Martes 31 de marzo de 2020
Perfil.com
DESTACADA | 24-02-2020 13:42

Ricky Martin abrió Viña del Mar entre picos y pedidos de paz para Chile

El astro boricua sorprendió a los conductores del festival con un beso en la boca para cada uno. Además, instó a los chilenos a que exijan por sus derechos con "amor y paz". Mirá el video.

Ricky Martin fue al grano en su sexta actuación en el escenario del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, el más importante de América Latina: llegó, cantó y bailó hasta el éxtasis sus 20 mayores éxitos y destiló sensualidad hasta poner al "monstruo" a sus pies... una vez más.

El Festival, se estrenó ese domingo en medio de violentas protestas y con el apoyo del puertorriqueño Ricky Martin a las manifestaciones que sacuden a Chile desde octubre.

Unas 20.000 personas repletaron la Quinta Vergara, el escenario que alberga desde hace 61 años el festival de Viña y que este año se desarrolla bajo el contexto de la rebelión social que afecta Chile desde octubre y que ha dejado 31 muertos en protestas callejeras, saqueos e incendios de comercios. El estallido social, que comenzó por el alza de las tarifas del metro de Santiago, también se extendió al fútbol profesional chileno y ahora a este emblemático festival.

La noche inaugural comenzó con al menos 20 minutos de retraso por protestas convocadas en redes sociales para manifestarse en contra del festival. "Que los chilenos se expresen, que exijan lo básico, los derechos humanos, es básico, no pedimos nada. Yo estoy contigo Chile, nunca callados, siempre con amor y con paz", afirmó el astro boricua de 48 años.

La fuerza de Ricky pasó y convenció, enérgico, sonriente y con saco de cuero de manga corta, sobre un conjunto de camiseta y pantalón de brillantina, el puertorriqueño apareció en el escenario y fue desgranando, uno por uno, sus mayores hits, la mayoría en español.

Con "Cántalo", el ganador de múltiples premios Grammy dio el pistoletazo de salida, y con "La bomba" fue calentando el ambiente de la cada vez más fría noche. Chaqueta fuera y enseñando bíceps, "Bombón de azúcar", de su disco "A medio vivir" (1995) llegó con un provocativo baile junto a su cuerpo de baile de hombres y mujeres.

La calma llegó con "Tiburones", su más reciente single y nuevo tema de su próximo disco, que según adelantó por la mañana en una rueda de prensa, saldrá en abril.

Pero el hombre catalogado como el más sexy del mundo, protagonizó una de las joyitas de la noche al besar a ambos conductores, María Luisa Godoy y Martín Cárcamo, de manera sorpresiva.

Tras finalizar una de sus canciones, la conductora le pidió si ella y Martín podían darle un beso cada uno en la mejilla, a lo que el cantante accedió. Pero el artista puertorriqueño los tomó por sorpresa y le dio rápido pico en la boca a Cárcamo y después a ella. “No jueguen con fuego que se pueden quemar”, dijo divertido mientras el público enloquecía.

“Perdón Ricky pero te estoy mirando con otros ojos”, dijo el conductor y el público rió.

Las redes, que seguían el festival minuto a minuto, estallaron y miles de usuarios comenzaron a comentar el momento.

Los locutores le entregaron entonces la Gaviota de Plata y el artista emocionado se lo dedicó a sus hijos MatteoValentino, Lucía y Renn.

Los ritmos de flamenco de "Lola, Lola" y el romanticismo "Vuelve" reanudaron el espectáculo, y "Pégate" siguió elevando el listón que mantuvo en lo más alto "La mordidita", uno de sus últimos y más bailados temas.

Luego de poner a María "un pasito pa'lante" y "un pasito pa'tras", como hace desde que a mediados de los 90, el "monstruo" empezó a pedir la Gaviota de Oro, que le fue concedida.

Con "La copa de la vida", ya con el torso desnudo y solo cubierto con un chaleco, y "Vente pa'ca", el puertorriqueño puso punto y final al concierto. Como no podía ser de otra forma, cubierto con una bandera de Chilepaís al que volverá a cantar en noviembre y seguir haciendo las delicias de sus apasionados fans.

L.M

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios