Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
06/08/2018 - 00:59

Dolor en Hollywood

Murió la actriz Charlotte Rae, Edna Garrett en “Blanco y Negro” y “Los Hechos de la vida”

La legendaria comediante falleció a los 92 años en su casa de Los Ángeles. En 2017 le habían diagnosticado cáncer de huesos.

La legendaria comediante Charlotte Rae, recordada por su entrañable papel como la señora Edna Garret en “Blanco y Negro” y luego en el spin-off “Los Hechos de la vida”, falleció a los 92 años en su casa de Los Ángeles.

La querida comediante, conocida mundialmente por interpretar a la señora Edna Garrett en la serie “Blanco y Negro” y luego en el spin-off “Los Hechos de la Vida”, murió este domingo a los 92 años en Los Ángeles, informó su representante.

En abril de 2017, la actriz reveló a People que padecía cáncer de hueso. Además, contó que había logrado vencer, luego de seis meses de quimioterapia, a un cáncer de páncreas que le había sido diagnosticado en 2010.

Rae, originaria de Wisconsin, tuvo papeles en radio, teatro y televisión antes de participar en Blanco y Negro. El éxito de su personaje fue tal que Rae abandonó el programa durante la segunda temporada para encabezar Los Hechos de la Vida, serie en la que participó durante siete años.

Además, fue actriz invitada en series como La Reportera del Crimen, ERThe King of Queens, Pretty Little Liars y Sisters, entre otras. Y apareció en películas como Don’t Mess with the Zohan y Tom and Jerry: The Movie, entre otras.

En la década del 50, hizo varias apariciones en el mítico The Ed Sullivan Show. Su primer gran éxito fue en la sitcom de Car 54, Where Are You? (1961 – 1963) como Sylvia Schnauser.

A lo largo de su carrera, la también cantante recibió dos nominaciones al premio Emmy y dos al premio Tony.

Su último proyecto fue Ricki and the Flash: Entre la Fama y la Familia, película protagonizada por Meryl Streep que se estrenó en 2015.

En ese mismo año, Rae estrenó sus memorias, “The Facts of My Life”, donde narra su vida, profundiza en cómo mantuvo casi 44 años de sobriedad -en su juventud luchó contra su adicción al alcohol-, describe cómo descubrió que su amado esposo, John Strauss, era bisexual y explica cómo lidió con la muerte de su hijo mayor, Andrew, que era autista y sufría demencia.

A pesar de sus problemas, la actriz siguió viviendo la vida con una inmensa esperanza y positividad. “A los 91, todos los días es un cumpleaños”, había dicho.

“En mi libro, quiero decirles a todos que celebren todos los días, que saboreen el día y sean buenos consigo mismos, que se amen, y luego puedan ser buenos con los demás y servir a los demás”, expresó.

 

 

 

Archivado en: ,