Sábado 28 de marzo de 2020
Perfil.com
DESTACADA | 02-02-2020 23:19

Emme, la hija de Jennifer Lopez, la gran sorpresa del Super Bowl

La diva del Bronx y Shakira incendiaron el show de medio tiempo, pero la hija de Marc Anthony se llevó puesta la noche y se ganó el aplauso de todos. ¡Mirá el video!

Jennifer López y Shakira presumieron de orgullo latino en un trepidante espectáculo en el entretiempo del principal evento deportivo de Estados Unidos, un Super Bowl más hispano que nunca con la participación especial de las estrellas de la música urbana J Balvin y Bad Bunny.

Además, Emme Muñiz, hija de JLo y Marc Anthony, hizo su debut mundial como cantante, al liderar un coro de niños vestidos de blanco, mientras Shakira le tocaba la batería y su madre la acompañaba con una capa que inicialmente parecía ser de la bandera estadounidense y terminó convirtiéndose en la de Puerto Rico, de donde son los cuatro abuelos de la niña.

La presentación de la niña de 11 años fue tan genial que las redes se prendieron fuego con los usuarios elogiándola y destacando su talento. Se convirtió, sin dudas, en la gran sorpresa de la noche. Aunque hace ya un tiempo se muestra cantando junto a su madre en Instagram.

El espectáculo de 12 minutos fue exactamente lo que ambas artistas habían prometido, una celebración de la cultura latina y un mensaje de unidad y de esperanza a la infancia, en especial a los niños de las minorías étnicas y demográficas en Estados Unidos, que esta semana arranca un polarizado proceso electoral para escoger al próximo presidente el 3 de noviembre del 2020.

López se presentó el domingo en el Hard Rock Stadium de Miami mientras los 49ers de San Francisco se enfrentaban con los Chiefs de Kansas City. La cantante, que en su presentación incluyó sus éxitos “Waiting for Tonight”, “On The Floor” y “Jenny from the Block”, entre otros, dijo que esperaba inspirar a la gente junto con la colombiana Shakira, quien interpretó sus hits "Ojos así", "Suerte", "Chantaje" y "Hips don't lie", entre otros.

Las dos artistas latinas terminaron cantando juntas "Waka Waka", la canción oficial del Mundial de Sudáfrica de 2010, enfundadas ambas en bodies metálicos, melenas rizadas y al viento, y se despidieron con un sonoro "Gracias" y "Thank You", en otra muestra de la cada vez mayor presencia de la comunidad latina en EE.UU.

Muerto de amor por su hija, Marc Anthony tuiteó: "Emme, papi está muy orgulloso de vos. Sos mi corazón y siempre seré tuyo", expresó el boricua junto a una hija de Emme. 

“Es una plataforma tan grande y piensas ‘qué es lo que quiero hacer’ y a decir verdad, cuando pesamos en deportes ... y música son dos cosas que realmente unen a la gente. Así que para mí es una oportunidad para unir de verdad la gente en un momento de celebración, de alegría, amor, unidad y felicidad”, dijo La diva del Bronx en diálogo con AP. “Se trata del amor, unidad y de celebrar el potencial de cada persona que está dentro de cada uno de nosotros y para todas las cosas hermosas que somos”.

Por su parte, la barranquillera dijo que los preparativos para este gran momento se extendieron por meses. “El tamaño de este espectáculo es tan grande, no sólo el tamaño del escenario, sino de la audiencia. Me he preparado por meses. Entrené física y vocalmente más duro que nunca. No tomo a la ligera esta oportunidad”, dijo la galardonada con el Grammy. “No sólo quiero que la gente tenga el mejor momento de su vida, quiero que las niñas latinas del mundo sepan que esto no es un accidente y es algo que ellas también pueden lograr. Jennifer y yo hablamos mucho de esto. Simbólicamente significa mucho para nosotras”.

Una de las partes más difíciles fue resumir su lista de canciones. La presentación fue coproducida por Jay-Z y su empresa Roc Nation por primera vez.

Antes de comenzar el partido, Demi Lovato emocionó con su interpretación del himno de Estados Unidos. La cantautora estadounidense de origen mexicano demostró un rango vocal extraordinario y un control impecable y fue aplaudida con vigor minutos después de que se rindiera homenaje al basquetbolista Kobe Bryant, su hija Gianna, de 13 años, y las otras siete personas fallecidas a bordo de su helicóptero el pasado domingo en Los Ángeles.

L.M

Galería de imágenes

Más en

Comentarios