jueves 17 de enero de 2019
DE PASILLO | 25-01-2010 20:55

Florencia Torrente: "Amo la creatividad y por eso elijo dedicarme al arte"

Entrevistada por la revista Luz, la hija de Aracelli Gonzalez, Florencia Torrente, habló del amor, de su relación con con el rugbier Miguel Avramovic, sus pasos en el mundo del arte, el futuro y la posibilidad de alejarse de su madre.

-Estás recién llegada de Estados Unidos, ¿cómo fue la experiencia?

-Increíble y súper positiva en todos los aspectos. Si bien por momentos, se hace difícil por la soledad, es bárbaro para experimentar cosas nuevas y probarse a una misma como persona. No paré un segundo. Está bueno porque experimento cosas que acá no hago, como caminar por la calle y andar en subte. Lo mejor es poder hacerlo sin pensar en la inseguridad.

-¿Hiciste cursos allá?

-Sí, muchos. De arte, música, fotografía, photoshop, pintura al óleo y dibujo vivo. Visité también varios museos y averigüé en Boston por algunas carreras vinculadas con el arte.

-¿Por qué elegiste Nueva York para hacer estos cursos?

-Simplemente adoro la ciudad. Me parece La Meca de todo y me hace explotar la cabeza. Aparte, me encanta la comedia musical. Siempre hay algún espectáculo para disfrutar en la calle. Fui a ver Hamlet con Jude Law a Broadway y después me lo encontré en un café tomando una copa de vino con Siena Miller. Si no, todos los lunes podía ir a escuchar a Woody Allen tocar el saxo, ¡y a tres cuadras de mi casa! Eso es impagable.

-¿Te instalarías allá?

-Me encantaría... Es más, es uno de mis planes.

-Tu mamá se muere...

-Y... bueno, es parte de la vida, los años pasan y los chicos crecen. En algún momento, ella se fue también de su casa... ¡Y muy temprano! (señala con el dedito).

-¿Qué es lo que te gusta de esta vida de artista?

-Me encanta no saber qué cosas una puede llegar a realizar. Amo la creatividad y por eso elijo dedicarme al arte. Trato de hacer todo lo que me apasiona, la vida después dirá hacia dónde me enfocaré. Las oportunidades van llegando inesperadamente, por eso creo que hay que estar preparada para aprovecharlas.

-¿No sentís que existen ciertos prejuicios hacia vos por ser una modelo que se dedica al arte?

-No, porque yo hacía pintura antes de empezar a ser modelo. Siempre lo hice, pero no de manera pública, porque no me interesaba. Aparte, sostengo que cada uno puede hacer lo que quiera. A la larga lo que uno hace bien prospera, así que no me importa, yo voy a seguir con lo mío. Nada me va a parar.

-¿Seguís teniendo la ambición de triunfar afuera como modelo?

-Sí, la verdad que me agradaría. Adoraría recorrer el mundo. Tendría que ver las propuestas que salgan y ahí decidiré.

-En tu trabajo siempre mostrás un costado muy angelical, ¿te animarías a realizar producciones de modas más osadas?

-(Piensa) No te diría que no. Todo depende. Creo que si la idea está buena y bien armada aceptaría. ¿Un desnudo? Ni idea, aún no me lo plantearon, cuando surja, se verá.

-¿Te someterías a una cirugía?

-La verdad es que soy muy miedosa, me da realmente terror. Hoy te digo que no. Sólo de pensarlo me descompone. Me encanta reconocer el paso del tiempo en las mujeres. No las critico tampoco, pero me gustaría ser yo misma y mantener las señales del paso del tiempo.

-¿Te presiona que estén todo el tiempo comparando tu carrera con la de tu mamá?

-No, no me puede molestar porque es mi mamá. En definitiva somos dos personas diferentes. Al hijo médico siempre lo van a comparar con su padre también médico. Es así, y pienso que en algún momento, se va a agotar el tema.

-Araceli confesó varias veces a la prensa que tiene ganas de tener un hijo, ¿cómo lo ves?

