DE PASILLO | 19-09-2017 13:28

Daniel Scioli habló de su relación con Gisela Berger: "A 60 días de ser padre, la sigo remando"

El ex gobernador habló del escándalo mediático con la modelo embarazada y sobre su separación de Karina Rabolini.

A días de ser padre, Daniel Scioli habló de su relación con la modelo Gisela Berger y escándalo mediático que se desató luego de que ella asegurara que él le pidió que abortara.

A solas con Jorge Fontevecchia, en su ciclo de entrevistas mano a mano Periodismo Puro, el candidato por Unidad Ciudadana aseguró que "intenta recomponer las cosas" con Berger y contó qué fue lo que pasó con Karina Rabolini.

— ¿Afectó en algo su relación con el papa que Gisela Berger dijera que usted le propuso abortar?

—Lo que ahora intento es recomponer las cosas, formar una familia, con un hijo por venir. Como existe un amor, un vínculo así, siempre se trata de componer las cosas, debo reconocer que aquella situación provocó la reacción de Gisela y fue cuando se generó esa situación con esos mensajes, esas cosas. Trato de poner lo mejor para que las cosas vayan bien. Después, cada pareja es un mundo, y punto.

—¿Es posible pensar que lo que más afectó, en aquel episodio, no fue la paternidad no deseada sino la percepción de que usted podía tener un doble discurso que hacía inverosímil otros discursos suyos, lo que afectaba directamente su credibilidad?

—Son temas muy sensibles y a 60 días de ser padre, la sigo remando. Busco, como busqué siempre porque ha sido una actitud de vida, reconstruir. El vínculo es profundo y trato de preservarlo de las cuestiones que pueden, en determinado momento, afectar un vínculo. Así que es eso.

—Más allá de las cuestiones personales, de intimidad, lo que parecía, desde fuera, es que usted seguía la estrategia electoral clásica de mostrar una pareja modelo, feliz que, inmediatamente después de las elecciones se demostró que no era tal, que estaba rota desde antes. La pregunta que le hago al político…

—¿Le puedo responder algo de lo que dijo?

— Sí, por supuesto.

—De ninguna manera fue así. ¿Qué significan 30 años al lado de una mujer a la cual quiero y respeto? Porque es una persona de una gran calidad humana, cultural, intelectual, una gran mujer en el sentido más profundo. Uno no se separa de un día para el otro ni se enamora de un día para el otro. Jamás hice referencia a una pareja perfecta, soñada, porque de hecho habíamos tenido una separación y lo hicimos público. Empujábamos juntos hasta que, en un momento determinado, entendimos que lo mejor para nosotros era mantener un vínculo personal, familiar. Nos queremos mucho, nos deseamos lo mejor y decidimos respetar la vida de cada uno. Así fue que empezamos otra etapa. A mí me dolió mucho cuando se decía eso de que era una situación armada.

—¿Esa otra etapa, cuando comenzó?

—Unos meses después de la elección.

— ¿Si hubiera ganado la elección hubiesen continuado?

—No puedo pensar qué hubiese pasado si hubiese ganado. Son cosas muy difíciles de imaginar. Las cosas pasan, se asumen y punto.

—¿Usted cree que una sociedad como la argentina, con una matriz conservadora, demanda que un candidato a un puesto ejecutivo muy importante tenga un matrimonio, una pareja clásica?

—¿Qué es una pareja clásica?

—Clásica es una pareja heterosexual, en la medida de lo posible con cierta duración, con una familia, hijos.

—Sí. De hecho esa estabilidad emocional, afectiva, más allá de los vaivenes de la política es una contribución a cualquier persona. Pero hubo presidentes que se han separado y vuelto a casar, por ejemplo.

Mira la entrevista completa:

Galería de imágenes

Etiquetas: Daniel Scioli

Comentarios