalles de cómo vivía el político previo a mudarse al barrio privado de Benavídez. "Se mudó a Benavídez, a un barrio llamado Valle Claro, donde vive con sus perros. Antes vivía en un departamento de Villa Urquiza con los cuatro perros."

"Es más, es un departamento en el que tiró una pared abajo y armó su casa como un canil. Tenía a los perros separados con un sistema de correas. Hasta que en un momento esto se transforma en un canil porque los perros hacían sus necesidades en el piso del departamento.", agregó el periodista.
 

Luego, siguió: "Por esto es que Javier decía que a su casa no entraba nadie pero no por una decisión de intimidad, sino porque su casa era un canil. Imaginate la asquerosidad."

"En un momento los perros se sueltan y los tuvo que separar, fue cuando casi pierde un brazo. Todo esto está documentado y lo cuenta el mismo Javier. Es por esto que toma la decisión de irse a una casa más grande.", finalizó Tartu.

"Mi casa es Kosovo"

"Mi casa es Kosovo, son unas bestias. Está todo destruido por ellos", destacó el candidato a presidente de la Nación en una antigua entrevista a Revista CARAS.

"Lo bueno, a pesar de que son muchos, es que son una raza tranquila ", 
admitió Javier Milei en la producción de 2018 en su propia casa, cuando aún no soñaba con ser el primer mandatario. 

El departamento de Javier Milei en Villa Urquiza
 Javier Milei y uno de sus perros.

"Mi idea es comprar una traffic para poder llevarlos a la mañana muy temprano, y llevarlos a pasear donde no me vea nadie. No me importa cuánto dinero me cueste llevarlos al veterinario o su comida. Lo que me importa es tenerlos", declaró en la producción. 

Sobre en qué parte de la casa habitaban las mascotas y cómo era convivir con ellos, Milei dijo: "Están limitados a la zona del living comedor y de la cocina. ¡Los amo pero ya se comieron el sillón! Terminaron comiendo cinco cuerpos y los dos que quedan están fuertemente mutilados. Sólo están a efectos de bloquear el acceso a determinadas partes de mi casa".

No quedan dudas de que Javier Milei vive por y para sus perros.

En esta Nota