-Bárbaro, me parece fantástico que cada uno haga lo que quiera en su vida. Yo soy partidaria de que si tiene que venir vendrá. No me molesta para nada, lo mismo si mi papá decide ser padre de nuevo. Es más, él no tiene otros hijos, sólo me tiene a mí, pero me encantaría porque adoro las familias grandes y sueño con tener millones de hijos y nietos.

-¿Seguís teniendo la idea de ser madre joven?

-Obvio, pero siempre aclaré que si la situación no se da, no se da. Amo la relación que tengo y tuve con mi mamá, por eso me gustaría repetirla.

-Ya tenés 21 años, ¿tenés ganas de independizarte?

-Me gustaría, pero ahora estoy con miles de proyectos en mente que necesitan de mucho trabajo. Cuando lo crea necesario me iré. Todavía me siento cómoda en la casa de mamá.

-¿Y cuáles son estos proyectos en los que te querés concentrar?

-Ni loca te los cuento. Porque es totalmente secreto y no quiero que lo sepa nadie, lo estoy armando hace mucho tiempo, es un sueño que tengo desde chiquita. Cuando se dé, todos se van a enterar.

-¿Es por el lado de la actuación?

-No. Pero en ese ámbito también tengo propuestas y oportunidades.

-¿Adrián Suar nunca te propuso un papel?

-Sí, de hecho acabo de grabar una participación para la nueva tira de Pol-ka (Alguien que me quiera), donde interpreto a una estudiante de abogacía, muy colgada, que se enamora del Chino Darín (el hijo de Ricardo). En principio fueron sólo tres capítulos, pero no está dicha la última palabra. Igualmente, lo más importante es que estoy por empezar a tomar clases de actuación en la escuela de Julio Chávez. Esto me hace muy feliz.

-Se vieron varias imágenes tuyas comprometedoras en la playa con el rugbier Miguel Avramovic, ¿estás enamorada?

-Sí. Estoy tranquila y ¡muy bien! (risa pícara)

-¿Te costó volver a enamorarte después de más de un año de soledad?

-Bastante. Es muy difícil luego de un tiempo de estar sola porque, aunque soy joven, me volví mañosa. Pero estoy disfrutando y nos estamos conociendo.

-¿Y qué es lo que te enamora?

-(Piensa) ¡Qué sé yo! Eso no se puede describir con palabras, pasa, es algo que se siente y tiene que ver con la piel. Se percibe con un sexto sentido. Me guío por eso y no se pueden dar tantas explicaciones.

-¿Por qué decidiste confiar nuevamente en el amor?

-La vida sigue, hay que apostar por él y volver a probar. Aprendí a abrir otra vez mi corazón. Se dio todo con naturalidad, porque nunca trato de forzar nada. Lo que empieza forzado termina mal. Las cosas tienen que ir surgiendo de a poco.

-¿Creés en las relaciones pasajeras?

-Sí, y en las profundas también. Pero ¡ojo! para estar con alguien me tienen que pasar sí o sí cosas en mi interior. Ahora estoy tranquila, dejo que las cosas fluyan, tengo una onda muy chill out... Bueno, che, tampoco hagamos de esto ¡la nota! Estoy bien y muy tranquila. Nos estamos conociendo y eso es lo importante.

-Vos estás instalada en Buenos Aires, pero él alterna su vida entre varios países, ¿soportarás mantener la pareja a la distancia?

-No lo sé. La realidad es que tengo 21 años y no me voy a reprimir. Quiero seguir haciendo lo que tenga ganas. Es mi momento y no tengo voluntad de postergar nada de mi vida.

-Estás teniendo una filosofía de vida muy similar a la de tu mamá, en la que priorizás mucho tu persona y el presente…

-Con ella vivimos situaciones muy parecidas en la vida (en distintas escalas y edades) que nos enseñaron mucho. Por eso, nos empezamos a meter en muchas cosas que a los dos nos gustan, como la lectura, el curso que hicimos de filosofía o nuestras largas charlas... Vamos de la mano, aprendiendo una de la otra.

Galería de imágenes

Comentarios