Exitoina

RSS

G Plus

Facebook

Twitter

 
08/03/2018 - 15:34

Día de la Mujer

Sandra Mihanovich: “El varón bien plantado, es feminista”

Sandra Mihanovich. FOTO: Gentileza Usina del Arte

Por Florencia de Sousa | La intérprete con más de cuarenta años de carrera formará parte de un espectáculo homenaje a las mujeres en la Usina del Arte el domingo. Qué piensa sobre el feminismo; el rol de la mujer en la sociedad y el machismo.

Sandra Mihanovich es una de las artistas convocada el domingo 11 en la Usina del Arte (Caffarena 1, La Boca) para participar de un show conmemoración por el Día de la Mujer. Asimismo este jueves se presentará en Quilmes, en el marco de las Segundas Jornadas sobre el Rol de la Mujer en la Sociedad en ese municipio.

—Te convocaron para cantar en dos eventos que conmemoran el Día de la Mujer y uno de ellos junto a otras artistas como Adriana Varela, Claudia Puyó, Daniela Herrero, Ángela Torres, Rosario Ortega e Hilda Lizarazu, entre otras ¿cómo te sentís cuando te llaman para homenajear a las mujeres?

—Marzo es especial, es un mes en el que nos ponemos de manifiesto donde cada día creo que es más visible y más importante todo lo relacionado con la temática de la mujer; el 8 de marzo se pone todo al rojo vivo y me encantan estas convocatorias (donde me llaman para participar). Una chica en Facebook no estaba de acuerdo conmigo porque decía que el 8 de marzo no es para encerrarse en un teatro sino para salir a la calle y yo le dije que sentía que cada una elegía el lugar donde quería y podía estar y yo siento que mi mejor forma de manifestarme es cantando y participando de una jornada donde se va a hablar de la temática de la mujer. Creo que para mí el regocijo se completa por el hecho de poder cantar y sobre todo por el hecho de poder juntarme con otras chicas, otras pares muy distintas entre nosotras, entre géneros y voces. Me gustó mucho que me convoquen y además que sea en la Usina porque es un polo cultural que la Ciudad ha hecho crecer cada vez más y; que sea el domingo y al aire libre y gratuito, me parece extraordinario.

—Más de cuatro décadas sobre los escenarios ¿en algún momento sufriste por el machismo de los colegas?

—Yo siento que tuve algunos comodines como para poder mezclarme y sumarme. Arranqué de pronto siendo la hija de una mujer querida y conocida, grosa de los medios, decían ‘bueno, es la hija de Mónica (Cahen D’Anvers), vamos a ver qué hace’, por lo menos por curiosidad lo hacían. Creo que pude ir encontrando a través de los años el repertorio adecuado como para tejer una identidad y una manera de cantar, soy sobretodo intérprete, he compuesto algunas canciones pero lo mío es ser intérprete y en estos más de cuarenta años lo he podido consolidar, me he ganado un espacio y diría que todo lo hice con mucha naturalidad porque no siento haber estado tirando de un carro pesadísimo. Aunque hay algunas anécdotas, por ejemplo cuando mi productor Ricardo Kleiman cuando se acercó a Mario Kaminsky y le dijo ‘yo quiero grabar un disco con Sandra’,  él le dijo ‘bueno si vos querés no hay problema, pero vos sabés que las mujeres no venden’ fue la respuesta. Este prejuicio existía pero creo que fuimos varias las que hemos podido tirarlo abajo y demostrar que las mujeres, o los varones, podemos hacer las mismas cosas; bien o mal porque no somos perfectas ni mucho menos. Creo que en todos los oficios el rol de la mujer ha ido de menor a mayor en cuanto a la certeza de poder desempeñarnos con total idoneidad, creo que el camino de la mujer desde el Siglo XX hasta el XXI ha crecido y se ha desarrollado de una forma extraordinaria.

—¿Sos feminista?

—En los años ’80 me lo preguntaron y dije que no, no lo sentía como una necesidad, se ve que yo andaba por la vida como creyendo que no hacía falta. Pero desde estos últimos años, sobre todo desde la concentración tan clara, violenta y fuerte de la violencia de género, desde los movimientos del Ni Una Menos, siento que no hay otra opción, creo que ser feminista es lo que todos debemos ser: mujeres y varones, el varón bien plantado es feminista. Lo que sucede que los grandes enunciados como ‘feminismo’ suenan a exagerados pero yo hablo de un feminismo donde varones y mujeres podamos hacer las mismas cosas, tengamos los mismos derechos y las mismas responsabilidades, yo no hablo de estar en contra de los varones, de ninguna manera.

