Miércoles 8 de abril de 2020
Perfil.com
MúSICA | 13-12-2019 16:20

Klan: “Siento que en nuestro país van a aprender a respetar nuestro deporte”

Por Joaquín Leoni | En una entrevista exclusiva con Extioína uno de los participantes de FMS cuenta su historia, cómo vive las jornadas y qué espera para el cierre del año.

El freestyle argentino está viviendo un proceso de transformación inédito. Gracias al enorme interés, por parte de las nuevas generaciones, está viviendo un proceso de transformación hacía la profesionalización. Lucas Matías Santos, A.K.A Klan, es uno de los pioneros de este movimiento y recorre el circuito de FMS todos los meses. Habiendo lanzado su disco I´m Back recientemente acomoda su cigarrillo y se predispone a charlar con Exitoína y qué mejor que comenzar explicando sus orígenes.

-¿De dónde surge el apodo Klan?

Mi A.K.A es Klan, me llamo Lucas Matías Santos y vengo del conurbano de Buenos Aires. Klan surge del significado. Mirando unos documentales y unas películas entendí que klan iba al finalizar cada nombre de cada grupo. Eran fulanito´s Crew o fulanito´s Clan. Entonces me puse a investigar qué significaba clan y clan significa conjunto de personas, unión de familias. Después, nutriéndome más, entendí que en el Hip Hop la mayoría de logros se llevaron a cabo por clanes no por gente individualista. Por todo eso decidí Klan, porque representa familia y unión.

- ¿Cómo impacto en vos el hecho de haberte convertido en padre?

Tener un hijo te da muchas ganas de comerte el mundo. Porque lo nuestro pasó de ser un hobby a ser un trabajo. Un trabajo que no dejás de amar pero también le pone mucha mas emoción y lo hace mucho más difícil. Uno dice “bueno, si vos en tu trabajo hacés mal tu función te despiden o te desplazan”. Yo no puedo permitirme eso porque tengo mi familia y entonces te sobre exigís, dejás de disfrutarlo tanto y te empezás a preocuparte a tal punto que limita tus habilidades. Si transmite más sentimiento a la gente pero, al mismo tiempo, la batalla la perdés. Musicalmente hablando es todo lo contrario, se te pone la piel de gallina sabiendo que tenés a tu familia ahí, que lo lograste y es lo que querías.

- ¿Qué te dejó la llegada de FMS a Argentina?

FMS me dejó que tenía que ser más abierto de mente. Para mi el Hip Hop siempre fue mi familia, mi crew y yo. El grafiti y el break dance pero no la farándula de competidores hasta que entendí que yo estaba adentro de ellos. Que tenía que ser parte y aceptar que era la evolución. Hoy por hoy me lo tomo más en serio y lo respeto más por eso, porque es un trabajo. Si bien cuando compito todavía no estoy centrado en sumar un puntito acá y otro allá, me gusta ser verídico con lo que improviso. Prefiero que me cueste decir una oración que no tenga nada de relleno y que sea 100% lo que pienso a decir palabras que vayan ahí para que rimen. Entonces no sumo muchos puntos. Pero si me lo estoy tomando en serio en cuanto a estar atento a lo que me dicen, a que no me chupe un huevo, a que mi competidor se tome en serio lo que le estoy diciendo y que me vea lucido a la hora de hablarle.

Lo que trajo la FMS fue que los competidores puedan tener un sueldo fijo y que te sientas un laburante. Cuando yo empiezo a ver el prestigio que FMS toma dije “Ah, pará no solo somos nosotros”. FMS es esto porque nos une a nosotros, a los españoles, a los mexicanos y a los chilenos y estamos globalizando el rap. Entonces me lo tomé como una instancia nueva en mi vida, prepararme para profesionalizarme.

-¿Cómo fue cambiando tu estilo compitiendo en este formato?

He perdido una gran cantidad de Red Bulls precisamente por no prestarle atención a las palabras. No se si llamarle ignorancia, era mas como un orgullo muy fuerte de que el freestyle es freestyle y si lo ponés bajo un contexto deja de ser freestyle. Me costó mucho al principio. Cuando entré a FMS, entré enojado también. Quizás los términos y condiciones no eran los que yo quería pero tampoco podía exigir más dado mi curriculum. Entonces pensé que me lo tenía que tomar bien, que tenía que aprender y saber hacerlo. Desde el vamos era el más ingenuo en cómo usar las palabras, era el que menos capacitado e informado estaba, entonces fue como una transición para mi. También hay que sumarle que, después de cada FMS, yo volvía y tenía que seguir siendo papá en casa y hacer otros eventos. Soy músico y compositor, no podía aflojar con mi música porque eso me llevó a otras puntas, entonces no tenía tiempo para ponerme a practicar el formato de FMS. Pero me estaban pagando por eso, era mi deporte y muchos querían estar en mi lugar. Me choqué la cabeza contra la pared y pensé que por más que a mi no me guste, es mi trabajo. Hay que hacerlo por mi familia y hacerlo bien. Fue una transición re larga, hoy por hoy me siento bien con eso. Siento que lo uso de otra forma, en la que otros no, y más en las últimas fechas particularmente.

