Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
05/09/2013 - 17:13

Destacada

Mario Pergolini se disfrazó de oso para Greenpeace

Mario Pergolini protagonizó esta mañana una acción de Greenpeace en una estación de servicio Shell ubicada en la avenida Figueroa Alcorta y Castilla, en la Ciudad de Buenos Aires. El conductor decidió participar como activista tras varios días de difundir la campaña en defensa del Ártico desde Vorterix.

Más de 40 autos que esperaban para cargar combustible se retiraron cuando Pergolini apareció frente a ellos, caracterizado de oso polar, y acusó a la compañía de destruir una de las últimas regiones vírgenes del mundo. Al mismo tiempo, otros 20 activistas osos desplegaban carteles con consignas contra Shell. Al retirarse, dejaron bloqueados los surtidores.

“¿Saben cuál es el precio de perforar en el Artico en búsqueda de petróleo?”, fue la pregunta de Pergolini a los conductores presentes y empleados de la estación. “Yo soy el precio”, concluyó mientras se quitaba la máscara de oso.

Luego se acercó a cada vehículo para explicar a los conductores detalles sobre la campaña y las consecuencias del derretimiento del hielo y de la exploración de petróleo para las especies que habitan el Polo Norte y para todo el planeta. Los autos se retiraron dejando la playa vacía y a los empleados desconcertados.

“Es increíble que las mismas empresas responsables del cambio climático que produce el deshielo sean las que aprovechan este fenómeno para buscar petróleo en el Ártico“, expresó Pergolini al finalizar la acción.

El conductor se comprometió a ser activista contra la empresa petrolera durante la entrevista a un integrante de Greenpeace, realizada en su programa Tenemos Malas Noticias. A través del sitio www.yotebanco.org más de 40 mil personas dejaron su apoyo desde la web.

“Es muy importante para Greenpeace que una personalidad como Mario, con amplia trayectoria y tanta llegada pública, haya participado activamente en esta protesta”, declaró Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de la organización.

La campaña Salva el Ártico, lanzada por Greenpeace hace más de un año, ya cuenta con la adhesión de 4 millones de personas a nivel global que exigen que la zona deshabitada alrededor del Polo Norte sea declarada área protegida por las Naciones Unidas y que se prohíba la actividad petrolera y la pesca industrial que ponen en peligro esta región.

Archivado en: , , , ,