—De hecho en una entrevista sostuviste que existen algunas mujeres que son más machistas que los hombres…

—Pero por favor, las mujeres machistas son las más bravas porque son las que crían los hijos, las que se bancan los maridos, las que sostienen los hogares machistas son bravísimas porque tenemos mucha fuerza las mujeres, entonces creo que cambiar la cabeza de las mujeres machistas no es una tarea para nada sencilla y es desde ahí, porque el machismo es desde el niño al que la mamá le dice: ‘Vos no podés llorar porque sos varón’. Y no es así, llorá todo lo que quieras si sos varón, si sos mujer… si querés llorar, llorá. Eso no te hace más ni menos hombre. Son cosas tan instaladas, tan pequeñas, que no nos damos cuenta,  aveces hay comentarios tan tontos y cotidianos que son frases machistas que a veces ni nos damos cuenta. Siento que estamos en un momento en el cual podemos adoptar la actitud que querramos, las militancias por ejemplo son muy necesarias, pero yo no soy una mujer militante, soy feminista pero no soy militante. Como con el tema de la homosexualidad o la militancia del movimiento LGTB, (lesbianas, los gays, los bisexuales y las personas transgénero); yo canto Soy lo que soy y esa es mi militancia, hasta ahí llegó.

—Por lo que dijiste, tenés buen manejo de las redes sociales y sos de contestar a quien te escribe…

—Tengo un Facebook oficial que manejo, no tengo una webmaster que me escriba. Cuando me escriben en forma directa yo contesto. Trato de no hacer comentarios políticos porque la política es complicada, es difícil, enseguida está la otra pata que no le parece bine lo que decís, entonces dejo que los comentarios políticos sean personales dentro de mi familia y amigos, pero la postura radicalizada política tampoco me parece sana, para mi por lo menos, no digo de los demás, cada uno elige el lugar donde se puede poner.

—En 40 años sobre los escenarios te habrá pasado de todo, pero ¿qué sentís cuando alguien va a un show y se te acerca emocionado por haberte escuchado cantar?

—Es muy movilizante, te da emoción y te carga de pila y de endorfinas. Te hace ser muy feliz, pero sobretodo te hace tener conciencia de lo que es la música como medio de sanación, de felicidad. La música para todos nosotros es algo absoluta y totalmente positivo y todos tenemos un vínculo con la música, ya sea de una u otra manera. Tengo la bendición de haber elegido un camino donde la música pasa a través mio, me permite comunicarme y hacer este ida y vuelta, el sentimiento que tengo es de puro agradecimiento.

—Después de presentar el CD/DVD 40 años de música, ¿preparás un nuevo material?

—Estoy trabajando en algo nuevo, pergeñando para qué lado vamos. Siempre hay mucha música linda para cantar, estoy viendo justamente como cuando uno pone un moño a una determinada cantidad de tiempo o a un ciclo muy importante, como ha sido los 40 años de música, te queda un campo abierto, enorme y precioso. Estoy escuchando mi cabeza, mi corazón ,y las personas que están a mi alrededor y a la gente de Sony Music que fueron los que han convertido en realidad loa 40 años de música y el festejo. Sumando información y tratando de definir, esta época te permite además no presentar todo un disco de golpe sino que te deja ir buceando un poquito.

Con la bandera de la donación de órganos arriba. Sandra protagonizó en 2012 un enorme gesto de amor al donarle a Sonsoles Rey, su ahijada e hija de su pareja Marita Novaro Hueyo, un riñón. Desde ese momento, la artista apoya la causa para que la gente tome conciencia y sea donante. “La donación de órganos es una camiseta que me puse hace cinco años, la vida me hizo poner y la llevo contenta y orgullosa, siento que puedo laburar para eso. Creo que uno tiene que ponerse la camiseta que uno siente que le queda bien”, cuenta.

“Siento que concientizar sobre la donación de órganos, hacer pensar, generar que la gente no se diferencie con respecto a esta temática donde hay más de 7 mil personas, casi 8 mil, ya la cifra está desbordada de gente que espera un órgano para continuar con su vida  o para vivir un poco mejor, me parece que es algo que no tiene contra. En mis espectáculos suelo incluir alguna canción relacionada con el tema, o hice cuando festeje mis 40 años con la música en el Teatro Ópera, les propuse a todos los artistas invitados que cantáramos Soy parte de lo mismo y todos dijimos ‘soy donante’. Me importa el tema, más que nada generar que alguien se detenga a pensar porque lo más complicado con el tema de la donación está relacionado a la muerte y en ese momento no hay tiempo para pensar, hay que pensarlo antes, no en ese momento trágico, doloroso y cuando nos quedamos petrificados y no sabemos qué hacer”, concluye Mihanovich.

 

Archivado en: , , ,