- ¿Sentís que tus minutos libres son tu fuerte?

Sentía eso. Ahora me lo tomo como mi round para lucirme más que para exigirme. Creo que exigiéndome de más pierdo la chispa que significa divertirme, que es precisamente lo que me llevó a estar ahí arriba. Yo no llegué por ser alguien que se exija sino por ser alguien que disfrutaba mucho lo que estaba haciendo. Ahora los rounds a sangre los uso para eso, para sacar mis skills y me está yendo bastante bien.

- ¿Cómo vivís los días de fecha de FMS?

Es re fuerte. Últimamente estoy prefiriendo que me toque primero para ahorrarme todo el estrés. Es horrible no poder estar disfrutando. A mi me gusta mucho el rap. Llevo 12 años haciéndolo y no hay nada que me guste más que saber que estoy sentado ahí entre los diez mejores de mi país. Cada vez que estoy sentado ahí pienso en eso “Somos los 10 mejores indiscutiblemente y yo soy uno de ellos”. Es hermoso ¿Cómo no celebrarlo? Es como ver el golazo de tu jugador favorito, como ver ganar una carrera a un corredor. Siento que en nuestro país, y en los demás países donde hay FMS, van a aprender a respetar nuestro deporte hasta tal punto que van a sentir lo que sentimos. Me vuelvo loco cuando los escucho rapear, no puedo no festejarlo. Entonces me limita eso de estar pensando en si me toca participar o todavía no ¿Puedo festejar tranquilo? ¿Me relajo?. También está bueno competir último porque podés llegar a elevar la vara más alto de todo lo que escuchaste, ya sabés todo lo que se dijeron. No se puede transmitir en un video lo que se vive ahí. Yo tengo fanáticos que han visto una batalla, en la que participé, después y no les ceba como les cebó en ese momento. Ahí arriba se transmite algo que es único. Esos chicos cuando están rapeando a mi me transmiten algo que después quizás no me vuelve a gustar, están viviendo el rap en el momento. Quizás no es lo que dijo sino cómo lo dijo o por ahí no es cómo lo dijo sino lo que dijo, varía mucho. La onda es la magia que transmitas.

Yo tengo una pica particular con los competidores, dejando de lado la amistad, ellos saben que yo me lo tomo muy en serio. Hablando espiritualmente, yo creo que genero eso cuando me los choco. Ellos saben que yo estoy convencido de que me creo mejor que ellos, por más que el público opine otra cosa. Por ejemplo me ha pasado con Stuart, ahora está en un gran momento, que veo en una nota que dice “para mi es una batalla súper importante” por más que él esté arriba en la tabla y yo un poco más abajo. Me toman en serio porque hay un respeto de por medio.

- ¿Cómo te ves en el cierre del año?

Me veo bien. El otro día hablando con colegas les decía que yo no cuento con los puntos que tengo que recuperar sino con los que tengo. Me manejé con eso para mis dos últimas batallas, más que nada para poder disfrutar. Si estoy haciendo cuentas no la paso bien. Mientras no esté para descender todo genial y si estoy para descender a matar el quíntuple porque es el pan de mis hijos. La batalla con Trueno me la tomo como un bonus porque con él tengo una amistad y un respeto. Nos conocemos, también con su papá me llevo súper, entonces hay mucho respeto de por medio. Me lo voy a tomar como un momento personal, ajeno a los puntos. Voy a querer darlo todo y él también porque queremos ver quién es más rapero.

- ¿Qué nos podés contar de tu nuevo disco?

Se llama I´m Back, tiene 16 temas. Tengo conexiones internacionales con la gente de Me Cago en Tu Padre, Niño Maldito, C Terrible de Socio Ejecutor y trabajé con Gaspar Benegas, gran músico, y muchos artistas más. Fue un trabajo que me llevó mucho tiempo. Si bien fue un disco internacional, tiene beats, productores y músicos de diferentes partes del mundo, el sentimiento salió directamente desde Glew. Desde ahí salieron mis ganas de estar en el siguiente nivel. Si bien lo pude llevar a cabo desde mi nueva casa, mi nuevo barrio y con mi nuevo sonido, el sentimiento sigue siendo el mismo. Una cosa es lo que logré y otra la que representa.

 

Galería de imágenes

En esta Nota

  • Klan
Más en

Comentarios