domingo 20 de octubre de 2019
Perfil.com
MúSICA | 03-05-2019 16:50

El impensado proyecto de Peteco Carabajal

Por Hernán Dobry | El artista se prepara para realizar una gira por Europa junto a su trío Riendas Libres. Antes de partir, se despedirán de Buenos Aires con un show en la Sala Siranush. Incursión literaria.

Este viernes 3 de mayo Peteco Carabajal se presenta en la Sala Siranush junto a su trío Riendas Libres antes de partir rumbo a Europa con una gira muy especial. Pero además, el artista decidió incursionar como escritor con una novela.

-¿Qué implica Riendas Libres para usted?

-Es una razón importante para seguir componiendo, un mensaje que hoy estamos tratando de dar. Entonces, para ese mensaje, me pongo, me preparó pero tampoco sin abusar, con lo justo.

-¿En qué lo cambió esta nueva experiencia de tocar en grupo?

-Ya no me atraía nada de seguir solo. Hacía tiempo que me venía cansado porque cuando emprendés una cosa solista si bien las satisfacciones, el prestigio y las aparentes ganancias son tuyas, también te quedás mucho tiempo solo en las actuaciones. Cuando terminaba de tocar en algún festival, subía al micro, sacaba la guitarra y me ponía a tocar y todos mis compañeros se iban a dormir ¿Con quién puedo hablar o tocar? Los únicos que me hacían gamba era Homero, mi hijo, y Martina. Entonces, pensé en volver a armar un grupo donde fuéramos los tres iguales. Ya di todo lo que tenía como solista. Ahora, mis ganas están puestas en formar parte de un grupo de igual a igual en todo sentido. Por suerte, ellos llegan con una edad y experiencia para poder compartir esta experiencia entre todos.

-¿Cómo es esa relación con ellos?

-Para mí, es mucho más lindo en el sentido de la compañía, del cariño. En una gira que hicimos por Europa el año pasado, dormíamos con Homero en una misma habitación y nos poníamos a tocar la guitarra acostados en la cama, tocándonos los pies. Esa es la relación que tenemos entre nosotros, es muy fuerte. Soy un padre muy cariñoso, me gusta mucho la cosa física de la caricia, rascar la cabeza, cuidarlo como si fuera un chiquito. Esa cercanía ha hecho que compartamos muy profundamente la composición. Hemos hecho juntos la mayoría de los temas del disco “Amor como bandera”.

-Y a la hora de las críticas ¿Cómo son?

-Lo pasamos mucho por el humor y el amor. Realmente, todo se hace en un clima de alegría y armonía. No pasa que me digan: "No eso está mal” o que se produzca una cosa como de dureza.

-¿En qué consiste el nuevo proyecto en el que está trabajando?

-Es un proyecto tranquilo que lo voy a ir haciendo de a poco que es el de ir hilvanando músicas mías para hacer las Cuatro Estaciones de Vivaldi pero con música santiagueña. O sea, serían las Cuatro Estaciones de Peteco.

-¿También está escribiendo una novela?

-Sí, me largué con entusiasmo, teniendo en cuenta mi conocimiento y lo que he leído. Quiero hacer algo importante. Es la historia de mi familia en forma de novela. Se llama “Cien años de chacarera”, siguiendo el título de la obra de Gabriel García Márquez. Macondo es Disney al lado de La Banda. Voy bien, aunque me frené y ahora me está costando agarrarlo de vuelta.

Entrevista concedida al programa “Voces y memorias”, que se emite los martes a las 20 por Eco Medios AM 1220 Mhz.

 

 

Galería de imágenes

En esta Nota

Más en

Comentarios

Música

1915

Escuchá el tema "Prisma".

Espacio Publicitario

Espacio Publicitario