Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
08/06/2018 - 20:10

Para valientes

Ocho películas de terror basadas en hechos reales para ver en Netflix

Por Hernán Soto | La realidad puede ser peor que la ficción y es por eso que varios cineastas buscan inspiración en personajes o historias que realmente pasaron para triunfar en la pantalla grande. Mirá cuáles podés ver en Netflix.

Muchas de las películas de terror que vemos hoy en día nos advierten que se basan en hechos reales. Algunas simplemente recrean historias tal cuál pasaron y otras, en cambio, buscaron inspiración en personajes que existieron para crear sus aterradoras versiones. Hagamos un repaso por ocho películas que podes encontrar en Netflix y que, de alguna manera, tienen una importante conexión con la realidad. Algunas incluso pueden sorprenderte.

La habitación

De que va: Jack tiene cinco años de edad y no conoce nada del mundo fuera del cuarto donde nació y fue mantenido en cautiverio al lado de su madre.

Que pasó de verdad: La peli esta basada en la novela de Emma Donoghue del mismo nombre. La autora reveló que la idea surge del Caso Fritzl, donde en 2008, Elisabeth Fritzl dio a conocer que fue encerrada por 24 años en una habitación por su padre Josef Fritzl. De ese secuestro nacieron siete niños, cuatro que vivían con la madre y tres con Josef y su esposa. El caso se descubrió cuando la hija mayor de Elisabeth enfermó y tuvo que ser hospitalizada. Los doctores encontraron una nota en su bolsillo pidiendo ayuda.

Verónica

De que va: En el Madrid de los años 90, un grupo de amigas hacen una sesión de ouija. Al acabar, una de las adolescentes es poseída por unas presencias sobrenaturales que amenazan con hacerles daño a ella y sus familiares.

Qué pasó de verdad: El director Paco Plaza –el mismo de la saga Rec– tomó como punto de partida un caso real que ocurrió en Madrid y que la policía bautizó como el “Expediente Vallecas”. Por primera vez queda asentado en un archivo policial una serie de violentos fenómenos con actuación directa de la policía en el domicilio de una adolescente, que había jugado a la ouija. En Internet aparecen fotos reales del caso y varios testimonios en video.

Masacre de Texas 2

De que va: La familia de psicópatas asesinos más peligrosa vuelve a la carga. Después de secuestrar a la DJ Vantia Block, deben enfrentarse a un policía texano que los persigue.

Qué pasó de verdad: El protagonista realmente existió. Edward Theodore Gein fue uno de los asesinos en serie más brutales de los Estados Unidos con una afición muy particular: conservaba cadáveres, tanto los de sus víctimas como los que desenterraba, y los usaba para fabricar con ellos muebles y ropa. Los agentes de policía que investigaban la desaparición el 16 de noviembre de 1957 de Bernice Worden, sospecharon de Gein y, cuando entraron en su casa, se encontraron el cuerpo de Worden colgado de los tobillos, decapitado y abierto por el torso. También encontraron cabezas humanas en el dormitorio, piel usada para hacer pantallas de lámparas y asientos, calaveras convertidas en platos de sopa, un corazón humano en una sartén, un collar de labios humanos, un chaleco hecho de vagina y pechos, y hasta un cráneo que servía de cenicero. Como si fuera poco, tenía un vestuario completo fabricado con piel humana, incluyendo pantalones, un torso con pechos, y varias máscaras.

Terror en Amityville

De que va: Una familia se muda a una casa nueva que fue escenario de unos sangrientos asesinatos, y empiezan a suceder una serie de eventos extraños.

Qué pasó de verdad: En 1974, Ronald DeFeo, un joven de 23 años, tomó su escopeta de calibre 35 y masacró, mientras dormían, a todos los miembros de su familia (padre, madre, dos hermanos y dos hermanas), en el interior de su propia casa, ubicada en el número 112 de Ocean Avenue, en las cercanías del río Amityville. Casi simultáneamente, la casa recibió nuevos inquilinos pero tan solo 28 días más tarde, tuvieron que abandonarla por los extraños hechos paranormales.  Desde aquel momento, es considerada una de las más embrujadas del mundo.

