Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
27/08/2018 - 16:57

En rehabilitación

Internaron a una Spice Girl por su adicción al sexo y el alcohol

Luego de su separación y la polémica por los tríos sexuales, la cantante sufre un fuerte trastorno de estrés postraumático y varias adicciones. Los detalles.

La cantante británica Melanie Brown, integrante de las Spice Girl con el apodo de “Mel B” fue internada en una clínica de rehabilitación para hacer frente a su adicción al alcohol y el sexo, según reveló el diario The Sun.

En medio de un fuerte trastorno de estrés postraumático que sufre, Brown tomó la decisión de comenzar el tratamiento. “Quiero a mis tres niñas más que a la vida”, aseguró.

NOTA RELACIONADA: Videos hot, tríos y aborto: Escándalo con una Spice Girl

La cantante y jurado del programa America’s Got Talent sostuvo que “los últimos seis meses han sido increíblemente difíciles para mí. He estado trabajando junto a un escritor en mi libro, Brutally Honest (Brutalmente honesta) y ha sido increíblemente traumático revivir una relación sentimental con tantos abusos y enfrentarme a tantos asuntos dolorosos de mi vida. Estoy siendo muy honesta sobre el hecho de beber para sobrellevar mi dolor, pero esa es solo una manera con la que mucha gente enmascara lo que realmente ocurre”.

Brown hace referencia a la complicada separación del productor de cine Stephen Belafonte, con quien se casó en Las Vegas en 2007 y cuya separación se hizo pública en marzo de 2016. Un año después la “Scary Spice” consiguió una orden de alejamiento de Belafonte, que según filtraron webs estadounidenses le había pegado (en una serie de abusos que empezaron desde que se casaron), la había obligado a realizar tríos y había amenazado con hacer públicos vídeos sexuales.

Hace un año, la ex spice quedó envuelta en una historia que contenía juegos eróticos, tríos sexuales y un aborto.

Lorraine Gilles, una joven alemana –que fue niñera de la ex cantante– reveló que quedó embarazada del ex marido de Mel B, Stephen Belafonte .

Y esto no quedó ahí, la mujer reconoció que tuvo relaciones sexuales con Belafonte pero siempre “en presencia de la cantante” y por pedido de la propia Spice. “Ella nos daba instrucciones sobre qué hacer o cuando Mel le pedía que se uniera a nosotras”, dijo y agregó: “Le gustaba mucho operar como camarógrafa y filmar los encuentros.”

Finalmente, al enterarse del embarazo, la pareja le habría pagado a Gilles 241 libras esterlinas para abortar.

Archivado en: , ,