Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
25/08/2013 - 15:07

Destacada

“Olmedo murió con la mujer que quería”

Nancy Herrera habló con Crónica, al cumplirse 80 años del nacimiento de Alberto Olmedo el 24 de agosto, y se explayó sobre su relación con el capocómico que murió a los 54 años cuando se cayó de un piso 11 en la ciudad de Mar del Plata.

Yo no sé si el Negro hubiera llegado hasta los 80, pero creo que de tener salud, estaría trabajando, le gustaba mucho lo que hacía. Si no trabajaba -repite-, se moría“, dijo la ex mujer del humorista, madre de su hijo menor, Alberto, de 24 años.

“El otro día me puse a pensar y recordé unas palabras de mi hermano cuando me dijo: ‘Pensá que se murió en el mejor momento de su vida, con la mina que quería y tomando champagne; y no babeado en una cama hecho mierda’. Y yo me aferré a eso. Por algo será que la gente lo tiene allá arriba. Los grandes que fallecieron de muerte natural y deteriorados fueron olvidados, pero a mi Negro no lo olvidó nadie”, señaló.

Nancy convivió con Olmedo durante ocho años y, si bien atravesaron varias crisis, admite que se amaban profundamente. “Cuando falleció nos estábamos reconciliando. Es más, en mi billetera llevo una fotito de él cuando tenía tres años que me regaló su madrina. Obvio, la tengo plastificada porque está reamarillenta, y otra donde está con Matilde, su madre, a upa”, subrayó.

Por último, indicó que hace dos años que está en pareja. “Sí, desde hace casi dos años con Mario y estamos bárbaro porque vive en La Plata y nos vemos sólo los fines de semana, pero mañana vuelvo a Capital porque Lucas, mi hijo menor, cumple 20. Después, en familia vamos a festejar el de Albertito, el 26 de octubre, y el mío, porque el 20 de febrero cumplo 54″, explicó.

Para finalizar, comentó que Alberto estaba de viaje, y que ella siempre se ocupó de que conozca a su padre. “Se tomó unos días de descanso, pero no estoy segura si eligió esta semana para no estar acá, y tampoco estoy segura de si se hubiera acordado del cumple de su padre porque está con sus amigos y vive en una nube de pedos. Aunque yo siempre se lo recordé, porque él lo conoció posmortem a través de mis palabras, los trabajos que vio, los programas, las películas y por lo que la gente que realmente supo de su vida le habló. Porque hay nabos que dicen cualquier huevada“, finalizó.

Archivado en: , ,