Psicosis

De que va: Un clásico de Alfred Hitchcock. Marion Crane se fuga después de robar $40,000 dólares de su jefe para huir con su novio, Sam Loomis. Viajando  sola por carreteras secundarias para evitar a la policía, ella se detiene una noche en el viejo hotel Bates y conoce a su propietario, Norman, un joven interesado en la taxidermia y que mantiene una relación difícil con su madre.

Qué pasó de verdad: Increíblemente, acá la inspiración se repite. Y es que Hitchcock tomó conocimiento de la historia de Edward Gein (el de Masacre de Texas) que había sido adaptada en una novela poco conocida de Robert Bloch, donde se relata la historia de Norman Bates.

Pesadilla en la calle Elm

De que va: Todos conocemos la historia de Freddy Krueger, un hombre que tiene cuchillos en su guante, que se dedica a perseguir y matar a adolescentes en sus sueños.

Qué pasó de verdad: Aunque la trama parece de lo más fantasiosa, el director Wes Craven reveló que se inspiró en una perturbadora historia real. Una serie de artículos periodísticos de Los Angeles Times relataban el caso de un grupo de inmigrantes asiáticos –de la etnia conocida como Hmong o Miao– que comenzaron a tener horribles pesadillas que los llevaba a negarse a dormir y, cuando por fin volvían a conciliar el sueño, morían inexplicablemente. Al parecer, sufrían un síndrome de muerte súbita inesperada pero, lo cierto es que, a mediados de los ’80 ya había 116 casos de hombres Hmong que murieron de esta manera.

En el ático

De que va: Dana y David se mudan desde Brooklyn a una mansión del sur con su hijo de cinco años para comenzar una nueva vida. Pronto ella descubre en el ático una misteriosa puerta secreta que está cerrada, pero al encontrar la llave no imagina que al abrirla algo extremadamente maligno y terrorífico revelará un siniestro pasado y secretos aterradores vinculados a su familia.

Qué pasó de verdad: La verdadera habitación fue descubierta en una casa en Rhode Island construida en 1857. Históricamente estas habitaciones eran usadas por los padres que tenían un hijo con una incapacidad y que querían mantener en secreto y lejos de la sociedad.  Los padres los encerraban en habitaciones en el tercer piso o el ático. La historia en que se basó el guion de la película data de finales de 1800’s, cuando un prominente juez Job Smith Carpenter y su esposa Frances Ellen Carpenter habitaron la mansión. La dueña de la casa investigo en los archivos del cementerio sobre la familia y encontró el nombre de Ruth quien murió a los 5 años pero en los periódicos de la época no había ningún artículo sobre el nacimiento de su hija solo una pequeña mención de su muerte. Eso sí, la verdadera casa no ha reportado ningún caso de actividad paranormal, sin embargo, estas habitaciones aún existen en nuestros días.

Chucky, el muñeco maldito

De que va: El vudú y el terror se apoderan de un muñeco de aspecto inocente habitado por el alma de un asesino en serie. Cuando Andy, un niño de seis años de edad, asegura que “Chucky”, su nuevo muñeco, ha cometido un asesinato, nadie le cree. Pero una larga serie de horribles asesinatos conducen a un detective hasta el muñeco y, entonces, todo empeora.

Qué pasó de verdad: La familia Otto, de Florida, EE.UU tenía muchos sirvientes en su casona y, al parecer, no los trataban muy bien. Fue entonces cuando una de sus empleadas, experta en el vudú, le obsequió al pequeño Robert Eugene “Gene” Otto un muñeco vestido de marinero. Las cosas empezaron a ponerse extrañas cuando los vecinos juraban ver una pequeña sombra que recorría la casa cuando no había nadie y, sobre todo, cuando Gene culpaba al muñeco de las travesuras, cada vez más violentas que sucedían. El chico abandonó al muñeco y más tarde otra familia lo encontró. Como si fuera poco, la niña que lo adoptó no tardó en jurar que el muñeco le advirtió que la mataría. Hoy en día el muñeco original esta exhibido en el Museo East Martello en Key West, Florida y se recomienda pedirle permiso antes de sacarle una foto.

Archivado en: ,