lunes 21 de octubre de 2019
Perfil.com
TEATRO | 21-05-2019 18:36

Hugo Arana: "La vida no tiene solución"

Por Hernán Dobry | El actor está por iniciar una gira nacional con la obra "La Ratonera". Su visión de la profesión.

Luego de haber terminado la temporada porteña con la obra La Ratonera, de Agatha Christie, Hugo Arana se prepara para arrancar la gira nacional, que lo llevará este fin de semana a presentarse en Mendoza junto María Rosa Fugazot, Valentina Bassi, Gloria Carrá, Fabián Mazzei, Guillermo Pfening, Walter Quiroz y Daniel Miglioranza. 

-Después de tantos años de carrera, ¿qué siente cuando sale a escena?

-No me gusta la palabra carrera, porque no estoy corriendo, me gusta decir profesión que viene de profesar, de poner la fe. Cuando salgo al escenario siento alegría En general, me ha pasado que en el estreno hay una adrenalina especial. Pero, hay actores jóvenes muy nerviosos por el estreno. ¿Y cuál es el temor? “Cualquier cosa, me puedo olvidar la letra”. ¿Por qué querés hacerle creer al público que sos perfecto? ¿Por qué querés engañar a la gente? No sos perfecto, si en la platea hubiera alguien así, va a ser el que te comprenda. Entonces, subí a disfrutar: está la música, vinimos a bailar, bailemos”.

-¿Cómo prepara sus personajes?

-Siempre me divirtió mucho esto de construir y darle una forma. Leo lo que necesito y busco lo que todos precisamos: encontrar qué quiere el personaje, porque si no, no sé qué tengo que actuar.Es como en la vida, si no se qué quiero, estoy perdido y siempre es un misterio.

-¿Por qué?

-La vida no tiene solución porque la solución está para los problemas y la vida no es un problema.La actuación es un misterio a recorrer, es como cruzar la selva o el desierto: siempre es una aventura construir un personaje.

-¿Qué implica en su vida la actuación?

-Es mi refugio. Me permite desde los personajes ver, espiar por rendija la vida, la realidad desde otros lugares, a partir de los personajes. Uno dice:mirá este tipo lo que piensa, a mí no sé me había ocurrido. Para mí, es conservar al niño vivo, jugando. Es como el nene siete años que agarra el escobillón, se sube y vuela por los aires, no está loco, sabe que es un escobillón. Eso me hace muy bien.

-¿Qué lo atrae del teatro?

-En el teatro, si una persona, un espectador se va con una pregunta nueva, misión cumplida.No está para enseñarle la vida a nadie, sino para inquietar, tironear de la alfombra, desestabilizar.Todos en la vida hacemos un personaje, nos mostramos como creemos que nos va a ir mejor, le damos forma a nuestra expresión y elegimos la forma.Eso es actuar, crear una conducta y no significa mentir, pero implica que elijo cómo mostrar un contenido.Las máscaras del teatro, la tragedia y la comedia, el llanto desgarrador y la gran carcajada son probablemente los dos únicos instantes en que la mirada ajena no importa, no me preocupa, después de esos dos extremos la mirada ajena juega mucho.

Entrevista concedida al programa “Voces y memorias”, que se emite los martes a las 20 por Eco Medios AM 1220 Mhz.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario