sábado 25 de mayo del 2024
DESTACADA 26-09-2023 15:59

Estafa, llanto y una Ferrari de por medio: el mal momento que vivió Diego Leuco en Dubai

El periodista de Luzu TV contó el engaño que sufrió por parte de un árabe durante sus vacaciones.

Diego Leuco sorprendió al revelar que fue estafado durante sus vacaciones en Dubai y dio detalles del mal momento que vivió cuando alquiló una Ferrari.

Qué le pasó a Diego Leuco en Dubai

El periodista contó al aire de Antes que Nadie (Luzu TV) que alquiló un auto de alta gama, lo estafaron y el episodio casi termina con la policía. "Unas vacaciones metí Dubai y dije: 'Me voy a dar todos los gustos'. Por ejemplo, me alquilé una Ferrari y el árabe que me la alquiló, me estafó. Eran caras. Hasta que en un momento, caminando por las calles de Dubai, me encuentro una Ferrari estacionada en la puerta de un centro comercial", introdujo Leuco.

Luego contó que para poder adquirir el vehículo le pidieron el pasaporte: "Le di mi pasaporte, yo pensando que iba a anotar algunos datos. Pero lo guardó en el cajón. ¿Cómo podía dejar mi pasaporte a un señor que no conozco? Estoy loco, pero di media vuelta y me subí a la Ferrari".

Diego Leuco estafado en Dubai

"Cuando me va a dar la Ferrari, me dice que la revise. La revisé y no tenía nada. Al otro día, fui a devolverla. El tipo mandó a alguien que no era él a revisarla, y cuando volvió me dijo que estaba rayada. ¿Sabes cómo la cuidé? Era como la parte inferior del chasis, que va pegada al suelo, y obviamente estaba rayado. El tipo tenía un video mío revisando la Ferrari y una foto mía pasando justo por ese lugar", narró. 

"Me pedía 2 mil dólares. En un momento, de enojo, le pegué a la mesa y se rompió un pedacito. 'Policía, policía', empezó a gritar. Lloré. Arreglé pagar mil dólares, lo pagué con tarjeta y me devolvió el pasaporte", detalló. 

Por último, Diego Leuco conto que intentó que le devuelvan el dinero, pero no lo logró: "Cuando llego a Argentina, llamo a la tarjeta y dije que me había estafado un árabe, que quería desconocer la compra. A los cuatro meses me llega una carta en árabe y al banco también. Lejos de haber hecho un negocio con la tarjeta, perdí, porque hasta que tuve que pagar, en la Argentina subió todo un montón y lo pagué mucho más caro".

En esta Nota