Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
16/07/2018 - 10:10

Furioso texto

La carta dedicada a Jimena Barón y a las “influencers” que hizo enfurecer a Florencia Peña

Desde un sitio llamado “Mujeres que no fueron tapa” acusaron a la cantante de “contribuir a la construcción de la cosificación de las mujeres”. La actriz mostró su indignación y salió con todo a bancar a su colega.

Luego del escándalo que se generó tras la publicación de una serie de fotos de Wanda Nara al natural, Jimena Barón compartió con sus seguidores una foto de su sensual cuerpo de espaldas, dejando al aire su generoso “QLO” .

“En pleno debate sobre el cuerpo de la mujer y la exposición”, Jimena quiso diferenciar lo que muestran las revistas y algunos posteos en Instagram, donde suelen usarse filtros o aplicaciones para retocar las imágenes, de “la vida real”. La actriz llamó a las mujeres a aceptarse tal como son, aunque a veces “jueguen” con las fotos.

“Querer verse linda para una sentirse bien esta genial, un molde de linda no está nada genial. Aquí yo recurrí a la famosísima y más chota luz dicroica para presentarles a mi celulitis en su máximo esplendor. Recuerden que seguiré jugando a subir las fotos más lindas pero también recuerden que éste es mi QLO bajo la fucking dicroica y lo amo también”, señaló en un post dedicado a sus seguidores, con quienes siente tener un tipo de responsabilidad.

En pleno debate sobre el cuerpo de la mujer y la exposición, me quedé pensando varias cosas. Tengo casi 4 millones de seguidores que sinceramente no es algo demasiado importante en mi vida, pero soy consciente de mi llegada a la gente e intento (ademas de hacer pelotudeces todo el día) ser vocera de buenos mensajes también. Entendí que nosotros los “artistas” ponele…tenemos muy naturalizado el juego de la imagen pero qué tal vez la gente ahí afuera no termina de entender y me dio algo de pánico pensarlo. Las marcas, revistas, productoras y demás nos quieren lindas, nos cuidan la luz, los planos, las fotos, nos retocan o nos dicen en qué horario luce mejor la piel para las fotos además de ponernos filtros y luego en edición Photoshop. A veces más a veces menos pero es así. En Instagram pasa algo parecido, yo no soy de retocar las fotos (me he sacado granos y ojeras eso si) pero no el cuerpo. Ahora…soy fantástica con la luz! debo admitir…algunas fotos son súper espontáneas y otras una búsqueda agotadora de la toma perfecta. Chicas, el juego de las fotos lindas esta genial pero por favor sepan NO ES LA VIDA REAL. Querer verse linda para una sentirse bien esta genial, un MOLDE PERFECTO de linda NO está nada genial. Aquí yo recurrí a la famosísima y más CHOTA LUZ DICROICA para presentarles a mi celulitis en su máximo esplendor! recuerden que seguiré jugando a subir las fotos más lindas pero también recuerden que éste es mi qlo bajo la fucking DICROICA y lo amo también 😊♥ (de hecho fíjense que la pierna de la izquierda que está más a oscuras sale más perfectita 🤷🏼‍♀️) . #LUZMALACHALLENGE #nofilter . Pd: merece un posteo aparte el caos de mi ropero, pero eso ya es para ir a terapia…

Una publicación compartida por Jimena Baron (@baronjimena) el

El posteo de Barón no cayó bien en las encargadas del blog Mujeres que no fueron tapa, quienes le dedicaron un furioso texto con tinte recriminatorio hacia ella y a las llamadas “influencers”. Desde dicho sitio culpan a Jimena de “contribuir a la construcción de la cosificación de las mujeres”.

¿De verdad no sabés lo que provocan tus imágenes? ¿De verdad no tenés idea del mensaje que construyen? ¿De verdad crees que las revistas y las marcas editan tu cuerpo para cuidarte? ¿De verdad crees que se trata de vos? ¿Alguna  vez te pasó que no te dejaran entrar a un lugar por por tu aspecto físico ¿Tuviste problemas para conseguir ropa o te bancaste el desprecio de que la vendedora te pregunte “es para vos”?”, arrancan.

Y siguen: “Todo lo que implican esas preguntas son los barrotes de una cárcel que imponen los estereotipos como el que vos encarnás. Ese que los medios nos refriegan por la cara 24 hs. por 7 días a la semana,  para aislarnos, para convertirnos en cosas, para alienarnos en la apariencia, para deshumanizarnos”.

Y no nos cuentes tu historia de superación, de como trabajar el cuerpo para encajar, del esfuerzo de cuidar el cuerpo, “comer sano” y hacer gimnasia, tampoco nos cuentes que sos naturalmente así. No importa.  Gracias, no queremos saber como lo hacés, porque no queremos encajar.  Queremos ser libres de opresiones y que no se nos impongan modelos”, aseguran.

