Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
14/11/2017 - 17:28

Exclusivo

El plan de Marcelo Tinelli para sortear el “K”aos

Por Marita Otero | Ante una posible detención a su ex socio Cristóbal López, el conductor ya planea su productora independiente. Habrá Bailando 2018 y 2019 y un regreso a las ficciones.

El final de este 2017 para ShowMatch, el programa más visto de la televisión argentina –ayer marcó 18.6 puntos de promedio de rating–, ya quedó definido para el 18 de diciembre, una decisión que surge por pedido del canal –que tiene el año ya perdido a manos de Telefe– y que, de paso, beneficia a los trabajadores con el cobro del aguinaldo.

La crisis que vivió Marcelo Tinelli todo el año con el Grupo Indalo no sólo estalló en lo judicial y en lo personal, sino que obligó al conductor a “inventarse” otra vez. Y es por eso que para poder continuar esta temporada con los sueldos al día (de los productores afectados al “Bailando”), pidió a El Trece que se hiciera cargo. Y así lo hicieron, aunque hay mucho atraso con proveedores, taxis, y viáticos de todo tipo en medio de rumores que su ex socio Cristóbal López podría ser el próximo en ser detenido.

De ahí que el propio Tinelli tuvo que empezar a pensar en una nueva productora “chica” con la gente de su mayor confianza y con colaboradores que facturen y no tengan relación de dependencia. En ese sentido está confirmado el Bailando 2018 -y el 2019-, por más que le resta firmar el contrato, que ya habló con Adrián Suar, por dos años en El Trece, con los responsables del área del Grupo Clarín.

Por otra parte, ya está decidido que Este es el show se despide el viernes 29 de diciembre de la pantalla y habrá que ver si regresa en marzo. El ciclo será reemplazado por Ojos que no ven, un “cazaparejas” que produce Mandarina (Mariano Chihade, preferido del canal) conducido por Andrea Politti. Si le va bien en el rating, difícil que lo toquen.

Suar le transmitió a Tinelli dos ideas. La primera es que el conductor produzca dos programas, uno de lunes a viernes y el otro una vez por semana. La segunda, se basa en el fenómeno que se produjo con las series en distintos formatos –incluso en la televisión abierta con Un gallo para esculapio y El maestro– y consiste en que Marcelo quiere volver a producir ficción, como cuando lo hacía con la dupla Ortega-Culell en el edificio de la calle Olleros.

En ese sentido, Tinelli tuvo varias reuniones con guionistas, discutiendo un par de ideas de guión, uno de ellos Mario Segade, y otro que escribió para Juan José Campanella en la novela (poco exitosa) Entre caníbales. Hábil negociador, que duda cabe, ya pone rumbo al futuro y quiere dejar atrás la pesadilla y que no le lleguen las esquirlas.

Archivado en: , ,