¿Importa si tenés celulitis? Si y no, depende. Igual vamos a seguir viendo tu cuerpo a cada cinco minutos, un cuerpo que de todos modos encarna el standar que nos imponen. Una belleza que es ficción asociada a la felicidad. Lo vamos a seguir viendo hasta que tu cuerpo también deje de encajar y encuentren otro cuerpo para mercantilizar”.

“Gracias por la honestidad de la foto sin filtro de tu cuerpo semidesnudo, pero cada vez que vos expones tu cuerpo como una cosa, a la opinión y el comentario,  contribuis a la construcción de la cosificación de las mujeres. ¿Sabés las consecuencias? Las cosas no son personas. A una cosa se la puede quemar, destruir, aplastar, perforar, penetrar. No es liviano ni es gratis para nosotras, probablemente tampoco para vos”, continuó la suerte de carta abierta.

Luego, como si Jimena no tuviera derecho sobre su propio ser, expusieron: “Porque cada vez que vos ‘ejercés la libertad de hacer con tu cuerpo lo que querés’ estás siendo herramienta de disciplinamiento de los nuestros, vos recibís dinero, reconocimiento, beneficios, nosotras solo los perjuicios”. “Cada vez que vos te cosificás, como “ejercicio de tu libertad” nos cosificás a todas”, insistieron.

Por último, lanzaron: “Te pedimos sororidad hermana, sororidad con nosotras, con les niñes, con nuestro cuerpos y nuestras vidas”.

 

Lejos de callarse, la intérprete de “La Tonta” respondió: “Si a mi me pagaran por estar desnuda viviría de rentas y no tendría que laburar. No comparto en absoluto tu concepto de libertad y cosificación. No soy el ejemplo de la que tuvo suerte en la ‘lotería de genética’ me rompo el lomo entrenando porque quiero y me hace bien, lo disfruto! (…) Mujeres reales somos todas. Cada una con su libertad de hacer lo que se le cante con su cuerpo y a no mirar tanto a la de al lado“.

Vengan a criticarme el día que yo aconseje que no coman, o que coman poco, o que pesen tanto o me ría de alguien. Yo morfo como un toro, como sano, entreno como un puma y todo ese combo, además de haberme cambiado mucho el cuerpo, me hace sentir fuerte y llena de energía. ¿Y lo malo?”, cerró Barón.

Pero el tema no terminó ahí. Una de las primeras en reaccionar y expresar su enojo con el violento texto y salir a bancar a Jimena, fue Florencia Peña.

Estoy en desacuerdo absoluto con este artículo. Banco a todas las mujeres que eligen mostrarse cómo se les canta el culo. Libres. Con o sin panza. Con tetas o sin tetas. Somos nosostras las que debemos descontruir ese prejuicio de belleza, cagándonos en los estereotipos”, tuiteó la actriz.

Y continuó: “Eso no va en desmedro de las acciones de tantas mujeres que desde sus historias personales y desde sus ámbitos laborales construyen conciencia y llevan mensajes siendo sonoras y empaticas con sus pares. Ser flaca, gorda, alta o petisa nada tiene que ver con sentirse fuerte o débil”.

“Podes sentirte bella más allá de tu fisonomía. Nuestro cuerpo es parte de nuestro todo. Y quererlo sea como sea es un gran paso para sentirnos empoderadas. Mi cuerpo es imperfecto como el de tantas mujeres. Me gusta cuidarlo. ¿Que hay de malo en eso? Me quiero. Me gusto. Me siento feliz con quien soy y con mi cuerpo. No quiero que seas como yo. Me muestro porque soy libre de hacer lo que me haga feliz. No te estoy diciendo cómo tiene que ser tu cuerpo ni que valor darle. No lo hago para agradarte. Lo hago por mí. Y para mí”.

Nadie está enviando un mensaje de cosificación. Hace lo que quieras mientras sea tu elección. Y si querés salir en pelotas, adelante. ¿Quién soy yo para decirte lo que tenés que hacer? El mensaje de Jimena Barón fue claro. Mientras no pongamos la razón de ser en vernos bellas, todo juego vale”.

No seamos nosotras las que nos juzgamos. Querámonos en libertad. Y la aseveración de que nosotras no somos reales no es más que un prejuicio. Salir en una tapa es parte de nuestro trabajo. No lo reduzcan a lo que somos. Eso es sororidad, ¡hermana!”

“La hipocresía de que solo en las tapas de las revistas se usa Photoshop es espectacular. Cualquier cuenta de Instagram hoy se usa con filtros. ¿Y? Las mujeres reales somos todas. Con o sin filtro. Lo que somos, pensamos o transmitimos ¿vale menos por la cantidad de filtro que usamos? Resulta que las Mujeres que salen en tapas de revistas no son reales ¿y las anónimas si? ¿Y eso? ¿De donde se construye? ¿Desde qué lugar? Esta lleno el mundo de mujeres mas o menos comprometidas. Más o menos conscientes. Y eso no lo define la fama o el anonimato. Eso es prejuicio“, cerró Peña, notablemente indignada con la publicación.

Archivado en: , ,